Nacional

Teatro Degollado… ¡Magia en el arte!

Por domingo 27 de marzo de 2011 Sin Comentarios

Por Alberto Ángel El Cuervo*

Teatro Degollado, Guadalajara, Jalisco, México

Marzo 5 de 1856… Ese día se colocaba la primera pie­dra del teatro… Diez años y medio más tarde, el 13 de septiembre de 1866, sería inaugurado magistral­mente. La Ópera Lucia de Lamermoor, de Gaetano Donizetti, sería interpretada magistralmente por nuestra celebérrima cantante Angelita Peralta en el papel de Lucía. Es esta Ópera, una de las más exigentes en la capacidad de las sopranos, ya que les pide dos mi bemol sobreagudo. María de los Ángeles Manuela Tranquiliza Cirila Efrena Peralta De Castera… Ese era el nombre completo de la célebre soprano. Aunque en Sina­loa la tienen como nacida en Mazatlán, lo cierto es que nació en la ciudad de México en 1845 y falleció en Mazatlán en el año de 1883 por causa de la fiebre amarilla. Angelita Peralta, hizo sus estudios de cantante en el Conservatorio Nacional de Música de México. Recorrió Europa entera cantando y siendo ovacionada a grado supremo por su gran talento… Se cuenta que una ocasión, en una gala de ópera, una cantante euro­pea que iba antes que ella, al salir del escenario le dijo: “Así se canta en Italia”. Angelita, sin arredrarse en absoluto, cantó y fue recibida maravillosamente por el público. Al salir le dijo a aquella cantante: “Así se canta en México”, a lo que la soprano respondió: “No, cosi si canta in clello, tu sei Angela di nome e di voce” (No, así se canta en el cielo. Eres Ángela de nombre y de canto) y desde entonces, en toda Europa se le conocía como Angela de voce e di nome. A las cuatro y media entro por la puerta de camerinos una vez más… El teatro es impo­nente por dentro y por fuera… ciento cuarenta y cinco años hace que se inauguró el entonces llamado Teatro Alarcón… Tiempo después, se cambiaría el nombre a Teatro Degollado en honor a José Nemesio Francisco Degollado, quien por de­cisión propia cambiaría su nombre a Santos Degollado. Fue historiador, filósofo, geógrafo, físico, lingüista, matemático… Y fue gobernador de Jalisco… Por sus aportaciones a México, fueron llevados sus restos a la rotonda de los hombres ilustres en el Panteón Civil de Dolores… En todo eso pensaba al llegar al imponente Teatro Degollado de Guadalajara, un orgullo de Jalisco y de México… Llegué al escenario y me dirigí a prosce­nio… Ahí en mitad del recinto semisagrado para los cantan­tes, músicos bailarines y actores, intento imaginar cómo sería haber estado en el público escuchando a nuestra Angelita… O haber acudido al concierto de estreno de El Pesebre, esa obra magnífica para chello y orquesta que escribiera el Maestro Pablo Casals y como regalo a México, decidiera estrenarla justa­mente en ese maravilloso teatro Degollado… Alguna ocasión, mi querido maestro Enrique Gimeno, estando en clase de canto, me contaba: “Yo fui el director de la or­questa durante las pre­sentaciones de El Pese­bre… El Maestro Casals me eligió… Tal vez por mi herencia Catalana, no lo sé… Pero hice una gran amistad con él… Y durante los ensayos, un día me enteré que era su cumpleaños. El Maestro Casals era gran admirador de los maria­chis y su música. De tal modo que decidí man­dar traer diez grupos de mariachis para que le cantaran Las Mañanitas… El Maestro entonces, se mostró tan complacido con ellos, que suspendió el ensayo y se pasó dos horas escu­chando la música de aquel mariachi monumental el día de su cumpleaños… Nunca voy a olvidar ese momento… Ninguno de los músicos de la orquesta se movió, todos se quedaron al concierto improvisado de mariachi, admirados de la cuasi devoción con que el maestro Pablo Casals escuchaba tocar a nuestros célebres músicos mexicanos…” Casi fue un presagio lo que el Maestro Casals hizo con aquellos mariachis, porque muchos años después, el Teatro Degollado se convertiría en sede de las galas principales del Encuentro Internacional del mariachi en la que participan agrupaciones de Mariachi de la mejor calidad y que acuden de muchos países en el mundo… Algunos cantantes, hemos tenido la fortuna también de par­ticipar en estas galas acompañados por varios de los mejores mariachis en turno… Yo he tenido el honor de hacerlo duran­te seis años… En la danza, el Teatro Degollado ha recibido a grandes celebridades de este arte. Nada menos que el enor­me Rudolf Nuréyev entre ellos y por si fuera poco, también Ana Pavlova, quien al observar nuestra imponente danza nacional conocida como el jarabe tapatío, decidió montarla para su repertorio y así recorrió el mundo bailando el jarabe tapatío vestida de china poblana aunque en puntas a la mane­ra del ballet clásico… En lo que se refiere a la actuación, mu­chos han sido los grandes actores que han entregado su arte en este recinto bellísimo. Uno de ellos, fue el incomparable mimo francés Marcel Marceau… Resulta lógico pues, imagi­nar por qué el Teatro Degollado encierra tanta magia y todos buscamos ir una y otra vez a presentarnos en él… Es como un viejo consejero que nos ayuda a amar más el oficio en el arte… Es leyenda, como aquel águila en el escudo que se encontraba en el centro del escenario colgado de tal manera que se supo­nía que cuando un cantante diera cierta nota sobreaguda, el águila se desprendería porque se supone que estaba calcula­da de manera precisa, la frecuencia auditiva que motivaría su caída… Nadie lo logró nunca, pero siempre estuvo presente el sueño en todos los que hemos tenido la fortuna de cantar ahí… El concierto será sonorizado, después del sound check, voy a cambiarme y a vocalizar para que la voz esté preparada… Ter­cera llamada, comenzamos… Y al salir, el sonido falla, la gen­te se inquieta, pido calma, me salgo del micrófono y solicito al maestro Gutiérrez que me acompañe “Una Furtiva Lagrima” de la Ópera Elixir de Amor… Siento que la voz corre hasta la última butaca y vuelvo a soñar que el águila del teatro, caerá con alguna nota aguda que mi voz de… Nada sucede, pero el público, se entrega a mi canto en una noche que no ol­vidaré jamás al lado de mis talentosos compa­ñeros: Ignacio Gutiérrez al piano y Lorenzo Lara en la guitarra, compar­tiendo la magia del Tea­tro Degollado.

*Cantante, compositor y escritor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.