Editorial

Editorial: N° 62

Por domingo 31 de julio de 2011 Sin Comentarios

Una vieja discusión en torno a la cultura es si es un derecho del ser humano, o un producto más en el mercado de consumo que debe generar un beneficio económico para los titulares de las obras. La polémica se colocó otra vez en el centro del debate, con la negociación del Acuerdo Comercial Anti Falsificación-internet- que llevan a cabo autoridades del estado mexi­cano con sus pares de EE.UU. La sociedad civil nacional ha manifestado (con el apoyo de ciertas fuerzas políticas) que la cultura y en consecuencia la información, son ele­mentos fundamentales en el desarrollo social y que por lo tanto, ponerles precio-que solo beneficia con ganancias a unos cuantos- coloca en desigualdad a las clases más desprotegidas que usan la tecnología como forma de in­tegrarse al progreso. Por el otro lado, las empresas cesio­narias de derechos y los gremios autorales, manifiestan que el uso del internet gratuito, por una buena cantidad de la población, que disfrutan y gozan con obras artísti­cas atenta contra sus intereses monetarios ya que reduce el universo de compradores afectando su rentabilidad.

Se les olvida a comerciantes y a directivos gremiales autorales, que el abecedario pertenece al acervo cultu­ral de la humanidad, ejemplo nadie es dueño de la le­tra A, o de la M, o de la O, y de la R y con estas letras que son propiedad social se construye la palabra” amor”, utilizada infinidad de veces en poemas, canciones, obras literarias y que hasta donde sabemos nadie les cobra a los “autores” por la utilización de estas letras. Creemos necesario que los mexicanos tengan garantizado el ac­ceso a la información, el conocimiento y, el arte. Por lo tanto señalamos que se debe discutir ampliamente por los sectores interesados de la sociedad civil, legisladores y autoridades, el Acuerdo Comercial Anti Falsificación que pretende gravar de manera onerosa el acceso a la cultura por medio de las nuevas tecnologías y, que más allá de las presiones comerciales se valore a la cultura, la información y el arte como bienes colectivos de la hu­manidad.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pa’ parejas!
Siguiente entrada