Editorial

Editorial Nº 276

Por jueves 30 de junio de 2016 Sin Comentarios

Sucesos veraniegos

El verano navega con ganas, por las costas del Golfo de California el calor se vuelve un factor que condiciona la vida cotidiana, las primeras lluvias caen como lágrimas del cielo que brotan por el deceso de la cantante “Chayito” Valdez, en estas páginas encontrarán una crónica de Teodoso Navidad, participante en la inhumación de la cantora en su tierra natal. Las muestras de cariño de los coterráneos de Chayito fueron multitudinarias, su postrero adiós cerró el libro de una mujer que con tenacidad y talento, dejó su nombre impreso en la enciclopedia de la canción popular mexicana.

Hace 205 años

La patria se ha formado con el sacrificio de sus mejores hijos, los cuales por su lucha libertaria han ofrecido la vida por el bien nacional. Ese es el ejemplo que nos heredan los Héroes de la etapa de la Inde-pendencia Nacional 1810- 1821. El 26 de junio, hace doscientos cinco años, en la ciudad de Chihuahua, hoy capital del Estado con el mismo nombre, fueron fusilados por la fuerzas realistas, dos próceres: Ignacio José de Allende y Unzaga y Juan Aldana, ilustres militares de las fuerzas patrióticas, quienes son ejemplo de lo mejor de México. Hombres históricos que abandonaron el confort y las comodidades para comandar a los insurgentes junto a otras figura encabezadas por Miguel Hidalgo y Costilla. Hace 205 años y la Patria los sigue necesitando…

Las vacaciones de temporada

Aprovechar el largo asueto vacacional para asistir a talleres culturales, bibliotecas, museos, galería y salas de concierto es la mejor opción para enriquecer el acervo. La oferta de estas actividades para los va-cacionistas a lo largo y ancho del país está abierta. Lo acomendamos, este editorialista cree que es la mejor manera a aprovechar la temporada. Que disfruten las vacaciones.

Juan Cervera Sanchis

EN FIN

En fin, las cosas como son, ¿qué quieres que te diga?

Otro día, otro paso hacia la nada y, entre tanto, esto de colgar

y descolgar fantasmas, ilusiones y sueños en las ramas del árbol de la vida,

que se va hoja tras hoja entre sombras y adioses.

En fin, en fin, las cosas y esto y aquello y lo otro y lo de siempre y el aburrido y el constante dos más dos, que dicen que son cuatro,

y el uno menos uno y el cero inevitable del olvido

y los periódicos y la televisión y el Internet, y el mira que te pillo y no te pillo y el fútbol y la política,

y hacienda y los impuestos,

y los recibos de la luz y el teléfono, y el ir y el venir y el darle y darle,

una vez y otra vez, vueltas y vueltas

y más vuelta a las ruedas del viejo carromato,

que alguna vez creyó ser veloz diligencia. En fin, las cosas como son, ¿qué quieres que te diga?

Si he de decirte algo, lo más que te diría, con acento andaluz y un poco

o un mucho de retumbante y loco achondeo, es que dejes de una vez por todas

de ir con la cruz al hombro y de tomar en serio

esta broma, esta burla, este fiero y tramposo cru-

cigrama disfrazado de partida de ajedrez que es la vida.

LA PIEDRA

La piedra seguía esperando, muerta de sed, una mano que al fin la arrojara al río

y el río se la llevara a la mar.

La piedra, sedienta y desesperada de esperar y de esperar,

seguía y seguía esperando,

y el agua cantarina, que pasaba y que pasaba rumbo a la mar, seguía y seguía ignorándola.

* Poeta y periodista andaluz

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.