Nacional

LUIS ALAMINOS Y EL TEATRO EN CHIAPAS

Por lunes 15 de febrero de 2016 Sin Comentarios

Por: Sofia Mireles Gavito

luis alaminosDesde el siglo XIX existía ya en Chiapas una tradición de representaciones teatrales; en ese entonces, el teatro cumplía la función de comunicar mensajes cívicos o religiosos. En 1913, el Gral. Palafox, fue uno de los gobernadores que más interés mostró por las actividades culturales, en especial hacia el teatro; organizó con el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, una velada lírica-dramática en el teatro del Estado, donde se presentaron zarzuelas y operetas.

Más tarde, encontramos algunas formas de diversificación del teatro en Chiapas, como entre 1934 o 1935, surge un grupo de teatro folklórico dirigido por Eraclio Zepeda Lara.

En 1949 se inicia en Chiapas una nueva forma de hacer teatro. Por un lado, José U. Beristany dirige algunas obras de teatro: La Casa de los Misterios y El Novio Matuzalén, desde la Escuela de Prácticas Escénicas; y por otro lado, aparece en el Ateneo de Ciencias y Artes de Chiapas el teatro gracias a Jorge Tovar, el guión elegido fue el Primer Destilador, de León Tolstoi.

Después de dirigir esta obra y una adaptación de la obra de Afanásiev, La Unión hace la Fuerza en 1951; el Sr. Jorge Tovar abandona el Estado.

Es hasta la llegada de Marco Antonio Montero a alaminosTuxtla Gutiérrez el 20 de junio de 1953 y la de Luis Alaminos Guerrero, al día siguiente, que se inicia una nueva época del teatro en el Ateneo de Chiapas, y en la historia del teatro producido en el Estado.

Luis Alaminos Guerrero nació en Nerja, Málaga, España el 29 de octubre de 1930. Su padre participó en la Guerra Civil Española desde 1936 a 1939. Después de la derrota del bando republicano, primero viajó con su familia a la República Dominicana y posteriormente llegó a México en calidad de exiliado. Estudió en el Colegio “Luis Vives” de la ciudad de México y la carrera de maestro en artes plásticas en la Escuela de San Carlos.

Trabajó con Marco Antonio Montero montando algunas obras teatrales. Se le considera como impulsor del teatro en la capital de Tuxtla Gutiérrez. Fue formador de los actuales directores escénicos que dirigen grupos teatrales.

Se dice que Luis Alaminosalaminos 2 llegó a poner en escena alrededor de 80 obras de teatro durante casi cincuenta años en Chiapas, entre ellas: Frontera junto al mar, de José Mancisidor (Ateneo Experimental, 1954); La Rebelión de los Colgados, de Bruno Traven/ Seki Sano (Grupo de teatro del ICACH, 1968); Luces de Carburo, de Federico S. Inclán (Grupo de teatro experimental, 1955); La Bola, de Emilio Rabasa, 1956; Sueño de una Noche de Verano, de Shakespeare (grupo de teatro del ICACH, 1967); El Tejedor de Milagros, de Hugo Argüelles (grupo de teatro del ICACH, 1968); Volpone El Zorro, de Ben Jonson (Grupo de teatro ICACH, 1972); Nadie es dueño de un Burro, una adaptación del cuento de Bruno Traven (Alaminos, 1988); etc.}.

El Primer Premio Nacional de teatro que ha obtenido un grupo procedente de Chiapas fue conseguido por el Ateneo Experimental en 1960, con la obra La Rebelión de los Colgados, de Bruno Traven, en una adaptación de Seki Sano dirigido por Luis Alaminos.

El grupo obtuvo el primer lugar en este certamen convocado por el INBA y con ello demostró la calidad artística que tenía el teatro en Chiapas en la década de los sesenta del siglo XX.

A inicio de la década de 1980, gran parte de la actividad teatral en Tuxtla Gutiérrez se llevaba a cabo por la Escuela Normal Superior del Estado y por la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), en la cual colaboró precisamente el maestro Luis Alaminos, quién fue nombrado Director del Departamento de Extensión Universitaria.

Con la gestión de Alaminos en la UNACH se inaugura una nueva etapa en el arte teatral en Chiapas, cuyo lento desenlace culminó hacia inicios del año 2000. Y es a partir de esa década de los ochenta, que el teatro comenzará un lento declive, y cada vez menos grupos teatrales habrán de lograr que sus trabajos tengan trascendencia nacional.

Luis Alaminos muere el 19 de marzo del 2000 en Tuxtla Gutiérrez y sus cenizas se colocaron en Santo Domingo, República Dominicana junto con su madre.

RECONOCIMIENTOS.
En 1988 recibió el Premio Chiapas en Artes.
En 1998, un grupo de ex alumnos realizaron una exposición-
homenaje de su obra pictórica en Tuxtla Gtz.
La Casa de la Cultura de Tuxtla Gutiérrez lleva su nombre.
BIBLIOGRAFÍA.
Calvo Guillén, Guadalupe. Una época de esplendor del
teatro en Chiapas. El Ateneo Experimental y otros grupos
(1950-1970). UNICACH. México, 2015. Pp: 155.

*Cronista Tonála, Chiapas.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.