Nacional

Nueve años y contando… sin George

Por domingo 5 de diciembre de 2010 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

El otoño traumático de 2001 encontraba sus suspiros finales, era un 29 de noviembre. La vida de George Harold Harrison se apagaba, su leyenda tomaba vue­lo. La historia de George tiene dos inicios, el legal, el 25 de febrero de 1943 en la calle Arnold Grave de Liverpool, Ingla­terra, y el artístico, aquel día de 1957 en que Paul McCartney lo presentó con John Winston Lennon, dando comienzo a una trayectoria que lo sitúa entre los inmortales de la música. Las versiones del encuentro de los tres genios se ha contado miles de veces, cito la de Ricardo Homs: “John citó a George en un lugar llamado Wilson Hall, a petición de Paul. Ahí to­caba un grupo lidereado por Eddie Clayton. Este grupo tenía un guitarrista, John puso como condición, para aceptarlo en The Quarrymen, que demostrase que podía ser mejor que el guitarrista de Clayton. George tocó la canción “The Ranchee” e impresionó a John. A partir de ese momento, Harrison se integró a The Quarrymen.” 1.- La noticia del fallecimiento de Harrison impacto al mundo, su mortal enfermedad después de una larga lucha lograba derrotarlo; el segundo integrante del símbolo musical del siglo XX, Los Beatles, terminaba su camino; faltaban poco para conmemorar el 21 aniversario del fin trágico de John Lennon, olía a muerte, el 2001.

El rock and roll en 1951/53, dio forma a un hecho artístico que al poco tiempo conmocionó a las expresiones estéticas / sociales. Es cierto, su origen es sonoro, sin embargo su presen­cia en diferentes manifestaciones creativas- literatura, pintura, cinematografía, ballet, performance, etc. y etc. – lo posicionan fuera del pentagrama, más allá del baile y del espectáculo al que parecía condenado y del cual fue rescatado por el movi­miento generado en otras áreas del arte, que le confirieron el titulo del genero musical contemporáneo de mayor trascen­dencia. Galardón ganado por su poder de convocatoria popular y su proceso de realización grupal en sus etapas de creación, grabación, difusión, mercadotecnia, montaje, culto a los ído­los, singularidades que constituyeron poderosos argumentos para implementar una industria exitosa de la imagen y de los eventos para multitudes que gira en torno a la música; Víctor Roura cuenta de los primeros momentos: “Al principio, el ro­canrol salió con etiqueta, listo para venderse en el mercado. No en vano Alan Freed, el disc jockey, hasta le puso nombre, en 1951. Propiedad privada. Artículo de consumo.” 2.-

Del otro lado de la fama a finales de los 50´s, se integró a los movimientos sociales rocanroleando con los jóvenes que hacían de su rebeldía un ideal no una moda, sin embargo Elvis Presley en esta etapa es el “Rey Criollo”. José Agustín escribe: “Después de James Deán, Presley fue el más grande ídolo de la juventud, fundamentalmente a causa de su sinceridad y su aspecto anticonvencional. Era una rebelión contra el mun­do adulto a través de patillas, ropa y contoneos obviamente sexuales” 3.-Este periodo se distingue por conjuntar a una plé­yade de intérpretes, músicos, productores, ingenieros de soni­do, artistas del marketing del acetato, programadores de las radiodifusoras que integran soportes insustituibles del arran­que del rock que en los sesentas logrará su consolidación en su nueva característica interdisciplinaria, para convertirse en “La revolución sociocultural más importante del siglo XX”.

En 1962, tres sucesos marcarían el despegue del grupo de rock que creo un antes y después,, la celebre audición en la empresa de discos, Decca Records que resultó en la negativa por la compañía disquera a firmarlos para su elenco; el esfuer­zo de Brian Epstein para que fueran escuchados por George Martin y la sugeren­cia de Martin para que cambiaran de baterista- Ringo Starr por Pete Best- y el senci­llo con cancio­nes “Love me do” y “Please Please Me”. De 1962 a mayo de 1970, fecha de la separación del grupo-legalmente abril de 1971- el cuarteto dio origen a la “Betlemanía”, movimientos de fans que por todo los rincones de la tierra, coleccionaban fotos y noticias del grupo, escuchaban sus discos con verdadera devoción, integraban clubes de seguidores, intercambiaban suvenires que compraban en los conciertos en las tiendas especializadas en Los Beatles que surgían sin cesar en todos los países. Unidos los 4, eran la locura colectiva, indi­vidualmente Paul, John, Ringo y George con personalidades di­ferentes representaban las diferentes maneras de vivir el rock. Paul con sus composiciones melodiosas y su cara de niño boni­to hacía que las quinceañeras soñaran con el; John con sus posi­ciones de avanzada cautivaba a los pensantes rockofilos; Ringo personalizaba el desenfado juvenil y George el misticismo.

El último lunes de noviembre, se cumplieron nueve sin Ha­rrison; un iluminado musical que en la composición, ejecución e interpretación, dejó su huella para siempre. En su catalogo de compositor sobresalen: “Something”, “Wile My Guitar Gently Weeps”,” Here Comes The suns”,“ Al Things Must Pass”,” Wats is Life”, “ If a Needed Someone”, “Ol Brow Shoe”,” I Me Mine”, “ Four You Blue”,” Love You To”, “ My Sweet Lord”,” I Need You”,” Blue Jay Way”,” Long, Long, Long”,” Taxman”,” I Want To Tel You”, “Savoy Truffle”, “It`s All To Much”, “Piggies”, Think For Youself, “ All Thing Must Pass”, “Dark Horse”, “All Those Years”, “Don’t bother me”, “Beautiful girl”, tal y tal. En conmemoración de la fecha mortuoria recordamos su actitud social en el celebre Concierto de Nueva York por Bangladesh en los 70´s, su participación en la cinematografía en “La vida de Brian”; la integración junto con Bob Dylan, Roy Orbison y otros músicos de The Traveling Wilburys; el atentado de que fue objeto en diciembre de 1999.

En 1997 el maldito cáncer cerebral que se lo llevó le fue diagnosticado, con verdadera entereza se fue preparando para el final, con esa tranquilidad que irradiaba en su vida cotidiana y pública aceptó el destino. Sergio Gaspar Mosqueda relata su deceso: “Harrison murió el 29 de noviembre en la ciudad de los Ángeles. Los que estuvieron cerca de él en sus últimos momen­tos lo recuerdan sereno, sin miedo a la muerte. Al final, expresó (fiel a su filosofía) que su mayor deseo era que todos los seres humanos llegaran a amarse algún día.”4.-Ya pasaron nueve años y contando sin George, el tiempo del tercer milenio corre a velocidades insospechadas, sus canciones y sus ejecuciones continúan presentes ,es el mejor homenaje para el Beatle in­mortal que continua cantando y lo siguen cantando.

1-“Rock´n Roll”.La revolución socio cultural más importante del siglo. Ricardo Homs. Edamex 1996. 2.- “Onda, progreso, moda, reacción” Víctor Roura. Universidad Autónoma Metropolitana 1984. 3.-“La nueva música clásica” Cuadernos de la juventud, José Agustín. INJUVE. 4. –“Los Beat­les”. Sergio Gaspar Mosqueda. Editores Mexicanos Unidos S. A. 2006.

*Autor e investigador.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.