Nacional

Segunda noche de romance musical en Tijuana.

Por viernes 3 de mayo de 2013 Sin Comentarios

Por Raúl Barba A*

Segunda-NocheEn noche de cálidos aplausos se convirtió la variedad familiar, con actuación de elementos artísticos de la región, que provenientes de distintas partes del país, se han arraigado en la bien amada nacionalista, fronteriza ciudad de Tijuana. En el nicho cultural “Café Literario” de La Casa de la Cultura, ubicado en la colonia Altamira tijuanense, fue escenario al que concurrieron más de medio centenar de espectadores que disfrutaron de talentos que en mi papel de maestro de ceremonias fue un lujo presentar.

El evento inicio con la participación del escritor y autor de temas musicales -con quien he realizado canciones-, Roberto Pareyón Torreblanca, (distritofederalence) con una charla basada en su libro “La Época Romántica de México”, donde cuenta de la enorme efervescencia-, que lamentablemente se ha ido extinguiendo-, que había en la ciudad de México; narró cómo se vinculó de manera personal y amistosa con Carmela y Rafael, con Amparo Montes, con Ema Elena Valdelamar y que fue gracias a la canción de esta última, “Mucho Corazón” lo que fue el picaporte para entabla relaciones amistosas, artística e inolvidables Pareyón para sus amigos recopilo un “titipuchal” de versiones con distintos cantantes -incluido yo-, con ese famoso tema que nos ha obsequiado a muchos en un valioso disco compacto.

Enseguida me tocó el turno para interpretar tres temas, dos de antaño “A donde irán las almas” del compositor Rodolfo Mendiolea y “Quisiera ser Golondrina” del inolvidable Wello Rivas, aportando Pareyón, el dato de que esa canción se la compuso Wello a su madre, finalice mi participación como intérprete cantando de Pareyón-Barba una canción que bautizamos:” Tres arteras puñaladas”. Para continuar disfruté acompañar con mi guitarra, a una dama que interpreta con énfasis y sentimiento cautivador las canciones románticas; Yolanda, que arrancó fuertes aplausos del respetable, sobre todo cuando canto una tradicional de corte mexicanista “Golondrina Presumida” en la que en algunas partes hice segunda voz. Toco su turno luego al niño de 10 años Christopher (tijuanerito), que nos enterneció y gusto mucho, pues su voz es muy dulce y su dicción entendible absolutamente. Anda promoviendo una canción, con arreglos en su tonalidad, que popularizo Ana Gabriel titulada “Luna” y que le aplaudimos mucho; También cantó una canción con pista de banda sinaloense, la que fue un éxito con ”, Jenny Rivera, “Basta ya”.

En el desarrollo del evento leí la poesía de don Octavio Islas: “COSAS” que dice asi:

Guardaré tu risa en el pequeño baúl de mi memoria el fulgor de tus ojos en la caja dorada de mi alma el candor de tu sonrisa en el arcón de mis recuerdos y el encanto de tus labios en el cajón de mis pensamientos.

Así estarás presente cuando quiera me extasiare con el embrujo de tu grácil figura y volaremos en alas plateadas del viento. Ignorando juntos espacio y tiempo.

Si satisfecho de amor no me sintiera después de romántica travesía emprenderemos un viaje al infinito para perderme en el abismo de tus ojos.

Presenté a Carina Aguayo, joven bajacaliforniana, de personalidad agradable con un torrente de timbrada y sugerente voz, que nos ofreció tres temas: “Sabor a mí”, “Por cobardía” y “Acaríciame” que le merecieron fuerte aplausos, muy merecidos y que continuará agradando a quienes se vuelvan a dar cita en el “Café Literario” de la Casa de la Cultura, los días 10 y 24 de Mayo. Pronto entrará al estudio de grabación para plasmar su bella voz y temperamento interpretativo. Finalizó la segunda noche de Romance Musical, el amigo y Dentista Jorge García (distritofederalense), quien tiene una agradable modulación, nos regaló con una canción que convirtió en inolvidable el inmortal sinaloense. Pedro Infante, -sin caer desde luego en burda imitación, sino de manera agradable- . Nos ofreció “Moliendo Café, “Quémame los ojos”, Mujeres divinas” y a petición del publico finalizó su actuación con “En tu pelo”. Emotivo momento cuando acompañado de mi amigo Víctor Manuel Bernal Espino y mi guitarra ofrecimos Las Mañanitas a la espectadora Sra. Carmen de la Rosa que ese día cumplió 94 abriles, hecho al que se unió todo el público, así como el personal del Café Literario. La noche terminó, las luces se apagaron, se cerró el telón, finalizó la Segunda noche de Romance musical en Tijuana, reunión de artistas que bajo el cobijo del arte comparten la vida.

*Compositor, actor, cantor, conductor, activista social.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 153
Siguiente entrada