Editorial

Editorial: Nº 238

Por domingo 14 de diciembre de 2014 Sin Comentarios

Las posadas

pag 2 editorial1Llega la temporada de posadas y es sinónimo de fiesta. La historia de los inicios de las infaltables “pachangas” en la República Mexicana, se remonta al siglo XVI, época en la que el fraile agustino, Diego Soria, con el objetivo de contrarestar a las celebraciones del pueblo mexica a sus dioses: Huitzilopochtli y Quetzalcóatl que convocaban a las multitudes, decidió solicitar autorización papal para llevar a cabo en los interiores de los templos, ceremonias para honrar con música religiosa y cantos un aniversario más del natalicio de Jesucristo.

Las festividades se adornaban con piñatas de siete picos, cada pico representaba uno de los pecados capitales y se rompían por un niño o joven al que vendaban de los ojos, armándolo con un palo que servía como arma celestial para quebrar la estrella que generalmente se encontraba llena de fruta. La piñata tiene origen en China, se dice que Marco Polo la llevó a Europa, popularizándose en España y de ahí emigró a la Colonia donde adquirió carta de naturalización.

Desde entonces la piñata representa uno de las muestras del mestizaje de mayor raigambre. Bienvenidas las posadas!, primicia de estas fiestas navideñas.

Cincuenta Años del Museo de Antropología:

En este 2014 que pronto termina, una fecha que destacó entre las conmemoraciones, fue el cumpleaños cincuenta, del Museo Nacional de Antropología. La obra arquitectónica que pertenece a Pedro Ramírez Vázquez y a una buena cantidad de técnicos, ingenieros, artesanos, transportistas y, trabajadores de la construcción, fue Inaugurada el 17 de septiembre de 1964.

A partir de su apertura es uno de los referentes culturales de México. En los antiguos dominios de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, un nuevo recinto albergó las ideas de artistas, intelectuales, historiadores, personajes destacados de la educación y la cultura, etc. etc., quienes aportaron en la creación del museo, opiniones, estudios, puntos de vista, concepciones  que le otorgaron su personalidad que lo distingue como uno de los mejores del mundo.

Visitarlo es reencontramos en el conocimiento, en el saber que pertenecemos a un pasado que nos enorgullece y nos compromete. Feliz medio siglo Museo Nacional de Antropología: orgullo de México.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.