Nacional

Un poeta tonalteco ignorado, José del Carmen Gutiérrez Caballero. (1900- 1955).

Por martes 15 de diciembre de 2015 Sin Comentarios

Por: Sofía Mireles Gavito

Hace unos días cayó en mis manos la revista “Artes” Núm. 1 del Año 3, Vol. 3 del mes de junio del 2009, de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), y al leerla tuve una agradable sorpresa, ya que me encontré con una reproducción facsimilar de un cuadernillo publicado en Tapachula, Chiapas en el año de 1944. Este cuadernillo titulado “Tonalá en su tradición y en el Arte” (Cantos Folklóricos) contiene una dedicatoria versificada y 4 poemas del poeta tonalteco José del Carmen Gutiérrez Caballero y son: La Marimba o La novia Maclovia, Canto a Tonalá, El Cohete y La Tonalteca (Nicateca); además al final tiene un pequeño vocabulario de regionalismos de Tonalá, haciendo un folleto de 11 páginas.

TonalaJosé del Carmen Gutiérrez Caballero es un poeta poco conocido en Chiapas y en su ciudad natal; nació en Tonalá el 16 de julio de 1900 (fecha aproximada). Sus padres fueron Guadalupe Gutiérrez y la Sra. Idalia Caballero, quienes tenían un negocio de compra – venta de pescado, y por necesidad del negocio se fueron a radicar a Huixtla, dejando a sus dos hijos: José del Carmen y Emilia con sus tíos: David Antonio y Amable López de los Santos.

La causa de dejar a sus hijos con sus tíos, fue que el Sr. David Antonio tenía una escuela, donde el niño José del Carmen aprendió las primeras letras. Pronto fue el alumno número uno de la escuelita. Pasaron los años y José del Carmen participó en un concurso en la Escuela Real, actualmente Escuela Primaria Federal “José María Cáceres”, para quedarse a estudiar en dicha escuela. Don David Antonio también fue huisache o leguleyo, y José del Carmen en sus ratos libres de la escuela, le pusoArte atención a la huisachería, teniendo como resultado su modus vivendi.

Como huisache, José del Carmen logró ganarse el aprecio de sus clientes por la bondad que ponía al cobrar sus honorarios. José del Carmen Gutiérrez se casó en Tonalá con Raymunda Aceituno Hernández, con ella tuvo cuatro hijos: Eladio, los cuaches: Apolinar y Teófilo, y el más pequeño Evaristo. Luego del casamiento se fue a vivir a la ciudad de Tapachula, donde ganaba lo suficiente para su familia, y siempre tenía algo para enviarle a su mamá Amable.

Como poeta fue autodidacta, escribió dos poemarios: Mis Orquídeas y Luces. El cuadernillo “Tonalá, en su tradición y en el arte” es un fragmento de su obra Luces. Desgraciadamente sus obras no se encuentran en ninguna biblioteca.A José del Carmen también le gustaba el alpinismo, y precisamente en una expedición para escalar el Popocatépetl sufrió un congelamiento de los dedos del pie derecho, cuya enfermedad trascendió hasta llevarlo a la tumba. Murió en Tapachula el día 27 de febrero de 1955, reposando sus restos en esa ciudad.

POEMA “CANTO A TONALÁ”.

Bella Jazmín, con tus floridas ramas
Sobre la tierra tu esencia derramas
Mecidas por el viento del “Tres Picos”
En el templo del viejo “Tata Chico”.

Cómo recuerdo, que allá cuando era tarde
La zanatada de su silbo haciendo alarde,
Que los badajos repicaban la oración,
En los nambimbos rimaban su canción.
(…)

Y que cantando del “Tres Picos” baja
El Zanatenco, que escurre entre la laja.
Y entre las venas del “Mata Palo” juegan
La iguana y el garrobo, que nunca se despegan.

Y por “San Ángel” haciendo feo berrinche
Las vacas sin potreros comen chinchimalinche
Y que de “Huizachal” atrás de una carreta

Viene don Valeriano, cargando su escopeta.

Una escopeta cuache
Para matar mapache.
Y la Compa Meche, por una esquina canta
Corridos de la tierra, con su ronca garganta.

Haciendo mil desplantes, que a todo mundo aterra
Cual un charro valiente, en desatada guerra.
Y siempre andaba así, en una eterna farra
Cargando bajo el brazo, su mugrosa guitarra.

Y que por Nicatán, está Daniel Higuera,
Cantándole a su Chole, una queja pampera!

Y que en los casorios, todos sus chichis cimbra
De su armadura tosca, la rústica marimba.
Y en el amplio patio, el caro maestro Andrés,
El rival de “Los Chatos”, hace mover los pies.
(…)
Y otras veces andando con presteza,
Venía mi novia sola, cántaro en su cabeza.
Y yo entre el cuamuchal, su movimiento espiando,
Me quedaba yo quieto cuando ella iba pasando.

Cuando recuerdo, que en la “Loma del Manguito”
Decía mi novia amada, espérame un ratito.
En donde el shoconoctli me daba su agria tuna,
Volver quisiera a contemplar tu luna.

Oh! Tierra bienquerida, a ti volver anhelo
A terminar mi vida, ya mustio y sin consuelo.

¡Mirar el amplio cielo, en donde yo nací
Y que caven mi tumba, junto a Papá David!

Y remoje la arena con su llanto
En aquel arenoso campo-santo
La madre Amable que me crió,
Y a quién mi corazón no comprendió!

Tapachula, Chis a 29 de diciembre de 1940.

Tonala 2En este poema dedicado a Tonalá, José del Carmen describe lugares, pájaros, plantas, el cerro de Tres Picos, el templo de San Francisco de Asís (Tata Chico), el río Zanatenco, y el Riíto que atraviesa la ciudad con la nostalgia de los recuerdos de su infancia, y donde él quisiera regresar a morir.

Igualmente nos narra el episodio histórico del 16 de septiembre de 1917, cuando Valeriano Villanueva defiende a la población de los mapaches (revolucionarios de Chiapas), quienes venían comandados por la Compa Meche. Lo interesante es que utiliza un vocabulario regional que ya se ha perdido.

BIBLIOGRAFÍA.
Díaz Suriano, Ángel. Breve semblanza de José del C. Gutiérrez Caballero
en Revista Cultural Mensual La Peña del Sol. Año 3, No. 27.
Noviembre de 1996. Tonalá, Chiapas. Págs.: 11-12.
Gutiérrez Caballero, José del Carmen. Tonalá en su tradición y el
arte en Revista Artes Unicach. Año 3. Vol.3. Núm. 1 Junio del 2009.
México, D.F. pp: 70 – 77.

* Cronista de Tonalá, Chiapas.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.