Editorial

Editorial: N° 26

Por domingo 21 de noviembre de 2010 Sin Comentarios

La cultura contará el próximo año con la cantidad de recursos más grande en la historia, ya que en el presupuesto de egresos de la federación para el 2011 se han asignado y aprobado un poco más de 12 mil 071 millones de pesos, lo que representa un paupérrimo 0.35 por ciento del total.

Con esto, el sector cultural logró pa­sar de 11 mil 930 millones de pesos en el 2010, -de los cuales alrededor de la cuarta parte fueron destinados a los polémicos festejos de los centenarios- a un presupuesto total de 12 mil 071.5 millo­nes de pesos para el 2011.

La presidenta de la Comisión de Cul­tura, dijo que se trata de un presupuesto histórico, responsable y transversal, que dota a las instituciones y a los estados de recursos para el sector.

Sin embargo, si se revisa la asigna­ción de dicha cantidad, se encuentra la enorme centralización del gasto, ya que tres instituciones de la federación como lo son el Consejo Nacional para la Cultura y la Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Nacional de Antro­pología e Historia, absorberán práctica­mente las tres cuartas partes de dicho presupuesto, lo cual a pesar de lo dicho por la legisladora presidenta, los estados seguirán dependiendo de la disponibili­dad de la federación limitando con ello el desarrollo regional de la cultura.

El siguiente dato es revelador: para la protección de las ciudades patrimo­nio, los legisladores asignaron solamen­te 155 millones de pesos -prácticamente el 1 por ciento del total- para Querétaro, Guanajuato, Zacatecas, Campeche, Dis­trito Federal, Morelia, Puebla, San Mi­guel de Allende, Oaxaca y Tlacotalpan.

De esta forma, el derecho a la cultura de las y los mexicanos en las entidades, y no se diga en los municipios, consagrado recientemente en el artículo cuarto constitucional, seguirá dependiendo de los estados de ánimo de los legisladores durante la asignación y de la federación en la operación de los recursos.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.