Estatal

SINALOA UNA HISTORIA PARA PRINCIPIANTES (SEGUNDA DE TRES PARTES)

Por jueves 15 de marzo de 2018 Sin Comentarios

TEODOSO NAVIDAD SALAZAR

La muerte de los principales iniciadores de la lucha por la independencia nacional encabezados por don Miguel Hidalgo, no hizo más que reafirmar el sentido de libertad en toda la Nueva España. Surgieron otros líderes como José María Morelos, Los Galeana, Los Bravo y Vicente Guerrero con sonoras victorias en 1811, apoderándose de gran parte del país. En 1813, se prohibió la esclavitud y se integró el Congreso Constituyente en Chilpancingo, hoy estado de Guerrero. Muerto don José María Morelos, Vicente Guerrero asumió el mando del movimiento, recibió apoyo de varios grupos de españoles después del fracaso de Agustín de Iturbide por derrotarlo con quien pactó el Plan de Iguala el 24 de marzo de1821.
Sinaloa Jura la Independencia de España.- Dados estos acontecimientos, en Sinaloa, en el Real de Minas de El Rosario el comandante militar Fermín de Trabé, junto con los vecinos del pueblo juró la independencia de México, siendo la primera población en todo el noroeste mexicano en hacerlo. Juan O¨ Donojú, último representante de España en México, pactó con los insurgentes la independencia de México, fir-mando los Tratados de Córdoba que ratificaban dicha independencia el 27 de septiembre de 1821. En Culiacán, en la catedral se pronunció el juramento de independencia, el 6 de octubre de 1821.

Real de Minas de El Rosario, Sinaloa Rebelión contra el imperio de Agustín de Iturbide.- La Junta Provisional para el establecimiento del gobierno de las provincias de Sonora y Sinaloa se integró en febrero de 1822. El país había quedado en ruinas, el territorio afrontaba los embates de la pobreza, inseguridad, insalubridad, falta de empleo y bandolerismo; la producción se había detenido pero los criollos y españoles seguían siendo ricos. Por ello, las provincias de Sonora y Sinaloa como el resto del país, enfrentaron serios problemas, que no supo enfrentar Agustín de Iturbide. Entonces surge la rebelión en su contra encabezada por Antonio López de Santa Anna, Vicente Guerrero, Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y otros; todo ello obligó al gobierno de Agustín de Iturbide a firmar el Plan de Casa Mata con los caudillos del movimiento, el 19 de marzo de 1823.Iturbide renunció como emperador. Su salida dio paso, a la reinstalación de la república. En Sinaloa se inició la lucha por la separación de Sonora, encabezada por el diputado Carlos Espinoza de los Monteros. En julio de 1823 se determinó que Culiacán fuera la sede de la provincia de Sinaloa; la de Sonora, fue Ures. Celestino Negrete, Nicolás Bravo y Guadalupe Victoria, que gobernaban al país, convocaron a un Congreso Constituyente, mismo que se integró con dos grupos políticos: centralistas y federalistas.Los primeros buscaban establecer la sede del gobierno en la ciudad de México para que desde ahí se organizara la conducción del país. Los federalistas en cambio pugnaban por una nación formada por entidades soberanas, que pudieran elegir libremente a sus gobernantes y legisladores que crearan sus propias leyes locales respetando la ley superior del país. Deseaban que los estados manejaran su propia hacienda, pero la situación de la incipiente nación era caótica, ya que había una mala organización y administración de la economía, la política, la recaudación, etcétera. El Congreso federal se disolvió y en enero1824, se dio a conocer el Acta Constitutiva que daba origen al régimen federal. En octubre de ese año se promulgó la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, que establecía, el sistema federal como base del nuevo Estado y el sistema republicano como base del gobierno. La federación se integró con 19 entidades.

Sinaloa y Sonora formaron el Estado de Occidente. Guadalupe Victoria fue electo para ocupar la primera presidencia del nuevo estado mexicano, cubriendo el periodo 1824 a 1829. El 12 de septiembre se instaló el Congreso del Estado de Occidente, teniendo como sede del poder la ciudad de El Fuerte; Juan Miguel de Riesgo ocupó la gubernatura. El incipiente estado quedó dividido para su administración en cinco Departamentos a saber: Arispe, Horcasitas, El Fuerte, Culiacán, Rosario y San Sebastián, además de trece Partidos, entre ellos: Arispe, Altar, Ostímuri, Sinaloa, Culiacán, Rosario y San Ignacio de Piaxtla.

Iglesia de San Ignacio de Piaxtla. Un año después, en noviembre de 1825, el estado de Occidente promulga su primera Constitución Política. Las cosas no marcharon como se deseaba, por las inconformidades entre los políticos de las dos antiguas provincias (Sonora y Sinaloa), por tener la sede del poder en su respectiva región. En 1826, se hicieron los primeros intentos de separarlas. Pero la rebelión ocurrida tanto de indígenas mayos y yaquis por el despojo de sus tierras en sus antiguas comunidades, crearon un clima de inseguridad que obligaron a cambiar la sede de los poderes a Cosalá. Villa de Cosalá Después se intentó trasladar la capital a Culiacán y Álamos, pero se dio una fuerte resistencia por lo que, el Congreso optó por buscar asilo en la ciudad del Rosario (de ahí viene la denominación de Ciudad Asilo), finalmente se instaló en Álamos. Después de una fuerte lucha entre grupos, el Congreso del estado autorizó la separación de las antiguas provincias, en 1827. El Congreso Federal ratificó esta decisión el13 de octubre de 1830 Sinaloa quedó integrado por los Departamentos de San Sebastián, Culiacán y El Fuerte; Culiacán fue la capital del nuevo estado.

El Congreso Constituyente.-
Se instaló el 13 de marzo de 1831, sancionándose la primera Constitución Política del Estado de Sinaloa el 12 de diciembre de ese mismo año.
El primer gobernador fue Francisco de Iriarte, que destacó en la lucha por la separación del Estado de Occidente, pero no pudo asumir el cargo, sustituyéndolo en forma interina Agustín Martínez de Castro.
En junio de 1832, Manuel Álvarez de la Bandera lo relevó. El país y el estado vivían en medio del conflicto entre federalistas y centralistas, lo que fue aprovechado en Sinaloa por la familia Vega, creando el partido “Veguista”, que utilizaron para tomar el poder. Los sinaloenses no vieron mejoría en sus condiciones de vida. Se vivía en medio de una terrible insalubridad, falta de comunicaciones terrestres, pocos centros de educación e industrias. En 1832, con Anastasio Bustamante en la presidencia las cosas no fueron mejor y en Sinaloa la familia Vega protagonizó una rebelión por lo que las autoridades legalmente constituidas tuvieron que salir del estado, ante el clima de inseguridad, asumiendo la gubernatura Manuel María de la Vega y Rábago y con ello el control político de dicha familia. Al implantarse el centralismo, Sinaloa pasó a ser departamento en 1836, recayendo el cargo de gobernador en los comandantes militares del Departamento en la Junta Departamental. Economía.- A pesar de los conflictos en el país, la economía en Sinaloa avanzó en agricultura, la ganadería y la explotación de minas en El Rosario, Cosalá y Concordia.
El puerto de Mazatlán se abrió al comercio internacional convirtiéndose en el puerto más importante de la costa del Pacífico y en la ciudad más relevante de Sinaloa, seguida por Culiacán. El comercio era controlado principalmente por extranjeros. Todo ello hasta mediados del siglo XIX. En Culiacán ejercía el control político y económico la familia de la Vega que comercializaba por el puerto de Altata, rivalizando con Mazatlán. Al establecerse la casa deMoneda en Culiacán esta región tuvo un gran auge económico.
Educación.- En 1838, abrió sus puertas el Seminario Tridentino, único en el noroeste mexicano, donde se formaban los teólogos, abogados, no sólo a los seminaristas sino a quien pudiera pagar su educación. Se abrieron escuelas lancasterianas, a mediados de 1840.
Salud.- A fines del siglo XIX, se crearon los hospitales, militar y civil; no había otros en Sinaloa. Ocupación.-El gobierno norteamericano bloqueo el puerto de Mazatlán en febrero de 1847, desembarcando sus tropas en noviembre de ese mismo año, procediendo a nombrar autoridades entre ellos mismos ante la negativa de los mazatlecos de apoyar la invasión. Las tropas nacionales enfrentaron a los norteamericanos en la ranchería llamada Urías el 20 de noviembre de 1847.
Al firmarse el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, en 1848, por el presidente de la Peña y Peña, en el cual México se comprometía a entregar a los Estados Unidos los Territorios de Alta California, Nuevo México, además de reconocer la anexión de Texas, terminó la invasión. En 1852, Francisco de la Vega asumió la gubernatura del estado de Sinaloa.
Nueva Ley.- El 21 de ese año se promulgó la nueva Constitución Política de Sinaloa. Las reformas establecidas por de la Vega, afectaron los intereses de los extranjeros en Mazatlán, y apoyados por sus propios países se sublevaron contra el gobierno para evadir el fisco. La fuerza de la comandancia militar del puerto desconoció la autoridad del gobernador, y poniéndose del lado de los comerciantes, intentaron convertir la zona en un territorio federal gobernado de manera autónoma; la fuerza del gobierno nacional lo impidió. Al triunfo de la Revolución de Ayutla, en 1855, asumió la presidencia de manera interina, Juan Álvarez. En febrero de1857, los legisladores crearon la nueva Constitución. Por Sinaloa fueron diputados Ignacio Ramírez, El Nigromante; Antonio Martínez de Castro y Mariano Yáñez. Gobernaban el estado Pomposo Verdugo y Agustín Martínez de Castro, gobernador y vicegobernador, respectivamente, quienes por enfrentamiento con el clero pidieron licencia, asumiendo provisionalmente la gubernatura el diputado local Miguel Ramírez, quien juró la nueva Constitución, el 20 de marzo de 1857. A finales de ese año, con el fin de desconocer la nueva Constitución los conservadores lanzan el Plan de Tacubaya; destituyen al presidente Comonfort y en enero de 1858, se nombra a Félix Zuloaga en la presidencia del país. Benito Juárez, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación asume la presidencia de México por ministerio de Ley, llevando la república a cuestas por varias partes del territorio nacional. En Mazatlán los conservadores se adhieren al Plan de Tacubaya, nombrando José María Yáñez gobernador.

El Fuerte.
En agosto de 1858, Plácido Vega encabeza, en El Fuerte a un grupo de liberales y con el apoyo de Ignacio Pesqueira, gobernador de Sonora, recupera el poder. Se dan combates en todo el estado, donde participan, Eustaquio Buelna, en Culiacán y Fortino León, en Concordia. El 3 de abril de 1859, son derrotados los conservadores. Juárez desde Veracruz, dicta varias leyes reformando la Constitución. En Sinaloa Plácido Vega asume la gubernatura, restableciendo el orden. El Congreso local emite una nueva Constitución para Sinaloa, el 10 de abril de 1861.

* Promesa, Eldorado Sinaloa
Sugerencias o comentarios a teodosonavidad@hotmail.com

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.