Local

Sueños pintados de satisfacción

Por viernes 30 de enero de 2015 Sin Comentarios

Lizbeth Sepúlveda Camacho presenta su obra en el Centro de Ciencias de Sinaloa.

Sueños pintados de satisfacciónExpresa Lizbeth Sepúlveda Camacho, en un mo­mento en que al presente trae sus inicios en la pintura, cuando tenía 13 años. Hoy comparte una exposición en el Centro de Ciencias de Sinaloa llena de color, de mo­vimiento y de Sueños pintados. La muestra fue inaugu­rada por Rocío Labastida de la Torre, directora del CCS, en presencia de invitados especiales y comensales del restaurant El Meteorito. De la Torre expresó su gusto por conocer a la pintora guamuchilense, su arte y que éste revista las paredes del recinto gastronómico. Mencionó que una vez le tocó ver una exposición en el Congreso del Estado de creadoras del Évora, y ahora que ve las piezas de Camacho Sepúlveda, refuerza su idea de que en esa zona hay talento.

La pintora se siente emocionada de exponer en este cen­tro, emocionada de que más público vea su obra, la que también estará a la venta por un mes, o tal vez más. Re­cordó que desde los 13 años que ganó un concurso de pintura a nivel estado, se ha dedicado a la pintura de lle­no. Este concurso determinó su vida, la llenó de color y también de satisfacciones.

“Salí de la secundaria y los maestros me seguían pidiendo que pintara: ‘tráeme un Cuauhtémoc’, yo ya no estoy en la escuela, les decía, y ahí estoy pintando a Cuauhtémoc. Seguí estudiando cuando entré a la prepa, con clases de pintura y cerámica”, recordó. “He estudiado grabado, pintura en óleo, acuarela, pintura gis, pintura en chapopote, pintura en cerámica, técnicas mixtas”. Incluso cuenta que aprovecha las vacaciones de sus dos hijos para estudiar, porque “uno nunca termina de aprender”.

De ojos pequeños, pero mirada expresiva, se muestra contenta de entregar su vida al arte, pero tam­bién de dar su espacio a sus dos hijos, principales admira­dores de su trabajo, y a su esposo. “Una vez fuimos al Mu­seo Diego Rivera, en Guanajuato, y mi hijo me dice: mamá tú pintas mejor que Jenni Rivera, nos reímos mucho. Sí, hijo, pinto mucho mejor que Jenni Rivera, le contesté, se le enredaron los nombres, mi niño estaba chiquito”.

Recientemente, la guamuchilense participó en un mural realizado por Ernesto Ríos, que hizo para Mocori­to. De Ríos aprendió un poco más de cerámica, pero dice que al maestro al que más le ha aprendido es Francisco Ortiz Palma “Tocayo”, para quien extiende sus respetos. Expresa mientras el público admira las piezas expuestas, en su mayoría al óleo, pero también de técnicas mixtas, como Orquídea, Fuerza salvaje, Bodegón marino, Juego de colores, El creador de Las Vegas, Última esperanza.

Satisfacciones de Lizbeth: poder compartir con demás personas los conocimientos del arte de la pintura, se siente complacida y a la vez comprometida de que aho­ra le pidan cuadros.

“He mandado cuadros a Estados Unidos”, expre­só. “Siento mucha satisfacción que me pidan cuadros, porque una cosa es que te guste lo que haces y otra que otros valoren tu trabajo, eso me llena de satisfacción”. La también licenciada en Mercadotecnia señaló que le gus­taría ser recordada por sus obras pictóricas. “Me gustaría dejar huella en el tiempo, es lo que todo artista quiere”,

subrayó. Pero también tiene otro anhelo: que la gente se refugie en la creatividad para olvidarse de enfermedades, de problemas, para que haga de su ocio algo productivo. “Me gustaría que más gente se inspirara por el arte, se relaje, en vez de estresarse o preocuparse por otras co­sas, o estar de ociosa”. Y en vez de destruir aprendan a construir. Es ecologista y desea llegar a las personas hacer conciencia por medio del arte.

Curriculum de la pintora :

Lizbeth Camacho Sepúlveda pinta desde los 13 años. Ha tomado clases de pintura en diferentes institu­ciones, así como en diversos estados del país. Fue discí­pula de Lenin Márquez, María Teresa E. Astts Mendivil. Francisco Ortiz “Tocayo”, Rogelio Montes, Oscar García “Centro cultural del bachiller Carlos Esqueda Pérez”, Ma­rissa Zepeda, Ana Koutroulares entre otros.

Se ha desempeñado como maestra de pintura impartiendo cursos y talleres de técnicas mixtas, dibujo y grabado en programas como Hábitat, Casa de la Cultura Guamúchil, escuelas privadas, Centro de Bienestar Social, además de clases particulares. Ha expuesto en institucio­nes públicas y privadas; en Mazatlán, Culiacán, Guasave, El Fuerte, así como en galerías de España, Perú, Colombia, Venezuela, Nueva York e Italia, algunas de ellas en colec­tivas organizadas por el Movimiento Artístico Internacio­nal.

N de la R

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.