Local

¡2012 será bisiesto!

Por domingo 28 de agosto de 2011 Sin Comentarios

Por Faustino López Osuna*

Como algunos científicos, conocedores del calendario, lo saben, el mes de julio pasado tuvo cinco fines de semana: cinco viernes, cinco sábados y cinco domingos, cosa que ocurre después de transcurrir 180 años en el planeta. Los que vivan después del año 2191, también habrán de experimentarlo.

Para el presente mes de agosto, se anunció que por un fenómeno cósmico relacionado con Saturno, el planeta Marte estará tan cerca de la tierra, que se le verá del tamaño de la luna llena. Situación que se da después de transcurrir 300 años terrestres. De no ocurrir alguna catástrofe en el sistema solar que acabe con la vida inteligente de su tercer planeta, quienes pueblen este mundo después del 2311, lo apreciarán a todo color y, quizá, desde cualquier otro planeta vecino.

Otra fatalidad temporal a la que estamos sujetos tanto los humildes como los vanidosos mortales, son los años bisiestos, para gusto de los catastrofistas que cada rato nos están augurando el fin del mundo. Confieso que mi conocimiento sobre este tema no pasaba de enterarme de personas que, por haber nacido un 29 de febrero, tenían que aguardar cuatro años para que se repitiera ese día en el calendario y poder festejarlo. El asunto me resultaba tan enigmático, como cuando de niño me hice la pregunta, porqué la semana tenía siete días y no seis ni ocho. Un día de 1969, estando en Bulgaria, en la frontera con Grecia, por una revista de la Academia de Ciencias de la URSS, supe por fin que la semana tenía siete días no por ser un número cabalístico, sino porque son los que dura cada una de las cuatro fases de la luna.

Algo similar me sucedió cuando me pregunté de dónde había salido nuestra unidad de medida, el metro. Luego me enteré que de una convención mundial celebrada en París a finales de 1800. Pero la pregunta que hasta hoy nadie me ha esclarecido, es la de porqué nuestro idioma, el español, tiene cinco vocales y no cuatro ni seis. Esta duda se acrecentó en mí, cuando tuve que aprender las 14 vocales que tiene el búlgaro, que, como el latín para las lenguas romances, es el padre de las lenguas eslavas, como el ruso, el yugoeslavo y el serbocroata. Nadie, ni los especialistas en sánscrito u otra lengua muerta, ni filólogo alguno, me ha dado pista certera que responda mi pregunta.

No hace mucho, acudiendo a diccionarios y enciclopedias, di con el dichoso bisiesto: Dícese del año de 366 días. Cito: “Entre los romanos contaba el año 365 días. Ahora bien, como la duración verdadera del año es 365 días y un cuarto, la acumulación de estas fracciones de día había acabado por acarrear, en tiempos de Julio César, una perturbación notable entre las fechas vulgares y las revoluciones celestes. Para enmendar esta diferencia, llamó Julio César a Roma a Sosígenes, célebre astrónomo de Alejandría. Este sabio propuso que siguiese siendo el año común de 365 días y que cada cuatro años se le agregara un día, haciéndolo de 366 días. Se determinó intercalar el día a febrero, haciéndolo de 29 en vez de 28 días. El año así modificado recibió el nombre de bisiesto, por un cómputo romano relacionado con dicho mes. Son bisiestos los años en los que la expresión numeral formada por los dos últimos números es divisible por 4: 1912, 1916, 1920, 1944, 1988. Los años seculares no son bisiestos, a no ser que sea divisible por 4 el número formado por sus dos primeras cifras: así por ejemplo, no fue bisiesto 1900, pero sí lo fue 2000.” Conclusión, 2012 será bisiesto, cosa por demás inquietante para los supersticiosos.

Se sabe que astrólogos, asiduos lectores de horóscopos y consultores de la cábala, le dan otra interpretación a los años bisiestos. Ahora que está a la vuelta de cuatro meses el próximo año de elecciones presidenciales, algunos políticos proclives a los amuletos, querrán desentrañar lo que les espera en este, para ellos, azaroso bisiesto. Quienes nacieron un 29 de febrero, podrán encender cuatro velitas conmemorativas o festejar su cumpleaños con cuatro pasteles.

*Economista y compositor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.