DestacadosLocal

EL NUEVO ROSTRO DE MOCORITO

Por jueves 30 de noviembre de 2017 Sin Comentarios

TEODOSO NAVIDAD SALAZAR

La región del Évora aglutina decenas de comunidades humanas unidas por arroyos de buen caudal, así como por el río Mocorito, cuyas aguas fueron a atrapadas por el hombre para dar certidumbre al consumo de grupos humanos y animales domésticos, así como para asegurar producción de alimentos a través de una agricultura que pasó de autoconsumo a mejores rendimientos que han permitido venta de excedentes a otros mercados del mundo, trayendo mejoría sustancial a las economías de sus habitantes.

Observando esa seguridad en el abastecimiento, la historia registra el establecimiento de nuevos asentamiento en ese corredor hidráulico. Como la gran mayoría de pueblos del mundo, muy cerca del afluente se estableció Mocorito, cuya región estaba habitada por grupos de indígenas que resistieron ferozmente la invasión española, donde el primer contacto con los naturales lo encabezaron los capitanes militares Pedro Almíndez Chirinos, Lázaro de Cebreros y Diego de Alcaraz, en su expedición desde la Villa de San Miguel de Culiacán, acatando indicaciones del fiero Nuño Beltrán de Guzmán, buscando mejores lugares para establecerse.

De esa mezcla de razas surgió la cultura mestiza de la que somos producto, en la que hombres y mujeres a través de la historia han aportado en la construcción social. De más a menos y, hoy de menos a más, con habitantes orgullosos del rico pasado histórico, Mocorito avanza hacia mejores estadios de vida. Convertido en Pueblo Mágico, mejora sustancialmente, dignificando su entorno, fachadas arquitectónicas, opciones educativas, espacios culturales, bienes y servicios, ofreciendo un nuevo rostro tanto a locales como a quienes visitan la región y el “Pueblo Mágico”.

Educación y Cultura

En este aspecto, Mocorito, presenta gran actividad durante el año. Posee museo, Casa de la cultura, Archivo Histórico Municipal, Centro de Convenciones, en “La Casa de don Eustaquio”, donde se imparten conferencias y presentan libros; por su parte el Centro Cultural “Dr. José Ley Domínguez”, posee una surtida biblioteca y como parte de los fines para lo que se creó, imparte talleres de pintura y manualidades a personas de cualquier edad, en coordinación con el Instituto de Capacitación de Sinaloa (ICATSIN); dicho Centro Cultural, también ofrece a visitantes, exposiciones de artes plásticas todo el año. Estas exposiciones individuales o colectivas dan prioridad a los artistas del estado para que muestren su talento. Además desde 2008, por octubre se realizan las Jornadas Culturales “Dr. José Ley Domínguez”, que consiste en presentaciones de libros, conferencias sobre historia, personajes destacados en la vida política, cultural, económica y revolucionaria, así como muestras de los trabajos de los alumnos que asisten a los talleres. De igual manera hace poco más de una década, un grupo de intelectuales sinaloenses constituyeron la Fundación “Dr. Enrique Peña Gutiérrez”, nombre del médico y poeta originario de Mocorito, y que anualmente convoca a poetas y cuentistas a un certamen nacional, donde los ganadores son premiados en efectivo y la publicación de la obra. El evento de premiación se realiza en el pueblo Mágico que se viste de fiesta para esa celebración. En cuanto a niveles educativos, a un costado de la plazuela, conservando su belleza arquitectónica está el edificio de la Escuela Primaria Benito Juárez, donde estudió el Gral. Rafael Buelna Tenorio, “El Granito de oro”. Además de escuelas secundarias, tiene una extensión del campus de la Universidad Autónoma de Sinaloa, que ofrece opciones a estudiantes de la región.

Su arquitectura

El visitante puede recorrer las viejas calles del hoy Pueblo Mágico (a partir de 2009), y admirar construcciones que conservan fachadas originales de fines del siglo XIX y principios del XX; solazarse en la vieja plazuela Miguel Hidalgo de principios del siglo XX, que con su kiosco, bancas y vegetación incitan a la contemplación, o escuchar la música de alguna serenata dominguera. Otro de los atractivos de visita obligada es la parroquia de la Purísima Concepción, frente a la plazuela, construída con mezcla de estilos, que data del siglo XVII. La plaza de “Los Tres Grandes”, es otro espacio emblemático (Rafael Buelna Tenorio, Agustina Ramírez y don Eustaquio Buelna Pérez), que se debe visitar y se ubica entre el Hotel Misión de Mocorito y el edificio que alberga la “Fundación Cultural Dr. Enrique Peña Gutiérrez”. El portal de los peregrinos único en su género en las misiones jesuitas del noroeste mexicano, data de la segunda mitad del siglo XVIII ubicado a un costado de la iglesia de la Purísima Concepción y frente a la Casa de la Cultura del Municipio, era el lugar donde viajeros que bajaban de minerales o rancherías serranas, ya fuera para asistir alguna celebración religiosa o en plan de trabajo, se refugiaban para pasar la noche, para luego continuar su travesía al día siguiente.

Fiesta religiosa y Carnaval

Dentro de las celebraciones tradicionales está la fiesta en honor a “la Virgen de la Purísima Concepción” (diciembre 8), “la Santa Patrona”. Durante la primera semana de diciembre, entre bailes, bebidas espirituosas, comidas, juegos mecánicos, azar y pirotecnia, sus visitantes se suman a los locales para disfrutar de este ritual centenario. Otro atractivo que ofrece Mocorito, es su carnaval que principia el primer sábado de la cuaresma y continúa hasta el martes, con desfiles de carros alegóricos y disfraces así como la quema del “mal humor” que culmina con un desfile de niños y adultos por las principales calles, acompañado de la música de viento. Lugares cercanos a visitar

Muy cerca de Mocorito está San Benito, antiguo pueblo ubicado aguas arriba del río, lugar de leyenda donde tuvo origen una carrera de catálogo que inspiró el corrido de Los caballos que corrieron “El Alazán y el Rocillo”. A San Benito se llega a través de moderna carretera asfaltada en cualquier época del año; tiene un modesto hotel, además de aguas termales con propiedades curativas que también se encuentran en La Huerta y Palmarito, que son un atractivo para los turistas y pobladores de la región, muy visitados en las vacaciones de Semana Santa. La región de Mocorito tiene tradición en carreras de caballos, aquí han tenido lugar grandes concentraciones de carreristas y apostadores de la región y el extranjero. Otro de los atractivos está en la comunidad de El Valle, donde se fabrica loza de barro, utensilios de cocina elaborados con madera de la región, y se disfrutan productos de la molienda de caña, como panocha compuesta, melcocha y pepitorias elaboradas a base de cacahuate y miel de caña. Las comunidades de Cerro agudo y El Valle son una zona cacahuatera por excelencia, donde las grandes firmas comerciales se surten de este producto para elaborar sus botanas. A dos minutos de Mocorito está La Alameda, punto de encuentro de familias y visitantes que aprovechan la sombra de los árboles para disfrutar de carnes asadas, mariscos frescos o un buen pescado “zarandeado”. Otro atractivo en esta región del estado es el Museo a Pedro Infante, ubicado en la ciudad de Guamúchil, a unos doscientos metros del paseo de la presa Eustaquio Buelna, donde se practica la pesca y la caza deportiva y a media hora de Mocorito.

Gastronomía

Mocorito ofrece variada oferta gastronómica. Se elaboran buenos quesos, chilorio, machaca, palomas en variadas presentaciones de guisos; comida china y comida casera, tamales, ya sea de elote o puerco; el asado, tacos de carne asada o cabeza de res, cazuela, enchiladas, gorditas, tostadas y tacos, que ofrecen buen número de fondas. Los dulces de leche, jamoncillos, pepitorias, coricos, empanadas rellenas de fruta, galletas, pan de mujer, bizcotelas, entre otras golosinas, harán las delicias del visitante.

Bienes y servicios

En el renglón hotelero, el Ing. Carlos Antonio Sosa Valencia consideró de vital importancia que Mocorito tuviera espacio digno para hospedar a los turistas. Con visión de futuro, adquirió el edificio del antiguo Hotel Inzunza y lo transformó en el Hotel Misión de Mocorito, donde el visitante puede descansar en cómodas habitaciones, y disfrutar ricos platillos de gastronomía regional en el restaurante “La Esquina”, del propio hotel. Posteriormente el empresario Gildardo Amarillas López, observó la necesidad de tener otros espacios para recibir a mayor número de turistas, e impulsó el nacimiento de nuevos conceptos de hospedaje como el Hotel Boutique “La Cuartería”, “Punto Madero” y “Casa de don Eustaquio”. Todo lo anterior, sumado al ambiente nocturno de bares, donde se disfruta de una buena copa o cerveza, bocadillos y música en vivo para bailar o sacar el artista que todos llevamos dentro. Mocorito está a 18 kilómetros de la ciudad de Guamúchil y el trayecto se recorre con seguridad a través de una moderna carretera. Con cuatro hoteles, ubicados en el centro histórico; gastronomía, basada en herencia centenaria, reconocida internacionalmente, Mocorito presenta un nuevo rostro; reafirma que sigue siendo La Atenas de Sinaloa, por su gran actividad cultural. Quienes han visitado el centenario pueblo, constatan que el hoy Pueblo Mágico, es la ciudad mejor posicionada en bienes y servicios en la región del Évora.

Mocorito y su nuevo Rostro!!!

*La Promesa, Eldorado, Sinaloa, diciembre de 2017 teodosonabvida@hotmail.com

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.