Estatal

Homenaje a la Tambora

Por domingo 8 de julio de 2012 Sin Comentarios

Por Faustino López Osuna*

Estando por terminar de componerle una canción a todos y cada uno de los 18 municipios del Estado hacia 1989, decidí escribir temas en torno a las tradiciones, usos y costumbres sinaloenses. Así rescaté de la memoria infantil lo acontecido en una boda en mi pueblo, en la que le pusieron candelilla a la comida, con sus catastróficas consecuencias para los invitados. Tema, por cierto, que incluyó Jesús Monárrez en una producción que realizó con el mariachi de Jesús Rodríguez de Híjar, para discos WEA.

Continué con un corrido a la Banda, elemento esencial de nuestra identidad cultural, en cuya introducción digo: “Con el permiso de ustedes/ le canto a mi Sinaloa,/ a sus hombres y mujeres,/ sus pueblos, ríos y costas,/ pero sobre todo a su alma/ porque su alma es la Tambora”.

Al siguiente año, después de presentar en la explanada de DIFOCUR mi trabajo acompañado por la Banda Tierra Blanca de Culiacán, fui invitado a participar en el Cuarto Festival Cultural Sinaloa 1990, incluyendo en el programa “Nueva Canción Sinaloense” dicho corrido A la Tambora, que di a conocer en 9 municipios, desde Angostura hasta Escuinapa. En diciembre de ese mismo año, al tener conocimiento Don Cruz Lizárraga de mi canción, la incluyó en la grabación conmemorativa del 50 Aniversario de la Banda El Recodo.

Como mis composiciones son una propuesta dirigida a nuestra gente, escribí versos para decirlos como apertura de cada tema y descubrí, al pronunciarlos lo mismo en la costa que en la sierra, que en nuestro pueblo, en el corazón de cada sinaloense, sobre todo en los ancianos, hay más poesía que toda la arena junta de nuestros once ríos. Aquí los correspondientes a nuestra Música de Viento:

El que no tiene raíces
el viento lo desmorona;
no lo identifica nada,
todo lo imita o lo copia.
Envidia lo que no tiene
y, así, tampoco valora
lo que distingue a los otros:
es oscuro como sombra.

Yo no padezco esos males
porque me basta y me sobra
haber nacido en mi tierra
para sentirme en la gloria.
Soy de un pueblo luminoso,
soy de un pueblo con memoria
que expresa su sentimiento
a través de la Tambora.

Habrá a quienes los aturda
su brillantez poderosa,
pero así es el sinaloense:
cuando se da se desborda.
Este es mi humilde homenaje
a la Banda, que es luz propia
y es parte de la cultura
del pueblo de Sinaloa.

*Economista y compositor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Violencia
Siguiente entrada