Nacional

Cuerpo y autismo

Por domingo 11 de mayo de 2014 Sin Comentarios

Ocurre que este niño no pronuncia ningún llamado. El sistema por el que el sujeto llego a situarse en el lenguaje está interrumpido a nivel de la palabra (Jacques Lacan).

Por Verónica Hernández Jacobo*

Uno de los descubrimientos del psicoanálisis es que no hemos nacido con el cuerpo sino que este se va construyendo a lo largo de la historia, una cosa es el organismo biológico y otra cosa es el cuerpo, de hecho el cuerpo nunca acaba de realizarse, porque sobre el cuerpo se privilegia el narcisismo, hay cuerpos que responden a la lógica de la estética y por lo tanto no salen de los gimnasios, cuerpos que se encuentran atrapados en los ideales fantasmatizados de cada uno, el cuerpo de la histeria que descubre Freud que no obedece a la fisiología sino a representaciones inconscientes y que se estructuran de manera sintomática, otro cuerpo es el que las zonas erógenas producen, cuerpos regulado por el eros donde estas zonas erógenas delimitan el uso de los placeres.

El cuerpo del sujeto siempre está en falta, observamos que en el autista el cuerpo inexiste, Freud menciona que las zonas erógenas son importantes porque permiten recortar un cuerpo mediante los bordes, las zonas erógenas son litorales por donde se inscribe el placer y el y eso es fundamental para la economía psíquica, el placer implica que algo de lo psíquico se produzca, ya que el placer tiende a la repetición y este es fundamental en la separación placer, realidad.

El cuerpo del sujeto busca estar en el  principio del placer y evitar el displacer, o sea la realidad, porque esta exige trabajo, y el sujeto se resiste al trabajo, el cuerpo del autista no se realiza por que no existe esta economía psíquica y por ello el autista se queda sólo como organismo sin construir narcisisticamente un cuerpo, el cuerpo obedece alorden de lo no realizado se incorpora mucho esfuerzo por mantenerlo, ejercicios, operaciones, estéticas maquillajes en fin un cuerpo irreal…izado, pues el autista no obedece a esta demanda del cuerpo como lo exige nuestra cultura y el capitalismo, cuerpos adonisticamente confeccionados.

 En el autismo entonces el cuerpo no es, no existe, suponiendo como lo trabaja Lacan que el cuerpo tiene que ver más con una constitución del lenguaje, lo gordo y lo flaco  son significantes que tienen implicaciones cuando se les dice a los sujetos, el cuerpo se perturba se altera en función de aquello que le viene del verbo, tornándose intrusivo para los niños, algo que es amenazante es la curiosidad que genera la erección en los infantes por ejemplo, eso que ópera sin su voluntad lo desarca y lo angustia, lo mismo pasa con el adulto varón cuando aunque quiera no viene la erección , son situaciones que desbordan la voluntad, pues en el autista esto lo puede perturbar aún más ya que no sabe ni que es una erección, no sabe como arreglárselas con eso, y puede entrar en una agitación tremenda, incluso agrediendose para ver sí eso lo abandona.

Si bien es cierto la crianza cumple una función fundamental también es cierto que lo que separa a la madre de su hijo es el objeto a,  pero no es una separación que se patologiza sino al contrario hace que el hijo se estructuré a la lengua y al deseo que lo debe de habitar para que se instale un poco esa separación que lo salva de la alienación materna, entendiendo por alienación esa especie de simbiosis que trastoca los lazos donde la demanda queda regulada sólo por la necesidad y caemos de nuevo en el organismo lo biologizante que no es campo del psicoanálisis, en cambio la separación hace operar el objeto a como causa del deseo para que lo pulsional construya el cuerpo lugar donde las zonas erógenas harán su trabajo construir un cuerpo para el deseo del otro.

*Doctora en educación

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.