Nacional

XVII ENCUENTRO DEL MARIACHI TRADICIONAL. HOMENAJE A ANTONIO AGUILAR

Por viernes 31 de agosto de 2018 Sin Comentarios

ALBERTO ÁNGEL » EL CUERVO «

–José Santos Degollado…
—¿Así se llamaba…?
—Bueno, el nombre completo con que fue bautizado es:
José Nemesio Francisco Degollado Sánchez…
—Entonces el nombre de “Santos Degollado” ¿era algo así como su nombre artístico? Jajajajaja
—Pues en un determinado momento podríamos considerarlo así, porque él se lo adjudicó debido al día en que lo bautizaron… En aquel entonces, era relativamente común que el día del bautizo tanto como el de nacimiento, influyeran en gran medida para el nombre de la persona en cuestión.
—Pues tendré que buscar en mi fecha de nacimiento y bautismo a ver si me cambio lo de El Jilguero jajajajaja… Pero, mire… Ahí enfrente, me sentaba a soñar… Me pasaba horas viendo la fachada que es primorosa caray…
—Así es… Es uno de los Teatros más bellos de nuestro país… Y de los más emblemáticos, sin duda. Y el mérito de haberse construído, es en gran medida del polémico militar que se conoce como Santos Degollado simplemente…
—¿Por qué polémico, Maestro…?
—Bueno, por principio, fue gobernador de Michoacán y gobernador de Jalisco habiendo nacido en Guanajuato. De ninguno de los estados que gobernó es nativo… Por otro lado, fue conocido como “El Héroe de las Derrotas”, porque ganó más fama por las batallas que perdió y la habilidad que tenía para, después de las derrotas convocar a nuevos ejércitos con muchísimos seguidores… Fue considerado traidor a la Patria. El mismísimo presidente Juárez lo repudió… Al final, una bala en el cráneo lo hizo caer y lo remataron con infinidad de heridas con sable hasta que, como no terminaba de morir, le atravezaron el corazón con una lanza de caballería… Lo enterraron en Huixquilucan, y sin tener nada qué ver con esa población del Estado de México, en su honor le pusieron su nombre… Después de ser acusado y vilipendiado, como tantos otros casos de nuestra historia, pasó de ser traidor a ser benemérito de la Patria y así, Huixquilucan, el Teatro y un municipio de los Altos de Jalisco, llevan su nombre, aunque a decir verdad, solamente el Teatro Degollado está directamente relacionado con el militar.
—El lo construyó… ¿o no…?
—En realidad, pues la idea surgió entre algunos intelectuales y poderosos de mediados del siglo XIX… Y lo único cierto y contundente, es que la primera piedra fue puesta durante el mandato de José Santos Degollado como gobernador de Jalisco y fue el Arquitecto Jacobo Gálvez quien se encargó del diseño y la construcción de este emblemático Teatro. El Teatro se inauguró el 13 de septiembre de 1866 con el nombre de Teatro Alarcón, en honor al dramaturgo Juan Ruiz de Alarcón, nacido en Taxco, en el entonces Virreinato de la Nueva España y dado que fue un teatro destinado a las artes escenicas dentro de las cuales, por supuesto, están las teatrales. Posteriormente, ya reivindicado el nombre del militar, se puso su nombre al Teatro que se inició en su mandato.
De todo ello platicaba con Adrián Bedolla, El Jilguero, mi alumno, quien partició en dos eventos realizados en días pasados bajo el marco del Encuentro Internacional del Mariachi Tradicional… Todos los que nos desarrollamos en este bendito oficio de cantores, hemos soñado infinidad de veces con estar en grandes escenarios… Y, sin duda alguna, El Teatro Degollado, y el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México, son dos de ellos… Primeramente se realizó un homenaje a mi siempre recordado amigo Don Antonio Aguilar. Merecido homenaje que se le rindió durante el Encuentro del Mariachi Tradicional. Canciones que Antonio hiciera populares llenaron el teatro y la emoción del público.
Acompañados por el magnífico mariachi Real del Oro. Cumpliendo su sueño, aquel niño de 6 años que se sentaba frente al teatro Degollado, cantaría un potpourrí de Caballos y un dueto conmigo de la ya muy añeja canción “Señorita Cantinera”, que hace muchos años popularizara Antonio Aguilar… “Tu tienes la culpa que yo de borraaaaacho vivaaaaaaa…/ Y tú eres culpable que yo de borraaaaaacho mueraaaaaaa…/ Sirvame otra copa señorita caaaaaaantineraaaaa…/ Pero ay, qué caraaaaay que me quero emborrachaaaaar…” Para la escenificación del dueto, Ismael García Ávila, el director escenográfico, pidió a una bella joven bailarina que hiciera el papel de Cantinera y se suponía que daríamos dos grandes tragos de “tequila” que en realidad sería agua… Pero a la hora de la actuación, la botella de utilería no se preparó y de algún lado salió una botella de tequila verdadero. “Y a mí que me importa que en tu casa nooooo me queraaaaan…/ Y a mí que me importa que naiden me pueeeeeeda veeeeer…
Sirvame otra copa señorita caaaaaantineraaaaaa…/ Que quero olvidaaaaaaar…/ La pasión de esa mujeeeeeeeer…” Y Cuando a mitad de la canción apuramos el “caballito” de tequila sentí en la garganta como una pelea de gatos panza arriba y en el entendimiento la obnubilación inmediata de semiborrachera… Y viene el segundo caballito tal cual había sido ensayado… Y sin haber comido nada, la nube tequilera iba haciendo de las suyas hasta arrastrar la lengua mientras cantaba… Al final nos correspondía presentar a la joven que seguía en el elenco, pero pues, como dijo aquel afamado filófoso de la condición etílica del rancho: “Ya borrachos, quioras son….” Y emprendí la escapada del escenario ante lo cual Adrían nerviosísimo por haberlo dejado solo, comenzó a gritar: “¡Espérese Maestro, no se vaya, no se vaya, tenemos que presentar… Maestro, Maestro…!” Regresé ante la interpelación abierta y presentamos a Lety López como parte del elenco… La gente pensó que era parte de la actuación y finalmente las confusiones que se dieron a raíz del “tequilazo” enriquecieron escenográficamente… Pero ahí quedó la anécdota de por vida. Ya una vez entre piernas, es decir fuera del escenario en esa parte del teatro que así se denomina, se dio algo que es necesario narrarles… Adrián, visiblemente emocionado, me dio un abrazo y…
“Muchas gracias, Maestro… No sabe lo que significa para mí, el haber cumplido este sueño que durante tantos años llevo en el pensamiento y en el corazón… Muchas gracias eternamente…” De pronto me di cuenta que las lágrimas de la emoción corrían abiertamente por el rostro de El Jilguero. Confieso que me conmovió muchísimo, pero la función tiene que continuar, decimos en el argot del teatro y bromeé para romper un poco la dinámica emotiva del llanto… “Ya, ya, cálmate… Un par de tequilitas y te pones de chillón… Jajajaja” Finalmente, recordé para mis adentros, somos Garric… En el escenario aprendemos a reir llorando y también a llorar a carcajadas. La velada fue estupenda, La participación de el Coro Amaral, magistralmente dirigido por mi querido amigo Francisco Aguilar, como siempre, fue estupenda; las voces perfectamente acopladas y cada vez con mayor colocación bajo la enseñanza del Maestro “Pancho Aguilar”… Lety López, quien en el año 2014 fue ganadora de un certamen llamado “La Reyna del Mariachi” mismo que fue organizado por Pepe Aguilar. Por cierto, Pepe no asistió al homenaje.
En una entrevista dijo que por motivos de trabajo le era imposible y que él no había tenido nada que ver en la organización del evento por lo que no pudo coordinar sus fechas de trabajo. Tere Ortega, Adrián Bedolla “El Jilguero”, Alberto Ángel El Cuervo y por supuesto, Antonio Aguilar hijo, y sus dos hijas que se hicieron presentes en el homenaje a su abuelo. Flor Silvestre, había contemplado su asistencia, pero por motivos de salud, no pudo asistir. Todo ello se vio magnificamente enriquecido por la participación del “Tamborazo Zacatecano”, el Ballet Folklórico Gustavo Vaquera de Zacatecas y la Banda San Marcos integrada por jóvenes que van de los 12 a los 22 años. Un año más del Encuentro del Mariachi Tradicional… Se palpa preocupación en todos aquellos que hemos tenido que ver con la realización del mismo a lo largo de 17 años ya… Esperemos que el nuevo gobierno del Estado continúe apoyándolo porque lo merece para beneficio de nuestra música y nuestra cultura.
Al día siguiente, en el Colegio de Jalisco, comenzaría el coloquio del encuentro que siempre ha resultado por demás interesante con la participación de grandes invetigadores que han alimentado maravillosamente el conocimiento que de nuestra música y este tipo de conjuntos de mariachi tradicional, canto, cuerda y danza, se hacen disfrutar año tras año. Desde luego, estaríamos en punto para escuchar la charla de ese extraordinario investigador y ejecutante virtuoso de la Guitarra el Doctor Enrique Flores titulada “Reflexiones Históricas sobre la influencia de la música europea en México”.
El Doctor Flores ha llevado el nombre de México muy en alto en sus conciertos y conferencias alrededor del mundo entero. Dentro de sus muchos logros y méritos, es el más destacado ejecutante de la guitarra de 10 cuerdas creada por el Maestro Andrés Segovia y discípulo del mismo. Pero, de lo referente al Maestro Flores, ya les hablaré el siguiente artículo porque merece un capítulo aparte. Así, transcurrió emoción tras emoción en esa Guadalajara tradicional, Guadalajara emoción, Guadalajara cultural que año tras año nos recibe con los brazos abiertos en su emblemático Teatro Degollado.

* Intérprete, pintor, autor

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.