Nacional

“La imperfección perfecta”

Por domingo 2 de noviembre de 2014 Sin Comentarios

Por Ernesto Ríos Rocha*

-¿Entonces no odias los problemas ni la guerra? Pregunté

‘‘¿Cómo puedo amar la oscuridad si soy luz?’’ Dijo – ¿Cómo puedo amar la ignorancia si soy sabiduría? ¿Cómo puedo amar la guerra del fusil material si soy paz?

Aun no entiendo- dije.

El prosiguió- Nuestro padre puede hacer todo. Mi hermano no puede hacer el bien,  tan solo el mal, y yo no puedo hacer el mal, solo el bien. La mano izquierda, esto es, Satán, es parte del cuerpo del padre, es una mano muy necesaria y está hecha para luchar contra la derecha que soy yo y que también soy parte del cuerpo de mi padre. Una es oscuridad, la otra luz. Chocamos, y al chocar formamos la chispa existencial de la dualidad del bien y el mal, los cuales no pueden existir el uno sin el otro y juntos forman el rostro y cuerpo completo de nuestro padre infinito; es decir el todo. Somos millones de células que formamos una unidad total, con su blanco y negro que son dos encerrados en un solo círculo unitario que es la existencia. Si deja de existir el bien tampoco existirá el mal. Y viceversa.

¿Haces guerra tú también? Le pregunté.

Si- contestó – Mis armas son la luz, los rayos de sabiduría, son también uno de los filos de la espada de doble filo que sale de la boca de mi padre, el verbo sabio; y mi guerra es el conocimiento de la verdad, es abrir los ojos y ver la luz y el entendimiento.  Destruyo la oscuridad al alumbrar. Mis soldados son un ejército de seres de luz con legiones en todo el universo.

Satán puede tapar la pincelada blanca con su negra pintura solo una vez, pero mi blanco luminoso taparía cualquier pincelada negra y  jamás otra oscura pintura la tapará, si no que saldrá siempre por encima su luminosidad permaneciendo ante todo.

¿Cuántas veces has ido a mi tierra?  Pregunté

En ésta Era, sólo una vez. La primera para corregir y guiar, y la segunda, la cual iré en unos días celestiales, será para juzgar, porque a Satán se le está terminando su tiempo terrestre y después de que lo aventé a la tierra engendró un hijo, un oscuro anticristo que ya ganó mucho espacio, pero llegaré en poco tiempo y descenderé a tu tierra para acabar con él.

¿Destruirás a tu hermano?  – Pregunté. ¿Destruirás el brazo oscuro de nuestro padre?

No.  Contestó.  ‘’Alumbraré la oscuridad de los habitantes en tinieblas, destruiré la ignorancia, dejaré visible la verdad, la luz, el amor; curaré a los enfermos, perdonaré a los afligidos, borraré la holografía oscura y el virus del dragón, sanaré la ceguera y le daré la libertad a los presos, Iluminaré el camino, seré la verdad y la vida eterna. Así Satán quedará preso cuando no pueda abrir puertas mentales de enfermedad. El brazo oscuro siempre estará. Mi padre es eterno y  sus brazos también, pero los habitantes del brazo oscuro podrán ser liberados hasta llegar a la fortaleza iluminada del brazo derecho del padre universal.

-Entiendo. Dije. Pero tengo entendido que al debilitarse Satán se debilitará el brazo izquierdo de nuestro Padre celestial y será como un discapacitado. Creo que no puedes quitarle oscuridad a la siniestra ni ponerle demasiada luz a la diestra porque habrá un desequilibrio. ¿Vedad?

Te contaré una historia y con ella el ‘’secreto de la creación’’. Te la dice el Unigénito.

“Nosotros no necesitamos a Satán. Ni mi padre. Solo ustedes los aún mundanos. Satán es sólo un programa o un procedimiento de angustia por medio de la ignorancia que nos da al final sabios resultados de sabiduría ante el error, pero este programa “Satán” dejará de existir cuando ya los humanos hayan ha prendido pues ya no será necesario probar a los humanos porque mi padre sabrá que los humanos ya entendieron el asunto de la existencia y les dará un espacio limpio para vivir, por mil años, con un programa de paz desde su máquina virtual.

Entonces dije – ¡Qué lástima que a los humanos no nos basten los consejos y la palabra para aprender¡ ¡Qué lástima que nos sirva lo que tenemos y el amor del Padre para aprender, y que tengamos que perderlos para poder valorarlos! ¡Qué lástima que tengamos que caer hondo para poder saber que estábamos arriba!

Y Dijo –Los humanos se sienten solos aun pisando la cabeza del creador. Le piden su mano y no estiran la de ellos para tomar la del Padre que siempre la ha tenido estirada, y eso se debe a su ceguedad y falta de entendimiento, es decir, aún no saben quién es el altísimo; no lo conocen y por lo tanto creen que no lo tienen, que él no está con ellos y que se ha alejado, cuando el altísimo, es el que les da todo a diario y les prepara el camino de la vida. El mundo es una escuela. Cada dimensión y vida es un grado. En esta escuela debes tener problemas para que puedas pensar en resolverlos con tu propia capacidad, y he ahí la prueba de tu conocimiento. Los problemas de la ignorancia los provee Satán y yo los resuelvo. Él está en tus conflictos y yo en tus soluciones. Los dos estamos en ti pero tú eliges quien es el que labora a cada momento en tu interior; el que dice mentira o el que dice verdad. Los dos acudimos cuando llamas a alguno de los dos. Solo proveemos tu mandato. Somos el bien y el mal. Pero tú eres el que lo decide actuar. Cuando me haces trabajar, tu diablo descansa y se deprime. Y cuando lo pones a trabajar yo me salgo y me voy. Los humanos y los demás mundanos de otros planetas necesitan a Satán para cursar la universidad de las 7 vidas. Pero Satán no debe permanecer en ti porque mueres, si no que al verlo debes sanar tu dolor y esa experiencia es la que representa el crecimiento.

Nosotros los Ángeles no necesitamos a Satán. En el cielo no es necesario. Nosotros somos luz pura al igual que tu espíritu, solo que tu carne es portador de pecado el cual es la especialidad de Satán.  Mientras seas humano serás dualidad, luz y oscuridad”.

Este es el ‘’Secreto de la Creación’’. Mi padre te dirá el ‘’Secreto de la Existencia’’.

¡Te repito brillante, que la fortaleza del cuerpo está al lado derecho, y el izquierdo es una imitación al revés de color contrario de la cual se sujeta el inicio de la sabiduría!

Prosiguió – Tus hermanos terrestres miran pero no ven, oyen pero no escuchan, saben pero no entienden.  Y dicen ‘’No hay mal que por bien no venga’’ pero no entienden lo que dicen.

El bien inicia la historia, el mal la prosigue y el bien vuelve a culminarla.  Siempre triunfa el bien al final de la historia.  No hay mal que dure siete mil años, porque al séptimo desaparece’’.

¿Qué piensas de nosotros, los seres humanos? ¿Cómo es que pueden estar juntas la sabiduría y la ignorancia? ¿Cómo es que puedes soportar a tu hermano el Diablo? ¡Por favor alúmbrame! Dije. ¿Cómo es que Dios necesita al Diablo? ¿Cómo es que lo bueno necesita lo malo y lo malo lo bueno? ¿Cómo es que siempre deberá de haber un conflicto para poder hacer una historia? ¿Cómo podría yo entender esto? ¡Alúmbrame señor! Pregunté desesperadamente.

Bien –Contestó –Te aclararé. Pondré estas frases en tu holograma para que las medites en tu camino y obtengas el entendimiento:

*Pintor, escritor, narrador y pedagogo.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.