Local

“El libro del secreto”

Por domingo 19 de octubre de 2014 Sin Comentarios

Por Ernesto Ríos Rocha*

Este libro de tu “Viaje al Corazón” es el cúmulo financiero para tu fundación, en la que demostrarás ayuda económica y viajarás con prestigio, doctrina y enseñanza, en los medios del mundo. Tendrá 140 páginas el texto de tu propia inspiración. Procura que nadie toque el texto, ni el más famoso escritor; y no hagas juicio de ningún juez o concurso artístico, porque podrían dañarlo, tal  como le ha pasado al sagrado libro. Cuídalo celoso y procede en cumplimiento paso a paso con el “Viaje al Corazón” porque de este depende el próximo y más importante libro de la historia humana que es la revelación absoluta de la creación y la luz que abrirá todo ojo que lea y todo oído que escuche “El secreto de la Existencia”, el secreto más secreto de mi padre que sólo los humildes podrían soportar, ricos o pobres pero humildes. Tendrá sólo 70 páginas y será un secreto que mi Padre te dirá en secreto, pero cuando se difunda dejará de ser secreto y abrirá los ojos de los humanos. Cuando se publique deberás ausentarte, cambiar de identidad porque serás perseguido. Será el libro más importante y revelador de la historia del planeta tierra y la tercera parte del mundo te amará y el resto te aborrecerá; pero estarás a salvo, pues para la humanidad habrás muerto. Escucha con atención:

Nada de lo que ves existe físicamente. Ni los árboles, ni los edificios; ni tú mismo como crees que eres. Es sólo un programa en la máquina de mi padre. Somos virtuales, y por medio de un programa en base al sistema creado por él mismo, ustedes pueden percibir por medio de sensores, oído, vista, olfato, tacto y gusto; y aunque nosotros los ángeles estamos gobernados por otro programa más avanzado y con más alcance de perceptibilidad y frecuencia, de cualquier manera mi padre tuvo a bien diseñarnos con dicho programa, y programarnos para que pudiéramos percibir este mundo que todos creemos que es real y no virtual. El mismo programa está estructurado automáticamente para funcionar de acuerdo a nuestros actos y pensamiento, así que de acuerdo a nuestro caminar será la suerte de nuestro camino. En dicha máquina de mi Padre, con los programas que él creó para hacer funcionar la existencia, con los seres creados para viajar en un camino, es decir, ustedes, nosotros y los demás; todo deberá funcionar de acuerdo a lo que tecleen sus manos y lo que dicte su sabio pensamiento creador de historias. Sin embargo creerás que una perfecta maquina no dejará entrar virus a los programas, pero no es así; la perfección abarca una guerra de virus satánicos contra el remanente antivirus de mi padre los cuales son en tu planeta el sabio pueblo de Israel. Ciertamente mi Padre es un chip que abarca todo, una mente llena de archivos como galaxias con miles de frases cada una y que dan vueltas en sus órbitas, encendidas, y dentro de la frase más pequeña están ustedes los más grandes de sus hijos. El circuito que integra el universo tiene un programa de actuación, película o teatro, donde el reparto son todos los hijos del padre y los papeles protagónicos los tienen el hijo oscuro el malo, y el hijo brillante el bueno; pues ellos hacen la trama y la guerra, uno, la guerra con las armas de la de la angustia, que son la maldad a los hermanos, y el otro, la guerra con las armas de la paz, que son palabras de sabiduría. El uno les cierra la puerta y el otro se las abre. El uno da muerte y la otra vida.

¿Somos sólo un programa? ¿El universo es un programa? ¿Es algo virtual, digital?

El altísimo es un gran programa del funcionamiento total universal, en un gran mecanismo.

Partiendo de la mente, lo virtual es real y lo real virtual, lo que existe no existe y existe lo que no existe.

¿Es como un sueño real? –Pregunté.

Sólo en el inconsciente es real pero por ser inconsciente es irreal en realidad, y sencillamente al ser producto de un sistema digital sembrado en las mentes programadas por mi Padre, es holografía pura, que científicamente se irá convirtiendo poco a poco de carne a energía pura transfigurable y duplicable. Los humanos son pequeños programas fáciles de programar; por ejemplo: ¿quieres ser feliz? Sólo prográmalo en tu memoria circuito. Sólo en el programa humano existe la carne, en realidad todo es virtualidad. Dentro del circuito mente están los dos programas, uno de ellos es la naturaleza humana y el otro la naturaleza espiritual la cual permanece archivada opcionalmente y sólo el humano explorador de la verdad lo encuentra, pero si de alguna forma esta espiritualidad se hace visible ante el ser, este ser casi siempre opta por huir y se rehúsa a usarlo por ser una ciencia desconocida por él. El programa de ustedes se divide en dos, pero solo uno queda visible ante la mente carnal desde sus nacimientos, y el otro queda oculto hasta que despierten a la luz del entendimiento.

-¡Dime una característica de ese programa mi señor, por favor! –Le pedí.

Ya lo hallaste –Contestó – Son tus viajes hacia estas dimensiones y la búsqueda de la vedad, es la virtual conexión con tu Padre celestial. Recuerda que ese circuito, memoria o mente, te hace percibir la carne al momento de usar el programa visible. Los humanos llenan sus espacios en su mayoría de información basura, de librerías humanas, informaciones que se transmiten por generaciones y milenios. Pero cuando descubren el programa espiritual, encuentran el tesoro; entonces venden todo lo que tienen, cambian todo lo que tienen, dejan creencias, hipótesis y principios, invierten todo el tiempo en el programa y descubren la verdad.

¿Y cuál es la verdad? Pregunte.

La verdad es el descubrimiento de la existencia eterna tecleada por simple decisión propia de cada uno. Esa es la escancia del secreto que se te dirá en el corazón.

Y ahora te diré lo más interesante: “Todo aquel que ignorantemente se revele contra la sabiduría, como en el caso de Lucifer, el antiguo y precioso querubín que se oscureció; se le dará lugar en el elenco del guión en dicho programa de la máquina existencial de mi padre. Es por lo mismo que nadie debe revelarse contra mi padre porque él con solo tocar una tecla los enviará primero a reciclaje en los eliminados, y este reciclaje es “infernus” de llanto y crujir de dientes y después quitará los archivos eliminados de la bandeja de archivos basura”.

Yo soy el mano derecha, pero la izquierda me ayuda a que ustedes, los habitantes de los mundos, entiendan, por medio de los errores y la ignorancia; lo cual es el programa virulento de Satán; y así, por ese medio, yo pueda salvaros con los preceptos de la sabiduría; y de esa manera quedará bien claro para el que erró, el aprendizaje de no volver a errar en lo mismo. Así mismo este programa dual los llevará a distinguir lo bueno de lo malo, lo oscuro de la luz. El dolor es necesario.  También el sufrimiento, ¿Para qué?  Para curarlos.  Los problemas deben existir, ¿Para qué?  Para resolverlos.  ¿Cómo puedo resolver un problema si no hay uno?  ¿Cómo puedo curar si no hay enfermo? ¿Cómo puedo vencer si no hay contrincante? Todas estas cosas son tu escuela. Si existe la dualidad existirá el bueno y el malo, es decir los contrarios complementarios, y si existe un enfermo entonces existirá un doctor. Así se realiza la gloria del Padre.

*Pintor, escritor, narrador y pedagogo.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.