Nacional

El poeta de Brasil, Vinicius de Moraes

Por lunes 15 de agosto de 2016 Sin Comentarios

Por: Mario Arturo Ramos

Olha que coisa mais linda/ Mais cheia de graca/E ela, a menina/, Que vem e que passa/ Num doce balancado, A camino do mar. Fragmento: “Garota de Ipanema”. Antonio Carlos Jobim/ Vinicius de Moraes

rio 2016Este agosto de 2016, Brasil se encuentra en todas las noticias; la difusión de la Olimpiada XXXI de la época moderna, ha permitido que los espectadores de todos los rincones del planeta recorran con los eventos deportivos, los diferentes lugares donde se llevan a cabo; entonces Brasil y sus habitantes ocupan en la información un sitio relevante. Mientras recorría bajo la lluvia, calles de la ciudad donde habito, se escuchaba en la voz populi un tono de decepción por la participación de la delegación olímpica mexicana, en los primeros días de la justa. Para sustraerme al enojo popular, tararee una obra de la lírica contemporánea “Garota de Ipanema”- Chica de Ipanema- música de Antonio Carlos Jobim, texto de Marcus Vinicius da Cruz de Mello Moraes-Vinicius de Morares-, a quien definiera nítidamente otro aeda de la tierra del Río Amazonas, Carlos Drummond de Andrade: “Vinicius es el único poeta brasileño que osó vivir bajo el signo de la pasión. Es decir, de la poesía en estado natural.” 1.

El guionista de cine, compositor y autor, nació en una zona al sur de Rio de Janeiro: Gavela, llamada así por su cercanía con el promontorio Pedra de Gavela, un 19/ X/ 1913. En sus primeros años asistió a una escuela dirigidas por la orden de los Jesuitas; en su juventud estudió la carrera de Derecho sin llegar a titularse; es en esta etapa cuando escribe los poemas que conforman “El camino hacia la distancia”, publicado en 1933, el cual se considera el primer poemario de este autor perteneciente a la corriente literaria conocida como: Comunicativa, la cual se oponía al exceso experimental en los textos de poetas dizque consagrados, que se alejaban de los lectores comunes para buscar a los “cultísimos”, por su parte “los comunicativos” buscaron un punto de encuentro con los amantes de la poesía sin tanto formalismos, para lograr su objetivo incursionaron en el cine y la canción popular, refrescando los texto repetitivos y gastados que generalmente acompañan a las melodías exitosas y, repitiendo en gran medida la fórmula trovadoresca de los poetas que utilizaron el canto.para comunicarse.

En fin después de tanto error pasado/ tantas represalias/ tanto peligro/ resurge en otro el viejo amigo/ nunca perdido, siempre reencontrado. Fragmento “Soneto del amigo” Vinicius de Moraes, versión Cesar Conto. Vinicius cambió los aires de Rio de Janeiro y se trasladó a la ciudad de Bahía, su estadía en” La Roma negra” como la llamó Jorge Amado, cimbró de manera esencial su vida. Algunos estudiosos de la biografía de Moraes ,señalan que es en esos ayeres cuando arranca a una velocidad formidable su carrera en las letras y en la vida pública; en 1936 sale a la luz de su autoría el libro; “Ariana, una mujer” y los biógrafos cuentan que en 1938, ” Nuevos poemas”, impactó a la crítica que reconocieron en el creador a una voz: “que convirtió en a la antigua capital de Brasil en el elemento vital de su inspiración, en el centro de su creatividad, en un acontecimiento del poema como materia real y palpable.

Es decir, Vinicius siempre fue un poeta de la ciudad, de una ciudad que podía ser infierno y paraíso, donde se podía desatar la euforia ante una mujer bella o vivir los quebrantos que provoca el desengaño, la soledad, la violencia o la meditación ante la muerte”. 2.- El tema de la ciudad y sus personajes, es un elemento en su poesía con el que me identifico plenamente; su búsqueda de viejas y nuevas fórmulas para hacer que la poesía llegue a un mayor número de seres humanos, me parece una tarea loable que dejó huella en el canto nuevo, en el Bosa Nova.

En esa década del siglo XX, Europa se incendiaba y, en 1938 la monarquía inglesa le otorgó una beca para estudiar en Magdalen College de la Universidad de Oxford. Su asistencia a las aulas de la prestigiada institución trajo como consecuencia el contacto con otros escritores que amplió su perspectiva poética; los clásicos ingleses y sus pares contemporáneos fueron material de lectura devorada por el latinoamericano que nutrió su oficio con nuevos horizontes.

el poeta y su musaPara eso fuimos hechos/ Para recordar y ser recordados/ Para llorar y hacer llorara/ Para enterrar a nuestros muertos/ Por eso tenemos brazos largos para los adioses/ Manos para tomar lo que fue dado/ Dedos para cavar la tierra. Fragmento “Poema de navidad” Vinicius de Morares, versión Roberto Alonso, de 1940 al 80 del siglo pasado, año de su muerte en la misma ciudad que lo vio nacer, el poeta de Brasil ocupó cargos gubernamentales, trabajó en el servicio diplomático, viajó por el mundo y escribió, escribió. Dedicado a la vida publicó “Cinco elegías”, “Forma e Exegese”; en 1956- 57, “Orfeo de conceicaçao” adaptada al cine como “Orfeo Negro”; por esos tiempos se editó su “Antología poética”. En el final de ese decenio y el inicio de los sesentas, junto a Joao Gilberto, Toquinho, A. C Jobim, Astrud Gilberto, Carlos Lyra, Billy Blanco, S. Ricardo, Roberto Menoscal, entre otros, dieron vida al Bossa Nova,- estilo nuevo- género musical derivado de la samba con aires jazzísticos y considerada una de las vertiente principal del Jazz latino. En 1960 se encontraba en las librerías brasileñas la 2ª edición de su” Antología poética”, una colección de crónicas / poemas titulado: “Para vivir un grande amor; fue el año de la creación de “Garota de Ipanema”, que originalmente se llamó “Menina que passa ”, la cual fue grabada tres meses más tarde por Stan Getz, Joao Gilberto, A. C. Jobim, la obra causo tal impacto que se convirtió en una canción del catálogo mundial de todos los tiempos; en 1969 sus “Obras completas” salieron a la búsqueda de lectores que consideraban a Moraes un creador de “poesía de manera tan vital como retrato de su vida”. Falleció en 1980. Y el resultado de su oficio se sigue cantando y leyendo; por eso cuando pienso en Brasil me viene a la mente su poeta y: la inmortal “Moca de corpo dorado/ Do sol de Ipanema/ O sea balancado/ E mais que un poema/ E a cosa mais linda / Que eu jà vi pasar…”

Es el octavo mes del año, las XXXI olimpiadas continúan y silbo quedito “La chica de Ipanema”, música de Antonio Calos Jobim y texto del poeta de Brasil, Vinicius de Moraes-

1.-“Vinicius, el signo de la pasión”. Rodolfo Alonso, Jornada semanal. 2013
2.- “Vinicius de Moraes, el desvelo de la muerte” Miguel Ángel Flores, Laberinto, 2013

* Autor e investigador

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.