Estatal

Guasave en postales, a 60 años de ser declarada ciudad

Por domingo 24 de agosto de 2014 Sin Comentarios

Por Daniel García López*

pag 14 DANIEL GARCIA LOPEZ1El Museo de Guasave, celebrando el 60 aniversario de la declaratoria que convierte a la Villa de Guasave en ciudad, mostró una cuidadosa colección de tarjetas postales de Guasave, que intenta  comunicar a quien las vea, cuáles eran los paisajes que componían el entorno edificado, y claro, embellecido por la búsqueda del ángulo correcto para hacerla lucir mejor y poder con ello mostrar el rostro bonito de un Guasave que durante el siglo XX fue casi el mismo, sin sufrir alteraciones en su composición geográfica.

Pretende hacer llegar algo más que la simple contemplación de la imagen por lo que es, si no que pueda encontrar en ella la secuencia del desarrollo urbanístico, a veces lento, otras más lento de nuestra ciudad, que sepa buscar en estas imágenes congeladas en el tiempo y el espacio, el amor por el solar nativo.

pag 14 DANIEL GARCIA LOPEZ2Invita a apropiarse del paisaje urbano, de reconocer los rincones que transitaron durante un siglo; unos siguen iguales, de otros sólo el recuerdo queda. La exposición está formada en su mayoría por el acervo personal del director del Museo, más algunas imágenes prestadas que logran integrar un excelente contenido de postales fotográficas que en su momento intentaron mostrar la mejor cara de Guasave fuera de sus límites.

Importantes compañías como “México Fotográfico” vinieron hasta aquí para sacar sus tomas y mostrar el Guasave de principios de siglo XX con sus anchas calles y hermosas edificaciones decimonónicas en torno de la vieja iglesia del Rosario, pilar y fundamento de la vida social de todos los tiempos.

Lentes nativos de esta tierra como el de Heriberto Soberanes, que a principios de los años treinta, hizo sus “Vistas” de un pueblo que iniciaba surgir de la modorra del siglo XIX. Los años cincuenta fueron registrados nuevamente por México Fotográfico y sus famosas iniciales impresas en las postales: MF, lo mismo en los sesentas y setentas. Las imágenes eran casi las mismas, circunscritas a su centro histórico y las viejas edificaciones que lo componían, sólo cambiaba alguna remodelación, el cambio del kiosko a la Plaza Hidalgo o algún detalle casi imperceptible o la toma hecha desde otro ángulo.

En los ochenta podemos analizar el ensanchamiento de la ciudad: grandes y modernos edificios son objeto de los artífices de la lente como José Ángel Quiñonez Espino, quien desde su “Estudio Fotorama” nos muestra el Guasave moderno con el nuevo palacio Municipal, el Auditorio Héroes de Sinaloa, una ciudad que crecía a pasos agigantados.

Ya en los albores del siglo XXI, la lente  de Laura Elena Valdez Castro retrata aspectos nuevos y de gran valor identificativo como el monumento a los cuatrocientos años de la fundación, sus nuevos bulevares, se extiende a Playa Las Glorias como extensión de un Guasave que le apostaba al turismo y que mostraba sus raíces en los vestigios de Nío y Pueblo Viejo.

Comunicación impresa en cartón, que las llevaba el cartero hasta la puerta donde un guasavense las recibía lleno de nostalgia, pues en el cartón iban impresos los recuerdos de la niñez pasada en esos rincones, llevaba el olor tierra mojada con las lluvias de agosto o el olor de las ciruelas y los mangos que crecían en los patios pletóricos de suspiros , añorando estar aquí, a orillas del Petatlán.

*Director del museo de Guasave.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.