Editorial

Editorial: Nº 225

Por domingo 14 de septiembre de 2014 Sin Comentarios

pag 2 editorial1José María Morelos y Pavón: II Las ideas de la  Independencia

“La ambigüedad típica del antiguo cura de Dolores se despejó, cuando Morelos después de la muerte de aquel, se decidió por la ruptura con España.” Arnaldo Córdova.

Las ideas de la Independencia. Morelos

A nombre de Hidalgo, Morelos publica supresión de castas, esclavitud, tributos, deudas a europeos, monopolio de pólvora… El bachiller José María Morelos, cura y juez eclesiástico de Carácuaro, teniente del excelentísimo señor Don Miguel Hidalgo. Capitán general del Ejército de América.

Por el presente y a nombre de su excelencia, hago público y notorio a todos los moradores de esta América y establecimientos del nuevo gobierno, por el cual, a excepción de los europeos, todos los demás habitantes no se nombraran en calidad de indios, mulatos, ni otras castas, sino todos generalmente americanos. Nadie pagara tributo, ni habrá esclavos en lo sucesivo, y todos los que tengan serán castigados. No hay cajas de comunidad y los indios percibirán los reales de sus tierras como suyas propias.

pag 2 editorial2Todo americano que deba cualesquiera cantidad a los europeos, no está obligado a pagarla; y si fuere lo contrario, el europeo será ejecutado a la paga con el mayor rigor.

Todo reo se pondrá en libertad con apercibimiento y si incurriese en el mismo delito o en otro cualesquiera que desdiga a la honradez de un hombre, será castigado.

La pólvora no es contrabando y podrá labrarla todo el que quiera el estanco de tabacos y alcabalas seguirá por ahora para sostener la tropa; y otras muchas gracias que concederá su excelencia y concede para descanso de los americanos. Que las plazas y empleos estarán entre nosotros y no la pueden obtener los europeos aunque estén indultados.

Cuartel general del Aguacatillo, 17 de noviembre de 1810, José María Morelos.

La lista de hombres y mujeres de la Independencia tiene una buena dosis de pensadores: M. Hidalgo, J. Ortiz de Domínguez, los hermanos González, L. Vicario, G. Bocanegra, I.  Rayón, Bustamante. Quintana Roo, Herrera, J. M. Mociño, Teresa de Mier, los Bravo, Matamoros, Fernández de Lizardi, Liceaga, Alamán, tal y tal; desde luego Morelos, quien ocupa un sitio principal en el vitral hecho con Ideas de la Independencia. Esta edición del 14 de septiembre de dos mil catorce, coincide con la fecha en que celebramos a Josefa Ortiz de Domínguez. Con la  Corregidora, recordamos a la Conspiración de Querétaro y un día después, al Grito de Dolores, inicio libertario de la Patria eterna. La Voz del Norte # 225, reproduce para ustedes: tres documentos con ideas de la Independencia.

“El Congreso de Anáhuac declara la Independencia.”

Acta de la declaración de Independencia de la América Septentrional.  Noviembre 6 de 1813.

pag 2 editorial3

El Congreso de Anáhuac legitimante instalado en la ciudad de Chilpancingo, de la América Septentrional, por las provincias de ella, declara solemnemente, a presencia del Señor Dios, arbitro moderador de los imperios y autor de la sociedad, que los da y los quita según los designios inescrutables de su providencia, que por las presentes circunstancias dela Europa ha recobrado el libre ejercicio de su soberanía, usurpado; que en tal concepto, queda rota para siempre jamás y disuelta la dependencia del trono español; que es arbitro para establecer las leyes que le convengan para el mejor arreglo y felicidad anterior. Para hacer la guerra y la paz y establecer alianzas con los monarcas y repúblicas  del viejo continente, no menos para celebrar concordatos con el sumo pontífice romano para el régimen de la Iglesia católica, apostólica, romana, y mandar embajadores y cónsules; que no profesa ni reconoce otra religión más que la católica, ni permitirá, ni tolerará el uso público ni secreto de otra alguna; que protegerá con todo su poder y velará por la pureza de la fe y de sus dogmas y conservación de los cuerpos regulares; declara por reo de alta traición a todo el que se oponga directa o indirectamente a su independencia; ya sea protegiendo a los europeos opresores, de obra, palabra o por escrito, ya negándose a contribuir con los gastos, subsidios y pensiones para continuar la guerra hasta que su independencia sea reconocida por las naciones extranjeras; reservándose el Congreso presentar a ellas por medio de una nota ministerial, que circulara por todos los gabinetes, el manifiesto de sus quejas y justicia de esta resolución reconocida por la Europa misma. Dado en el Palacio Nacional de Chilpancingo a seis días de noviembre de 1813 años. Licenciado Andrés Quintana Roo, Vicepresidente Licenciado Ignacio Rayón, Licenciado José Manuel de Herrera, Licenciado Carlos María de Bustamante, Doctor José Sixto Berdusco, José María Liceaga, Licenciado Cornelio Ortiz de Zarate, secretario.

pag 2 editorial4Carlos Herrejón cita: “En 1810 un clérigo  de prestigio decidió acaudillar el proceso que tenía los visos de movimiento mesiánico, político y arrollador. El 20 de octubre de ese año, Morelos se presentó a sus órdenes y le fue dada la misión de liberar el sur de la Nueva España.

El papel de Morelos con la insurgencia tomó como primera guía las instrucciones de Hidalgo, pero la personalidad del cura de Carácuaro imprimiría al movimiento un sello inconfundible.”

“Morelos reafirma la abolición de la esclavitud y los servicios personales.” 5/X/1803, Chilpancingo.

Don José María Morelos, Siervo de la Nación y generalísimo de esta América Septentrional por voto universal del pueblo…

pag 2 editorial5Porque debe alejarse de América la esclavitud y todo lo que a ella huela, mando que los intendentes de provincia, y demás magistrados velen, sobre que se pongan en libertad cuantos esclavos hayan quedado, y que los naturales que forman pueblos y repúblicas hagan sus elecciones libres, presididas del párroco y juez territorial, quienes no lo coartaran a determinada persona, aunque pueda representar con prueba de ineptitud del electo a la superioridad que ha de aprobar la elección, previniendo a la república y jueces, no esclavicen a los hijos de los pueblos con servicios personales que sólo deben a la nación y soberanía y no al individuo como tal, por lo que bastará dar un topil o alguacil al subdelegado o juez y nada más, para el año; alternando este servicio los pueblos y hombres que tengan haciendas, con doce sirvientes, sin distinción de castas que quedan abolidas.

Y para que todo tenga su puntual y debido cumplimiento, mando que los circulantes circulen las copias necesarias y que estas se franqueen en mi secretaría a cuantos las pidan para instrucción y cumplimiento.

Dado en esta Nueva Ciudad de Chilpancingo,  a 5 de octubre de 1813 José María Morelos (Rubrica). Por mandato de su alteza, licenciado José Sotero de Castañeda, secretario (Rubrica).

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.