Editorial

Editorial: N° 110

Por domingo 1 de julio de 2012 Sin Comentarios

300 años de un pensador, Juan Jacobo Rousseau.
“El hombre ha nacido libre y por todas partes se encuentra esclavizado” J J R

El mundo celebra el 28 de junio, 300 años del natalicio de Juan Jacobo Rousseau -Jean Jacques Rousseau-, pensador romántico y racional fundamental de la modernidad. El autor y filósofo suizo escribió en francés sus obras: “Discurso sobre la desigualdad de los hombres”-1755-; “Julia o la nueva Eloisa”-1761; “Emilio o De la educación”-1762-; “El contrato social o Principios de derechos políticos”-1762-; “Confesiones”-1782-1789-. El hombre de las ideas que influyeran de manera determinante en la Revolución Francesa, abrió por primera vez los ojos en Ginebra Suiza, su padre de profesión relojero tuvo una vida difícil económicamente lo que obligó a dejar la ciudad natal para trasladarse a Saboya donde encontró apoyo de un religioso que lo encausó en la lectura y la reflexión sobre lo que acontece en la existencia del hombre y su entorno social.

Las conferencias, coloquios, rediciones, de su obra se desarrollan a lo largo y ancho del planeta para conmemorar el nacimiento de un ser pensante que al cabo del tiempo continua vigente. La Voz del Norte se suma a las celebraciones del autor que planteara: “El más fuerte no será nunca bastante fuerte para ser siempre el amo si no transforma la fuerza en derecho y la obediencia en deber.” Sus ideas fueron prohibidas en el Nuevo Mundo por la Corona Española en 1763, al ser consideradas contrarias a la mano dura, la represión, el control autoritario que ejercían los autoridades virreinales eclesiásticas y civiles en negación a los derechos de los sojuzgados por el yugo hispano; sin embargo se considera que en la época de la Guerra de Independencia-1812-, permearon de forma natural en las mentes libertarias que luchaban para crear el México de los mexicanos.

Murió en Menoville, Francia en 1778, sus obras póstumas. “Confesiones”, “Divagaciones de un paseante solitario” reafirman la ideología de un escritor de un valor incalculable que planteara tesis indiscutibles para el desarrollo del hombre: “ El niño debe ser educado por y para la libertad; el niño debe seguir su propia maduración; la educación del sentimiento debe anteponerse a la de la inteligencia; el ejercicio del juicio es más importante que la transmisión del saber”, bases de la reforma educativa impulsada por Pestalozzi, Herbart, Proebel que encontraron en sus escritos la piedra angular para arrancar nuevos métodos de pedagogía que aceptan que la relación entre la ciudadanía, la educación, los destinos de una nación y de una sociedad son el único puente que tiene la humanidad para encontrar un destino pleno. Celebremos a un pensador libertario: Juan Jacobo Rousseau.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 109
Siguiente entrada