Nacional

Los Apellidos Hispanos Origen y Surgimiento

Por domingo 5 de mayo de 2013 Sin Comentarios

Por Carlos Lavín Figueroa*

Los.Apellidos01Toledo, capital de España, 1º de enero, año 1501. El cardenal Gonzalo Jiménez de Cisneros,  rzobispo, Inquisidor General de España y ex Regente de Castilla, estableció a partir de esa fecha la obligación de la identificación de las personas con un apellido fijo. En aquel tiempo las personas se identificaban sólo por su nombre y si acaso un apodo que reflejaba entre otros su lugar de origen. Después de esto, el nombre por si solo dejó de ser suficiente identificacion, así sucedió en España cuando la población creció a partir de la Edad Media entre los siglos V y XV, tenemos el caso de: Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, en Italia Leonardo da Vinci y dos mil años atrás en el Medio Oriente Jesús de Nazaret. También se identificaban por alguna característica como; Alfonso X el Sabio, Calvo, Chaparro, Blanco, de igual manera por sus fincas como Alcázar nombre de origen árabe, Palacio y Casas, por su actitud como Franco, Cortés, Bravo, de sitios donde vivían como Fuentes, Puente, Valle, también el oficio al que se dedicaban les dio su apellido, Herrero, Carpintero, Pintor, Campesino, por sus plantaciones como Olivo, Olivares, Manzanares, Perales, y otras razones más, por lo que miembros de una misma familia, incluso hermanos podían tener diferente apelativo. Esta desorganización producía un enorme caos para poder identificar a las personas por familias. A partir de la ordenanza de Cisneros, el apellido o apodo que en ese momento tenía el padre quedaba establecido oficialmente y pasaría a ser el de todos sus descendientes.

Es así como el apellido refuerza el nombre, ambos son la propiedad y el derecho más elementales del individuo, le dan una identidad de grupo, su familia.

Los.Apellidos02Otros toman su apellido de lugares o poblaciones como, Valencia, Madrid, Toledo y Segovia, esta es llamada forma toponímica; Toledano y Segoviano se toman del gentilicio de esos lugares. Estas formas de apellidos son los más difundidos en el mundo hispano y son en su mayoría de origen castellano, derivan del nombre del lugar donde vivía, procedía o poseía tierras la persona o familia. En un principio se encontraban precedidos de la preposición “de”, “del”, “de la”, como de la Madrid, apellido que se tomó cuando esta población era una villa.

La escasez de palabras en el idioma español en sus inicios, contrasta con la abundancia de apellidos con raíces en otras lenguas. Incluso el máximo exponente de las letras españolas, Miguel de Cervantes Saavedra autor de El Quijote de la Mancha, lleva uno de esos apellidos que viene de cervant ciervo en anglosajón. El origen extranjero y diverso de los apellidos españoles se debe a que España fue durante más de 2,000 años conquistada y ocupada por grupos raciales distintos, con diferente cultura y lenguas como los aborígenes de África del Norte, celtas, judíos, ligures, fenicios, griegos, romanos, árabes, tartesios, cartagineses, galos y germánicos (godos, sajones y otras tribus). España es así el pueblo más mestizo de Europa y de los más del orbe. Así es como una gran cantidad de apellidos españoles tienen su origen en otras lenguas y todos estos sufrieron transformaciones de su nombre original, se hispanizaron.

Pérez (Pherez) y Suarez (Shuartz), son de origen hebreo. El sufijo “ez” proviene de una raíz hebrea sefardí (judíos españoles) y tiene la connotación de “hijo de” o el “que es cómo”. Patronímicos son aquellos que vienen del nombre del padre como Martínez que viene de Martin, aunque este nombre es de origen francés se le agrego el sufijo judío “ez”; de origen germánico también con el sufijo hebreo y de los más “típicos españoles” son; Enríquez de Enrique, Álvarez de Álvaro, González de Gonzalo, Bermúdez de Wermuth.

Los.Apellidos03Algunos apellidos como, San Martín, Santamaría, Santana, Ángeles, San Román, Santisteban, nacieron entre otros casos, en épocas de la Santa Inquisición, cuando los judíos, gitanos y otras etnias que eran perseguidos y expulsados de España, o huían o tenían que cambiar sus apellidos para ocultar su origen o si decidían quedarse en España por voluntad propia, los requisitos extraoficiales para los judíos eran: cristianizarse, cambiar su apellido y comer carne de puerco, lo que no acostumbraban, lo mismo eran obligados a cambiar sus costumbres. Esta expulsión fue oficial a partir de agosto 1492, aunque tiempo atrás ya eran obligados a ello. Todo en razón de que los judíos se habían apoderado del poder económico, político, social y religioso, incluso ya había “obispos católicos” que seguían practicando ocultamente sus ritos judíos, otros habían incursionado en la corte española, y la nobleza e incluso la realeza, estaban endeudadas económicamente con ellos.

De origen francés: Monroy mi rey. De origen latino (romano): Sánchez de Sancho santo, Benítez de Benito y Benedicto surgen de bendito, López de Lope lobo. Anglosajón son Godínez de Godin dios germano, Gutiérrez de gut agallas e ire ira, Ramírez de Ramiro que viene de ram cordero. Portugueses como: Almeida limera, Estrada camino o calle, Ferreira pez, Pereira peral, Aponte el puente. Del griego, Delgado pez diablo, Salgado pez de agua salada. Musulmanes son Medina ciudad o estado, Terán de Teherán, en Arabia Saudita y Mazari del árabe riqueza.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo se formaron los apellidos reconocidos como típicamente españoles pero con origen diverso.

La persona sin conocimiento de su historia pasada, sus orígenes y su cultura, es como un árbol sin raíces.

*Cronista de Cuernavaca.

Fuente: Libro: “Origen y surgimiento de los gentilicios y apellidos castellanos”, INÉDITO. 306 páginas, D.R. © 2010, del mismo autor, y diversos de Gutierre Tibón.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 154
Siguiente entrada