DestacadosEstatal

Culiacán, sus veleidades y sufrimientos

Por miércoles 30 de septiembre de 2015 Sin Comentarios

culiacan

Por: Gilberto J. López Alanís

Culiacán es una ciudad que ha gozado y sufrido las vicisitudes de una mujer atractiva; cuidada con esmero desde su nacimiento, su niñez estuvo llena de acechanzas y muchas veces en peligro de ser raptada por los combatientes de la guerra incesante, hasta que sus parientes del virreinato la ayudaron ampliando su
patio y su cerca.

LomitaLe añadieron pueblos y rancherías, le extendieron sus límites hacia todos los confines y en su casona de muros medievales la visitaron religiosos de varias órdenes; aventureros alucinados por míticos lugares, burócratas virreinales enloquecidos de poder; léperos que la quisieron desposar; hombres de trabajo que dieron todo por ella y príncipes que rondaron su alcoba en las tibias noches de octubre, pero que asombrados por su pasión huyeron furtivos para hacerse viejos en otros lugares o quizás morir pensando en ella. La ciudad adquirió prestancia, se hizo deseada, pero sus ardores eran tan fuertes que muchas veces quedó pasmada y reventada en sí misma.

Los señores de la tierra, las minas y el comercio le armaron sus casonas señoriales con escasos medios de comunicación; así, ella se supo secuestrada llorando en silencio su infortunio hasta que una avanzada liberal la preservó de la invasión norteamericana, poco tiempo después, tuvo su escudería liberal y el imperio de Maximiliano tocó a sus puertas infructuosamente.

puente negroEl garante de sus tesoros la defendió en San Pedro elevándose a la categoría de héroe; recibió a los de elegante prosapia albergándolos en su Casa de oro y plata, le curó las heridas y en un acto de respeto y humanismo, los perdonó, así lució más bella y fue respetada en el mundo.

Después Porfirio le mandó un galán que la cautivó provocando que cambiara de vestido; la transformó haciéndola partícipe de otras amistades que presumían de ricas, las cuales le exigieron que enseñara el tesoro de los abuelos.

Se vistió bien departió de fiesta en fiesta y hasta le pusieron su trenecito para pasearse al puerto de Altata y el oropel de los negocios la mareó por muchos años; sin darse cuenta que la miraban ardientes jóvenes de la sierra el valle y el mar.

No supo ni como pero de repente un poco después de la visita apresurada de Madero la raptaron brutalmente; le horadaron las entrañas, le incendiaron sus capullos mecánicos de mezclillas y sedas; y la miel de sus cañas corrió hacia el río en aquel acueducto que encontró otra utilidad.

fuentesSus cúpulas cual pezones se agrietaron por la fuerza de una contienda que la sacudió entre violencia y placer; tres veces fue tomada con fuerza y tres veces se rehízo en su ropaje aceptando lo que le pareció inevitable.

Melancólicamente, vio los carruajes y vapores llenos de sus hijos que emigraron, dejándole el dolor añejo del recuerdo, y con los plebes que le quedaron se rehízo para transitar la etapa de una reconstrucción que la preparó para una transformación definitiva.

Para 1930, la crisis capitalista del 29 le había hecho los mandados, era más rica; tenía más hijos y bienes, sus corrales estaban llenokioskos de vacas, cerdos, chivos y caballos y nuevos galanes gringos ya le habían visto la figura y el rostro, iniciándose así su aventura agropecuaria.

Un año antes (1929) la visitó Vasconcelos, el de los discursos pedagógicos y las pisteadas regionales que recorrió Sinaloa entre bailes, comiendo camarones y tomando Pacíficos y oyendo los cuentos pícaros de Juan B. Ruiz, en aquella campaña presidencial que lo llevó al exilio.

De aquel Ulises Criollo que dejó varias tejedoras de esperanzas, nacieron hijos diversos, algunos proclamaron su acción nacional, como una forma elegante de ocultar un pasado sinuoso otros se adhirieron a una familia que llamaron revolucionaria, y entre todos la dotaron de nuevos jardines bien regados donde retozaron todos, produciendo hortalizas y granos para definir su carácter materno y agrícola en el ámbito nacional.

Aniversario CuliacanEsta nueva vestimenta la desgarró el vestuario, sus adornos más propicios fueron desapareciendo en agresión constante hasta quedar papujada, con ocres costras y toda ojerosa vio como la insurgencia de unos jóvenes de los sesentas del siglo XX la quisieron vestir de modernidad política ensanchando su enaguas hasta que dos ríos cual collares de elegantes oros la bañaron de otra forma penetrando en su interior, ese que ya no fue su centro histórico.

Hoy en su 484 aniversario, por qué nació al mundo capitalista en el mismo año que apareció la virgen de Guadalupe, “con amor yo te doy mi canción” a la usanza del Negrumo.

* Director del Archivo Historico General de Estado de Sinaloa.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.