Editorial

Editorial: Nº 137

Por domingo 6 de enero de 2013 Sin Comentarios

2013 es el año del Bicentenario del natalicio de Richard Wilhelm Wagner, compositor, autor, músico, director de orquesta, poeta y filósofo, figura de la música dramática. Wagner nació en Leipzig, Alemania, el 22 de mayo de 1813 y para conmemorar la fecha, su Patria dedica el año a difundir/ estudiar/ la obra y la vida del ilustre artista. En los setenta años de vida del genial alemán (falleció en Venecia el 3 o 13 febrero 1883) su trayectoria estuvo llena de incidentes y contrariedades en parte por carácter y por otra por sus ideales políticos que lo llevaron a participaren movimientos liberarles y republicanos. Paris, Zúrich, Viena, Moscú, Dresde, y diferentes ciudades de su país fueron testigos de su creatividad. Su repertorio como creador comprende operas, obras musicales, escritos en los que queda bien plantada su posición como ser pensante. Es importante destacar que su antisemitismo ocasionó que el gobierno de Adolfo Hitler utilizará su obra (sin que el compositor tuviera alguna responsabilidad) en los campos de concentración donde se musicalizaba la muerte con su música. En fin más allá de la polémica post-morten que ocasionó su obra, el homenaje/celebración del Bicentenario de Wilhelm Richard Wagner es muestra fehaciente de que el arte sobrevive a los tiempos.

El 3º año la pluralidad y tolerancia

A inicios del 2010, fuimos convocados por el Presidente de la Asociación Doctor José Ley Domínguez, un pequeño grupo de gente que amamos a la cultura; el objetivo emprender la 4ª etapa de La Voz del Norte, originaria orgullosamente de Mocorito, Sinaloa. La invitación no podía ser rechazada, crear un semanario donde la cultura como información, creación, difusión y donde la pluralidad fuera la divisa del periódico; se insistió en la pluralidad y la tolerancia. En el desarrollo del tema conté que por la década de los 80s en diferentes lugares comenzó a circular una amenaza que dictaba: “mata a un chilango y haz Patria”. Años después en un regreso a la capital de uno de esos viajes en las que he transcurrido la vida, charlé con un oriundo de la “Ciudad de México” planteando que la amenaza parecía una respuesta emocional por una parte de la población a los capitalinos y que se ve correspondida con lo que viven muchos provincianos en “Chilangolandia”; con sorpresa escuché que lo que le molestaba era lo de chilango ; tuve que sacar el Diccionario de la Real Academia Española edición vigésima segunda que define la palabra: “Perteneciente o relativo a esta ciudad o a este Distrito Federa, en México”, para solicitarle que fuera de sus deducciones peyorativas del término aceptara como un localismo reconocido que era un chilango, pero que antes que todo un mexicano . En estos 3 años ese el sentido de la pluralidad que se ha manifestado en nuestra páginas, reconocernos a través de la cultura como mexicanos; por eso sugerimos releer a López Velarde que dice: “Suave Patria: te amo no cual mito/ sino por tu verdad de pan bendito,/ como a niña que asoma tras la reja,/ con la blusa corrida hasta la oreja/ y la falda bajada hasta el huesito.”

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.