Local

EL ARTE REQUIERE DE UN ESPECTADOR

Por sábado 30 de junio de 2018 Sin Comentarios

Se necesita que el público vea muchas exposiciones y visite muchos museos para que su gusto
evolucione. Rufino Tamayo.

MARÍA TRINIDAD LÓPEZ LARA

El arte es una de las expresiones más especiales del ser humano. Desde que los primeros habitantes forjaron su forma de vida y exploraron nuevos territorios, hemos sido testigos de la capacidad creadora y creativa del hombre. Diferentes muestras alrededor del mundo dan a conocer que el hombre siempre desea comunicar algo, y para ello existen muchas formas de hacerlo. El arte implica la música, la danza, la pintura, escultura, etc. Todas aquellas expresiones que hacen voltear nuestra mirada y darnos cuenta que esa no es una creación cualquiera, sino que sólo personas con un don especial realizaron eso, ya que no todos tenemos la habilidad de crear una pintura que se muestra en todos los museos o demostrar nuestra habilidad para la danza en una temporada de ballet clásico.

El proceso artístico no queda consumado hasta que los espectadores reciben y animan las obras. la obra de arte origina una conversación en la que participan el creador, la obra misma, el intérprete, el crítico y el espectador. Se trata de una conversación sin barreras de tiempo, ni espacio y que, en principio, no exige al espectador que sea especialista en arte, pues su sola sensibilidad y cultura general, le permiten ejercer un gusto. Hablar de espectador es referirse a quien, por voluntad propia, decide ingresar al espacio donde se viven experiencias estéticas, las cuales confirman y refuerzan su sensibilidad, enriqueciendo su calidad de vida. No hay que confundir al espectador con el turista o el ambulante curioso sino el individuo que posee ciertas disposiciones originales y las ha cultivado mediante la experiencia y el estudio disciplinado. Los motivos para acercarse a apreciar la obra artística, pueden ser las sensaciones o emociones que haya experimentado o que desea comprender; o bien, que tenga un interés intelectual.

Las obras de arte se encuentran entre lo más exquisito y caro en el mundo, mira como apreciarlas, detrás de esas obras existen muchos criterios para poder valorarlas. No basta que sea algo hermoso, sino también que encierre alguna historia, nombre o simplemente especulación. El encuentro de tu mirada con una obra de arte completa la experiencia artística. El espectador es fundamental para la existencia del arte. Si la obra aunque sea una obra maestra permanece oculta, sin mostrarse, no podemos decir que el círculo entre espectador y obra se haya cumplido. Apreciar es analizar el modo particular en que fue ordenada y hecha la obra de arte, estableciendo qué mecanismos desencadenan la experiencia estética que la obra proporciona. La apreciación artística no es un ejercicio que pretenda igualar los gustos por uno u otro arte. Por el contrario, la apreciación afirma y profundiza la capacidad de elección estética. Apreciar es una tarea de acercamiento creativo que permite reafirmar o reajustar nuestras preferencias al proporcionarnos criterios para verificar la congruencia artística de las obras.

La apreciación artística puede considerarse como el conocimiento que estudia y valora las diferentes manifestaciones artísticas que el hombre ha realizado a través de la historia. Su propósito es comprender al arte como una actividad inherente en el desarrollo de toda sociedad humana en la cultura. Es un medio de sensibilización y expresión mediante el cual el ser humano puede objetivarse en una sociedad, a partir de valorar las diferentes disciplinas artísticas desarrolladas en el tiempo que revelan un lenguaje artístico que permite reconocer la creación, la producción, la preservación y la difusión de las obras de arte u objetos estéticos. Una obra de arte puede ser recibida de forma simultánea o bien sucesiva. La arquitectura exige que el espectador realice desplazamientos sucesivos a su alrededor y en su interior; en cambio, los cuadros de un pintor tradicional sólo piden a quien los contempla que se sitúe frente a ellos, lo cual basta para percibir simultáneamente todos sus elementos. Sin embargo al frente de una obra lo primero es entender que una pintura o un cuadro es una representación de algo concentrado en un espacio.

Por eso, lo primero que vemos en una pintura es el equilibrio que logra con sus elementos y las direcciones que nos propone llevar la mirada, es decir lo primero es la composición; el orden y la distribución de los elementos plástico. Esta composición nos lleva a un segundo elemento de interpretación; el contenido. Toda obra de arte tiene algo para decir, para contarnos y para ello debe de ir más allá de lo obvio, hay que buscar el significado de cada elemento propuesto. Por eso, tenemos que trascender de lo meramente visual. Para eso nos apoyamos en el nombre de la obra, entramos en la búsqueda de lo que nos quiere decir, de su mensaje. Y para poder comprender esto, tenemos entonces que regresar a tres elementos fundamentales para esta interpretación; las formas, el color y las texturas de la pieza. Y para ello hay que analizarlos siempre en contexto, no separados. Pero además, de la composición y el contenido, es bueno mirar el estilo de la pintura, es el sello del artista y muchas veces del momento histórico. Por eso, alguien decía que “para aprender a mirar hay que empezar por mirar”, es decir mirar la obra las veces que necesite la misma, volver a ella tantas veces necesitemos hasta encontrar lo que quiere decirnos el artista, así se establece la relación entre el espectador y la obra de arte que se afianza bajo un influjo hermenéutico de extrañamiento y regreso, de un juego infinito de mostración y ocultación, que sólo es posible cuando el espectador conscientemente desea ese esparcimiento. Siendo así, toda obra de arte es proceso y no una entidad concluyente, ya que su existencia como tal necesita la participación humana, que es la que instaura el acto de recreación y acepta o rechaza las valoraciones estéticas.

No hay edad para ser espectador

* Directora UAdeO, Unidad Regionall Guamúchil

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.