Nacional

Escribir para decir: Armando Zamora.

Por domingo 29 de junio de 2014 Sin Comentarios

Por Sylvia Teresa Manriquez*

pag 11 sylvia manriquez1

Dice Armando Zamora que el primer impacto que tuvo con los libros fue cuando la profesora Dorita de primer año de primaria le pegó con un libro en la cabeza sin que él supiera el motivo.

Después, con el tiempo, su padre llevó a casa la enciclopedia “El tesoro de la juventud”, que Armando leyó completa, en particular el tomo correspondiente a la poesía. Él dice que de este libro nació su gusto por escribir, de aquellas mezcolanzas (como él mismo las llamó) de versos que hacía para crear los propios.

Hoy, gracias al trabajo de este escritor sabemos que el arte y oficio de escribir lo trae en su bagaje como se traen las buenas costumbres, lo bien aprendido, lo que se ama y se añora.

Recientemente se le reconoció con el Primer Lugar en el Concurso del Libro Sonorense en el género Poesía. Tuvimos oportunidad de platicar con él sobre una inquietud siempre presente: ¿Por qué escribir en este país, en este estado?

Armando, en este México con tantas carencias, este Sonora agobiado, lleno de  conflictos, en un panorama en el que la cultura se difunima ¿Por qué sigue escribiendo?

En mi caso porque hay una serie de preocupaciones que se tienen que decir y tienen que estar presentes siempre. Cada quien lo va  a hacer a su manera, los pintores a su manera, los bailarines a su manera, los escritores a nuestra manera; la motivación finalmente es la vida cotidiana.

Además, compartir esa manera de ver el mundo, no para buscar soluciones a los grandes problemas, porque la literatura no va a ofrecer esas soluciones, lo que  va a hacer la literatura es ampliar el campo de comprensión de los problemas para que todos lo veamos y que todos finalmente podamos aportar algo en busca de una solución, de una forma diferente a la manera en que tradicionalmente se ve.

Esta es la parte del compromiso que siente Armando Zamora cuando escribe. Platíqueme de la parte lúdica de su trabajo.

Para mí, a diferencia de los autores y críticos que dicen que hay que sufrir para escribir, es diferente. En mi caso no es el sufrimiento la sustancia para poder escribir. Para mí la literatura es un oficio más que hay que hacer con toda responsabilidad. Un escritor no tiene que ser un irresponsable, no tiene porque llegar tarde a sus citas, no tiene porque dejar de ir al trabajo. Es un oficio como cualquier otra profesión dentro o fuera de la ley. El escritor tiene que ser responsable, si uno quiere proporcionar elementos para la comprensión tiene que hacerlo de manera responsable.

¿Qué sigue después de su reconocimiento con el Premio del Libro Sonorense?

Yo tengo algunos proyectos, teatro, novela, algunos libros de recopilación periodística, porque también practico el periodismo. No sé exactamente que es lo que sigue, yo quisiera dedicarle mucho tiempo a terminar una obra de teatro que hace años traigo arrastrando. Envidio tanto a los escritores de teatro porque no veo la vida en tercera dimensión como creo que ellos la ven. Yo la veo de manera muy plana porque para mí la poesía no tiene las dimensiones del teatro, igual envidio a los novelistas porque nos dicen tantas cosas en tantas páginas y yo no puedo hacerlo, no he podido terminar una obra de teatro, es un reto que seguiré intentando.

Bueno, la dramaturgía no es nada sencilla. Lo que usted hace tampoco,nos está diciendo con su poesía muchas cosas en pocas palabras. Reitero la felicitación por el Premio del Libro Sonorense y reconozco el compromiso que constatamos sigue sintiendo al escribir.

El nombre de Armando Zamora, autor de 12 libros más, va unido en la tradición literaria a los de Alonso Vidal, Enriqueta de Prodi, Abigael Bohorquez y Miguel Manriquez. Además una calle del fraccionamiento “De los Poetas” en Hermosillo, Sonora lleva su nombre.

*Comunicadora

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.