DestacadosNacional

LOS TESOROS DE TLAXCALA

Por lunes 15 de junio de 2020 Sin Comentarios

PRIMAVERA ENCINAS

Partiendo de la Ciudad de México tuve la oportunidad de conocer hermosos sitios en Tlaxcala. Llegamos a las ocho de la mañana. Como hacía mucho frío, unos tres grados aproximadamente, nos tomamos un chocolate, acompañado de un buen desayuno. Después, salimos a la plazuela a disfrutar del palacio de gobierno con sus magníficos murales donde mediante imágenes, se narra la historia de los tlaxcaltecas. Es una obra de más de 450 metros cuadrados del maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin, que comenzó en 1957 y completó cuarenta años después.

Al salir, pasamos a la Parroquita de San José, iglesia barroca edificada en el siglo XVIII. A pocos pasos está la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, construcción franciscana fundada en 1537.

Subiendo hacia una colina, llegamos a la Basílica de Ocotlán, un impresionante templo churrigueresco construido entre el siglo XVII y el XVIII. Su fachada es de ladrillo recortado y recubierto de argamasa. En el interior, los retablos de oro al mejor estilo barroco están repletos de figuras y circunvalaciones, mostrando al centro a Nuestra Señora de Ocotlán en un nicho de cristal. Es una verdadera joya arquitectónica.

Admiradas por el pasado colonial de Tlaxcala, salimos de la ciudad y nos dirigimos a Cacaxtla, en el municipio de Nativitas. Es una zona arqueológica de los OlmecasXicallanca. Se cree que son descendientes de los olmecas o de los mayas, que llegaron a la zona alrededor del año 400. La ciudad tuvo su crecimiento después del año 600 y fue abandonada en el año 1000.

los coloridos murales, algunos de cuerpo completo de sacerdotes, dignatarios y guerreros en muy buen estado. Se usa el rojo, el azul maya, el amarillo, el negro y el blanco, utilizando minerales como la cal, el carbón, el caolín, la obsidiana o la hematita.

En el “Mural de la Batalla” del año 700 se representa un conflicto bélico entre los guerreros jaguar contra los guerreros pájaro, mostrando a los jerarcas con elaborados trajes, mientras otros soldados están semidesnudos.

También está el mural del Hombre- Pájaro, donde posa un hombre con impresionantes plumajes y unas garras en los pies, parado sobre una serpiente. El mural del HombreJaguar emula a su vez las características del felino. En otros murales se plasma el mar, aves, serpientes y mazorcas.

¿Cómo vivieron los habitantes de Cacaxtla? Tenían costumbres mayas y del antiplano. Aún no se conoce con exactitud su origen, por eso no deben confundirse con los olmecas originales del Golfo de México, aunque definitivamente tienen cierta influencia.

Como la mayor parte de los pueblos de Mesoamérica vivían del cultivo de la tierra y poseían una estructura similar a las culturas colindantes, donde existía un gobernante, sacerdotes, guerreros, campesinos y artesanos. Cacaxtla formaba parte de la ruta comercial entre Teotihuacán y las tierras bajas del Golfo de Tabasco y Campeche.

En este estado vivieron los tlaxcaltecas, fieros enemigos de los aztecas. Ocuparon las zonas de Tecoaque, Tizatlán y Ocotetulco. Actualmente estas áreas están protegidas por el INAH y se pueden visitar. Los tlaxcaltecas fueron una tribu bastante aguerrida que luchaba constantemente contra los mexicas y se negaban a ser sus vasallos. Tuvieron un papel decisivo durante la conquista de México, al aliarse con Hernán Cortés. Contribuyeron a la caída de Tenochtitlán, y con ello a iniciar una etapa donde se consumaría la Nueva España.

Visitar Tlaxcala me dejó un buen sabor de boca. Su gente es cálida, sus platillos son deliciosos, como los escamoles, la sopa de haba, el mixiote de conejo, el mole negro de huitlacoche. Retornamos a la Ciudad de México llenas de imágenes, pues Tlaxcala representa un pasado prehispánico, colonial y moderno, que la hacen única.

Licenciada en Psicología

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.