Estatal

VIGILIA INFRUCTUSA

Por martes 31 de marzo de 2015 Sin Comentarios

Por: Teodoso Navidad

Se alargaron los minutos y las horas

Vigilé la cara del reloj,

 que no supo el porqué,

de mis desvelos

 muy temprano la veré, me dije.

 Oí los ruidos de la noche

anhelante, con vago temblor.

Desee como pocas veces

 que las manecillas avanzaran

Para disfrutar aquel amanecer,

como otras tantas lo viví

Solo pensé en las delicias de tu boca

que me enciende

y en las curvas cadenciosas de tu cuerpo

donde encuentran espacio mis lujurias.

Mi alma se inquietó por esas largas horas de suspenso

El amanecer me sorprendió emocionado,

para encontrarme con la crueldad de tu desgano

La vigilia fue infructuosa.

Oí tu desinterés a través del teléfono

Tu voz me despertó de la esperanza ilusa

pues tenías otro compromiso.

Tus manos entrelazadas con las mías,

Tus excitantes ansias y tus puntos de explosión

Se dispersaron en la bruma de las primeras horas

de aquella vigilia interminable

Luego volví a la carga

a buscarte anhelante y suplicante

en las siguientes horas

con el ferviente deseo de adorarte

inútil fue la espera…nunca llegaste.

Hice mal lo reconozco…eres como la bruma

A veces estás..A veces te vas

Muy tarde comprendí

Que no eres verdaderamente mía

Reconozco que me duele,

tu desdén y tu ironía

Hoy tengo miedo de mi mismo

Porque ya no siento lo que antes,

al darme cuenta que no me perteneces

Te juro que me duele y no quisiera

Creer que empiezo a no quererte

por sentir lo que antes no sentía

no quisiera lastimarte

porque antes por insignificancias de celos, me moría.

Y al saber de tus desdenes

Tus desaires y tu olvido

Te juro que me duele

No por lo de hoy

Sino por todo lo vivido

* La Promesa El dorado Sinaloa, Marzo de 2015

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.