Estatal

La “Güera” Rodríguez, ¿heroína olvidada? “Fuera de México, todo es Cuautitlán” (frase que se le atribuye)

Por domingo 5 de octubre de 2014 Sin Comentarios

Por José Carlos Ibarra*

pag 7 jose carlos ibarra1Conforme uno se sumerge en la lectura de “La Güera Rodríguez”, de don Artemio de Valle-Arizpe, van aflorando pasajes reveladores, de la vida de tan glamorosa y no menos inteligente mujer, figura deslumbrante de la aristocracia criolla, asidua invitada a tertulias y saraos del virrey, donde lucía su belleza, elegancia, gracia y donaire, y que desempeñaría importante papel, en acontecimientos trascendentes, en el devenir histórico de nuestro país.

Debido a públicos y notorios devaneos amorosos, que escandalizaron a la sociedad de su tiempo, a instancias del virrey y para acallar murmuraciones, su padre, determinó casarla a temprana edad, tuvo tres maridos y enviudó dos veces, pero su fogoso temperamento, la inducía a caer de desliz en desliz, como con el canónigo de la Catedral Metropolitana, José Mariano Beristáin de Sousa, los también clérigos Ramón Cardeña y Juan Ramírez, el joven Simón Bolívar, en su paso por México hacia Europa, el sabio viajero Alejandro de Humboldt.

No sólo fue decidida propagandista, del movimiento libertario iniciado por Hidalgo, sino que lo apoyó con recursos económicos, fue denunciada ante la Inquisición, por un delator traidor a la causa, citada y compareció enfrentándose a los Jueces, echándoles en cara abusos y logró salir airosa, aunque las autoridades virreinales, le impusieron destierro temporal a Querétaro, de donde regresó antes de lo estipulado.

Participó en las reuniones de la Conspiración de la Profesa, integrada por connotados personajes criollos, inconformes porque Fernando Vll, había jurado la Constitución liberal de Cádiz, y acordaron designar a Agustín de Iturbide, para que acaudillara el Plan de Independencia, por su prestigio militar y ascendiente en el ejército realista, por lo que la “Güera” Rodríguez, aprovechando su íntima relación, influyó de mil maneras para que aceptara.

Madame Calderón de la Barca, en su obra “La Vida en México, durante una residencia de dos años en ese país”, (1839-1841), compuesta de LlV cartas a familiares en Boston, cuenta en la carta IX, que recibió la visita de la “Güera” Rodríguez, y no obstante que había pasado de los sesenta años, conservaba los rasgos de la belleza que la hicieran famosa, ante propios y extraños, y lo dice de la siguiente manera:

pag 7 jose carlos ibarra2“Antes de terminar esta carta, debo deciros que esta mañana he recibido la visita de una persona notable en extremo, muy conocida aquí con el nombre de la Güera Rodríguez, de la que se dice hace muchos años fue celebrada por Humboldt como la mujer más bella que él hubiera conocido en todo el curso de sus viajes.

Considerando el tiempo desde que este distinguido pasajero visitó estas partes, no pude menos de asombrarme cuando vi su tarjeta de visita en donde rogaba ser recibida, y mucho más de ver que, a pesar de los años y de las huellas que el tiempo se complace en dejar en el rostro más bello, La Güera conservaba una abundancia de bucles rubios sin un solo cabello gris, una hermosa y blanca dentadura, ojos lindos y gran viveza».

Viejos enconos y la pasión política, se han obstinado en no reconocer a Iturbide, como el artífice de la Consumación de la Independencia, se podrá decir que perteneció al ejército realista, y combatió a los insurgentes, ¿y qué acaso Santa Anna no hizo lo mismo, y ocupó la Presidencia en once ocasiones? En cuanto a María Ignacia Rodríguez de Velasco, la famosa «Güera» Rodríguez, lo más probable es que el juicio sea, de que se trató de una aristócrata frívola y casquivana, y no más, son incongruencias de nuestra historia, plagada de lagunas, distorsiones, mitos y leyendas.

A propósito: en el céntrico pasaje Iturbide de la ciudad de México, sus descendientes le erigieron una estatua, con placa alusiva. También en el centro, hay un corto tramo de calle que lleva su nombre, en un parque de Córdoba, Veracruz, en donde se firmaron los Tratados, hay un busto, algunos pueblos de Chiapas y Guanajuato, y hasta un municipio de Nuevo León, llevan su nombre, y según algunos investigadores, 126 calles en el país llevan el nombre de Iturbide, en cambio de la letra original del Himno Nacional, se suprimieron dos estrofas, una de loas a Iturbide y otra a Santa Anna, y del Muro de la Cámara de Diputados, del edificio de Donceles, se borró su nombre.

*Periodista y escritor sinaloense.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.