Nacional

Crónicas peregrinas de Andrés Garrido del Toral

Por viernes 31 de julio de 2015 Sin Comentarios

Por: Mario Arturo Ramoscronicas peregrinas

Cuentan que el veinticinco de Julio de 1531, se fundó la ciudad de Querétaro (hoy Santiago), capital del estado del mismo nombre, sin que exista una prueba que demuestre lo que asevera la leyenda. Lo importante es que la tradición popular y oficial, cada julio celebra un aniversario más de la fundación; entonces este 25 se festejó sus 484 años. Con este motivo el doctor en derecho, cantor, autor, pedagogo y colaborador de distintos medios informativos, como La Voz del Norte, Andrés Garrido del Toral, presentó e 1º de julio como inicio de los eventos por el cumpleañero, en el Museo Regional de Querétaro su libro “Crónicas peregrinas”. A la presentación fuimos invitados como comentaristas, el músico, compositor y maestro queretano, Aurelio Olvera y el que escribe. La tarde lluviosa acompañó a los asistentes que esperaron pacientemente que se abrieran las puertas del recinto, después de que sonaran las campanadas del templo de San Francisco- en el Centro Histórico- anunciando la hora del rezo, señal para que se llenara el auditorio, por lectores convocados. En el evento los presentes escucharon los comentarios anecdóticos de Aurelio sobre el libro y el autor; en mi turno señalé lo siguiente:

Buenas tardes húmedas y veraniegas; nos reunimos para presentar una obra escrita por un queretano para queretanos: “Crónicas peregrinas”, confieso que ahora no se si fue escrita para santiaguinos, santiagueños, santiaguenses o simplemente Santiagos; por lo del actual nombre, Santiago de Querétaro. ¡Claro! para este nativo de la ciudad colonial siguen siendo: queretanos. El libro que nos reúne, consta de doscientos un páginas en las que el autor nos lleva en un ágil peregrinar por anécdotas, leyendas -locales y externas-, vivencias y malquerencias, intimidades y aventuras, por donde ha peregrinado y creo que lo seguirá haciendo de manera frívola, irónica, documentada. A partir de la página 165, el volumen- a mi juiciotiene momentos brillantes en el capítulo titulado; Una peregrina historia de Querétaro. Documento que pasa a formar parte de los trabajos literarios que enriquecen la comprensión y conocimiento de la historia del Querétaro de Garrido del Toral. Esta parte nos permite adentrarnos en la tarea del Cronista del Estado, que muestra sapiencia, eludiendo lo epidérmico que en otras partes de sus crónicas florece.

La última noche del sexto mes y la primera mañana del séptimo, leí de cabo a rabo-para sonar a popular- las Crónicas del queretanisimo y me felicité por participar en este acto literario, muy cerca del lugar donde nací. Siempre he admirado a los autores coterráneos, -no conozco a todos-, a los que leo, los admiro por realizar su oficio en un paisaje árido, son periodistas, historiadores, cronistas, poetas, que han logrado realizar su vocación con verdadero espíritu de peregrino para seguir en la tónica del libro; por lo tanto también mi admiración es para Andrés, que con tenacidad y talento ha construido una buena cantidad de títulos en su catálogo de autor; frondosa jacaranda al que hoy se le aumenta un nuevo brazo.

Para no cansar al público y pasar a lo importante de esta tarde/noche, que es la lectura por su autor de algunos pasajes de su libro, debo finalizar con lo que debí decir al principio: Lean “Crónicas peregrinas” es un libro queretano, con aventuras y vivencias queretanas o de queretanos, es posible que en su lectura encuentre que usted o un conocido sean personajes de la obra; léanlas porque leer es sobre todo un gusto y les va a dar gusto leer a Andrés Garrido del Toral. Si me permiten invito al autor al estrado.

“Mis nalgas de mariposa en flor” texto de Andrés Garrido del Toral, leído por su autor el 1º de julio. En la presentación de su libro, “Crónicas peregrinas”.

En el año de 1996, en día de muertos decidí organizar una comida con mis compadres Hiram Rubio, Toño Murúa Mejorada y Chalío Ledezma para oír y cantar peregrinas canciones y decidimos irnos a la quinta,  “ Las conchas” en mi peregrino rincón bernalense ( Pueblo de Bernal, Querétaro) sin nuestras esposas porque según el invitado especial Francisco Duran Guerrero ”gastas el doble y te diviertes la mitad”. Desgraciadamente ya había cambiado yo mi línea telefónica móvil Iusacel a Telcel y Conchita Sicilia me traía jodido llamando y preguntando ¿Dónde Judas andas?, y aun ante la risa de mis contertulios yo le contestaba que trabajando.

Las risas por las puntadas platicadas por el maestro Durán e Hiram nos hicieron deliciosa la tarde y en menos de que canta un gallo la negra noche cubrió con su manto el cielo peregrino de Bernal, por lo que decidimos abandonar el portal equipado de mesa y sillas de hierro, adornadas con flores y mariposas y tornamos a la vida real, donde no habitan los peregrinos fantasmas del ensueño. Al llegar a la casa familiar, Conchita se me quedaba mirando tratando de encontrar una evidencia de algo que me echara de cabeza y no lo encontraba. Pero al quitarme mi chamarra de piel estilo Laureano Brizuela y despojarme de mis pantalones y ropa interior para darme una ducha, doña “Diana Salazar” me reclamó con un enojo digno de doña Gorgona, ¡andabas en Bernal, caoncito! Yo puse cara de Mario Aburto y me declaré inocente, pero ella me señaló las pruebas que hicieron prueba plena de mi culpabilidad. Traes marcadas en las nalgas- escasas por cierto- las mariposas y flores de las sillas de hierro de la casa Bernal… Tuve que mi travesura… sinf ¡Todo por huevón y no poner los cojines en las sillas!.

* Autor e investigador

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.