Nacional

SI PUDIERA DEVOLVER EL TIEMPO

Por viernes 15 de septiembre de 2017 Sin Comentarios

si pudiera devolver el tiempo2

Por: América Pina

Nos encontramos muy emocionados toda la familia, no es para menos, mi querido hijo, el Profr. Fernando Enrique Quezada Pina ha tenido la enorme satisfacción en ser maestro del mejor alumno de sexto año en el estado de Sonora: el jovencito Daniel Arturo Núñez Gil, quien obtuviera primer lugar en la Olimpiada del Conocimiento 2017, empresa nada fácil, resultado de una serie de méritos que fue logrando, guiado siempre por su maestro. A saber: Primero concursó por su Zona Escolar, en cuyo examen, obtuvo 94 aciertos de 100 preguntas; ganó la Presidencia Municipal, dentro del Cabildo Infantil, es decir, primer lugar a nivel Municipal; luego el concurso Regional, ahí fue seleccionado para participar en la justa final que se efectuaría en Hermosillo, donde obtuvo el primer lugar en la Olimpiada del Conocimiento 2017. EL MEJOR ENTRE LOS MEJORES.

Daniel Arturo, 21 niños más y seis niñas, apoyados además del maestro Fernando, por la maestra hermosillense Heleny Alicia Casillas Gallardo. Los mejores estudiantes de nuestro estado, recibirían como premio a su dedicación y esfuerzo, el poder asistir a la CONVIVENCIA 2017 que año con año se organiza en la ciudad de México, por parte de la Presidencia de la República, actividad en la que el Presidente Enrique Peña Nieto, tuvo el privilegio de convivir con los mejores estudiantes del país que gobierna.

En el caso de nuestro estado, estuvieron representadas quince si pudiera devolver el tiempocomunidades, con escuelas urbanas, rurales completas, multigrado, CONAFE, INI, y un alumno de Colegio Particular. Así que indudablemente, nuestra educación pública tiene un magnifico nivel. Qué hermoso y gratificante hubiera sido, que tanto el Secretario de Educación en el estado, como la Sra. Gobernadora, hubieran convivido algunos minutos con estos niños, antes de que emprendieran su viaje a la ciudad de México, ellos lo merecen, y los funcionarios se perdieron este honor.

Fueron llegando las fotos y tuvimos el gusto de ver a nuestra delegación, correctamente uniformada, no sólo con el uniforme deportivo, sino también con ropa de vestir para las ceremonias que se efectuarían en la residencia de Los Pinos, donde un alumno de cada estado, el mejor, recibiría un reconocimiento de manos del Presidente. Nos dio gusto verlos abordando el avión que los llevaría a la capital del país; desde Sonora, un viaje por tierra sería injusto, tanto para los maestros como los alumnos.

A estas alturas, usted se preguntará ¿Por qué quisiera devolver el tiempo? ¿por qué el título? Hay varias razones y me voy a la más lejana, cuando el maestro Fernando Enrique fue estudiante de sexto año de primaria, tan distinguido como Daniel Arturo, estudió con gran empeño preparándose para ir un día próximo a saludar al presidente de la república. Pasaron los días y por fin intrigados, nos acercamos al director de su escuela para preguntar acerca del concurso de zona, tranquilamente nos contestó: No hay nadie que se sienta preparado para competir con Fernando, así que el inspector escolar decidió declarar desierto el concurso; ese año ningún niño de su zona escolar viajó a la Ciudad de México.

Por eso es que hoy, reviste tanta importancia que el maestro Fernando, quien ya fue premiado como el mejor maestro de Sonora, en tiempos del gobernador Eduardo Bours, sea quien acompañe a la Delegación de Sonora.

Durante el transcurso de los eventos, fue muy emocionante para toda la familia ir recibiendo las fotos de las actividades, ver a todos tan felices disfrutando de lugares totalmente inalcanzables para la mayoría. Treinta años antes, mi hijo menor, M.C. Dr. Ariel Arturo Quezada Pina quien también fuera un alumno distinguido que viajó a la Ciudad de México nos comentó: en esa ocasión, viajamos en camión Tres Estrellas desde Hermosillo hasta el Ciudad de México lo demás puede usted imaginarlo.

Qué bueno que hoy valoran a nuestros jovencitos, la mayoría estudiantes de escuelas públicas. Honor a quien honor merece, son la crema y nata de nuestra juventud, la esperanza de nuestro México, producto de la guía, el trabajo impecable y el ejemplo de personas como el maestro Fernando Enrique Quezada Pina y la maestra Heleny Alicia Casillas Gallardo.

Creo que esto sí de verdad cuenta, y cuenta mucho, aunque algunas personas no le den la debida importancia. Me permito señalar que los padres de los 30 niños, orgullo de Sonora, aún están solicitando que la Secretaría de Educación Pública y el Gobierno del estado, les entreguen un documento reconociendo sus méritos y su participación en la convivencia 2017 con el Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto.

Detalles de la vida que nos duelen en extremo, y me pregunto ¿Qué sentirán los muchachos ante esta falta de atención a sus esfuerzos?..

* Maestra jubilada e integrante del Taller Después del Cafè

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.