Nacional

“El libro del secreto”

Por domingo 31 de agosto de 2014 Sin Comentarios

Por Ernesto Ríos Rocha*

Pregunté por el oscuro, Satán Lucifer, innombrable por ellos. Pero me dieron razón y dijeron que su poder era grande en la oscuridad. ¿Transita este lugar de luz? Pregunté. –Sí, -Dijeron. No desciende ni puede llegar, solo pasa, transita pero tiene prohibido laborar aquí. Entonces se encendió mi cristal con imágenes las cuales hablaban de ángeles revelados que descendieron a las tinieblas del seol por seguir a abadón. Apoleón, su serpiente escorpión, viaja todo el universo; pero odia la luz. Siente agresión al vernos porque descubrimos su mentira al alumbrar. Pero él no es malo como ustedes piensan – me dijo. Eso me perturbó, y dije -¡estoy confundido! – ¿Quién es el bien y quién el mal? –“El bien y el mal solo es contrariedad que nos lleva a la sabiduría”. – Dijeron.

Aparecieron mil signos interrogatorios en mi pantalla.

Alguien me dijo habla con el príncipe, él te llevará a la puerta del sagrado corazón que Miguel tiene en el pecho y que representa la puerta a la habitación de descanso del padre altísimo, su centro, su ojo incomprensible. Y por fin llegamos a la entrada del palacio, frenamos todos y descendí a la oficina principal y me senté ante su escritorio.  Me dijo -siéntate brillante de la tierra.

Platicamos. Me sirvió una copa. El vino era muy inspirador y se abrieron todos mis archivos receptivos para guardar información.

Pregunté ¿Quién eres? -Soy el comandante Miguel –contestó. -¿Eres el jefe gobernador de la séptima dimensión? -Si y de todo el universo. –dijo. -¿Eres Dios? -pregunté. -No, soy su mano derecha, su hijo. -¿Eres Cristo? – Dije.

En tu tierra si, pues es un nivel de sabiduría terrestre.  Aquí soy Miguel y en el camino al pasado y descenso terrestre soy Emmanuel.  Este es el futuro y el corazón es el centro.  Viajaste desde la tierra pero fuiste más al pasado a conocer la primera y segunda dimensión, y diste vuelta pasando por tu galaxia y tu tierra que es la tercera dimensión rumbo al centro universal.  Eso se te autorizó, yo te lo autoricé.

Me mostró un documento con la firma, Miguel.  Entendí su duplicidad y descubrí a mi gran amigo y maestro señor de 32 holográfico y me levanté a darle un gran abrazo efusivo y en ese momento se transfiguró el holograma de mi propio centro visual porque mi señor siempre había aparecido dentro de mí y nunca había visto al cristo original y yo de visita en su propia casa. Mi alegría era grande y mi entendimiento crecía más, pero me faltaba discernir varias cuestiones y llenar ciertos espacios interrogatorios.

Su oficina era hermosa y fuimos tranquilamente a recorrer el palacio que no era municipal, ni gubernamental, ni imperio, sino simplemente administraba los miles de millones de millones de seres de los mundos del universo infinito.  Todo lleno de pantallas, el más grande universo web de las redes y navegaciones globales en su totalidad informativas, sus cámaras donde se veía cada rincón del universo y sus hechos, una vigilancia universal tremenda y una ciencia y tecnología jamás imaginada.  Sus carros ardientes que giraban a millones por segundo con una transportación velocísima y todo tipo de sensores perceptores, enormes y listos para la guerra.

Me mostró todas sus bibliotecas de escrituras santas las cuales tenían tintas raras, una tinta la cual reconocí, tenía nombres terrestres, pero había tantos libros santos compuestos de varios autores, cada libro de un planeta habitado diferente.  La capacidad informativa me tenía impresionado.

Dijo – Mi padre escribió en las mentes de los autores.  Pero mi hermano osa escribir autorizado por mi padre.  ¿Porqué?  Dije inmediatamente. Te diré algunas cosas rápido porque debes seguir tu camino al corazón.

Desabotonó su camisa y me mostró su pecho, apareció una luz fulgurante, un corazón sagrado mostrando imágenes.  Y me dijo.

Te voy a aclarar de algunas dudas, y mi padre te aclarará otras. Tengo el poder de transfigurarme en carne y en lo que sea, también mis ángeles súbditos lo tienen. Soy el brazo derecho del padre, el brazo más amado. Pero mi padre tiene otro hijo querido, su brazo izquierdo y es el diablo.  El cual es poderoso. Él fue revelado en su juventud, a sus 60 millones de años fue revelado. Y su poder creció en las tinieblas porque su oscuro mundo es el mismo universo, así que odia todo astro de luz, porque sus ojos ven en la oscuridad y en la luz queda ciego. Se alimenta de miedos, inseguridad y mentira. Crece cuando hay ignorancia y se fortifica cuando gana adeptos. Se pasea por todo el universo, incluso entra al corazón cuando mi padre lo acepta o lo recibe.  Es el acusador mitotero  que pone piedras de tropiezo a todos los que desean luz.

Entonces alarmado pregunté: ¿Por qué lo dejan hacer eso? -Me dijo- Es hijo de mi padre.  Mi padre ha decidido que él sea malo.

¿Entonces por qué daña?  ¿Por qué engaña, miente, destruye, pelea? -Dije alterado-

Cálmate – Me dijo – Te explicaré – A él le tocó ser el oscuro, negativo, contrario a la luz porque su personaje era adecuado y su poder cubrió todo el espacio de la mano izquierda universal de mi padre. Nosotros chocamos con sus conceptos porque somos amor.  Ellos son demonios y están en la sexta dimensión y también tienen un oscuro palacio de gobierno negro el cual no viste porque las estrellas de fuego te lo impidieron sobre todo la estrella de 6 picos, la más peligrosa.

Ellos están autorizados por mi padre para navegar la web universal como demonios que están comandados por el oscuro Satán, el cual en cada planeta tiene un anti luz, que en tu planeta es un anticristo.  Su forma de serpiente se esconde en el mar y se manifiesta como dragón y a veces como lagarto y algunos movimientos telúricos son por su malestar y el día del juicio saldrá cerca de la ciudad de los rascacielos de tu planeta. Es astuto y tiene fuerza hipnótica sobre los astros manipuladores de los humanos, sobre todo los astros de los ambiciosos negociantes de las torres.

Él envía a cada uno de sus súbditos a que suban basura a la web y puedan dañar las mentes haciéndolas poco a poco a su proceder, sobre todo se traga las mentes de los niños actuales.

¿Pero por qué se le autoriza hacer el mal, si no es malo? Dije. –Escucha esto –contestó.

“En esta Era he ido dos veces a tu tierra, el llamado mundo terrestre. En el primer guion, llevaba un personaje malo sirviente del oscuro dentro de mi propio grupo de actores. Yo, el protagónico, lo acepté a él en mi elenco.  Se llamó Judas y a él le tocaría ser el malo de la historia”.

¿Por qué? Dije – ‘’Porque su personaje perverso correspondía al papel del malo. Porque una historia sin personaje malo, no sirve. El malo hace problemas y conflictos y el bueno vence siempre al final, ¿Cómo podría haber paz, si antes no hubo una guerra?’’.

‘’Sus mentes tienen grabaciones que no entenderás pero mi padre podría sacarte algunas dudas’’.

¿Entonces la existencia es una escena, película, obra, historia literaria, imaginación de nuestro padre?  Dije.

No.  Contestó.  Eso es en tu tierra porque son imitadores de la creación. Te diré algo que no entenderás ahora pero lo harás cuando escribas el siguiente libro que se llama “El secreto de la Existencia”.

*Pintor, escritor, narrador y pedagogo.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.