DestacadosNacional

DESPEDIDA A UN AMIGO, EL CRONISTA FELIPE GÓMEZ MONZÓN (1938-2019)

Por viernes 31 de enero de 2020 Sin Comentarios

SOFÍA MIRELES GAVITO

Con gran tristeza, recibimos los compañeros del grupo cultural “La Peña del Sol”, la noticia del fallecimiento del cronista tonalteco Felipe Gómez Monzón, el pasado 27 de noviembre del 2019 en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Felipe Gómez Monzón nació en Tonalá, Chiapas el 3 de abril de 1938. Hizo sus estudios de primaria en la Escuela Primaria Federal “José María Cáceres” y la secundaria en la Escuela Secundaria del Edo. “Ramón E. Balboa” en Tonalá; y la Preparatoria en la Cd. de Tuxtla Gutiérrez en el ICACH (Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas). Posteriormente, inició la carrera de ingeniería en la UNAM, sin terminarla.

Trabajó en distintas dependencias como el Departamento del Distrito Federal, el Banco de Crédito Ejidal y en la Compañía Nestlé. En la primera estuvo 10 años (de 1957- 1968), en el Departamento de Glosa, dependiente de la Contraloría General. En el Banco de Crédito Ejidal (1969- 1970) laboró en el Sector de compras de maíz; y en la Compañía Nestlé estuvo de 1971 a 1989, desde analista, Jefe de depósito, promotor, hasta Coordinador en la zona costa de Chiapas.

Felipe Gómez tuvo el gusto de escribir sus remembranzas y anécdotas de personajes que conocía, desde que trabajaba en la Nestlé; pero fue hasta que empezó a publicarse la Revista Cultural Mensual “La Peña del Sol” (luego llamada Tonalli), por el grupo de amigos integrantes de “La Peña del Sol”, que él difundió sus escritos sobre: La Leyenda de la Princesa Itzelín, la caída del dios Tonatlanzín, Las Aventuras del Pipiliste, Anédoctas y remembranzas de su escuela primaria “Cáceres” y la secundaria “Balboa”, escritos sobre la historia del ferrocarril panamericano que le contó su abuelo; historias de personajes pintorescos, etc. También escribió algunas poesías.

Después publicó 8 libros con sus propios recursos, donde recopila todos sus escritos: remembranzas, anécdotas, leyendas con motivos prehispánicos, personajes típicos, historias del ferrocarril, cuentos ferrocarrileros y de cuando anduvo en la Compañía Nestlé; el primer libro lo editó en el 2010 y el último en marzo del 2019. Los títulos de sus obras son: 1) Mosaicos turulos: La Leyenda de la Princesa Itzelin y la caída del Dios Tonatlanzin, Los Pipil; Historia, tragedia y conjura, y El Canasto; 2).- Lo que el viento se llevó; 3).- Las Negritas Bolas de Humo; 4).- Tópicos, Típicos, Apódicos y poéticos; 5.- lluvia del Ayer; 6).- Tiempos del caldo; 7).- Tambache de escritos turulos; y 8).- Manojo de últimos suspiros.

El amigo Felipe Gómez, tuvo muy buena memoria en recordar historias del periodo de su infancia, vivió cerca de la calle 16 de septiembre (la calle Real), donde los mercaderes que venían de las rancherías tenían que pasar para ir al mercado público a vender sus productos. Igualmente, tenía una gran imaginación y fantasía para escribir sus narraciones breves. En todos los lugares donde vivió y trabajo hizo muchos amigos, que lo recuerdan con cariño.

En sus leyendas, creó personajes con semejanzas prehispánicas con los lugares geográficos de Tonalá: el Cerro de Tres Picos, el Chumpipe, Quetzalapa, Ocuilapa, el Cerro de Bernal, la Polka, Paredón, etc. En esto se nota su gran creatividad e inventiva, y cierto conocimiento de las culturas prehispánicas: azteca, maya, y olmeca.

En las dos leyendas hay una cierta moraleja: el castigo del dios Tonatlanzin a la princesa Itzelin y a los dos vigías por sus pecados en la primera Leyenda; y a los señores de Ocuilapa, Bernal, Tonatlán, Quetzalapa y Corral de Piedra por haberse olvidado de sus deberes religiosos para con él; a todos los convierte en piedras.

El amigo Felipe Gómez Monzón recibió el nombramiento de cronista de la ciudad el 17 de abril del 2002, después de ganar un concurso convocado por el H. Ayuntamiento de Tonalá. Formó parte de la Asociación de Cronistas del Estado de Chiapas, A. C, desde el año 2006 hasta el año 2012. Se retiró de la Asociación de cronistas a causa de la enfermedad de la diabetes que le fue minando su salud poco a poco.

El miércoles 12 de junio del 2019 a las 18 horas en el Museo del Café de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez presentó por primera vez su libro “Las Bolitas de Humo”, organizado por CONECULTA. Llegaron muchos paisanos a acompañar al cronista Felipe; yo no pude asistir por estar fuera del estado de Chiapas; pero espiritualmente lo acompañé.

Les comparto un fragmento del poema “El Refugiado”, donde hace remembranzas de sus andanzas en la zona de los manglares y esteros: Cabeza de Toro, San Cayetano, Manuel Ávila Camacho y Manguito;y dice así:

Voy a cantarles mi corrido ya olvidado

Fui un vaquero valiente, pendenciero y enamorado

Nací en el mero Refugio y troté en las playas de Capulín.

Cuidando ganado, como caporal del Higuera gachupín

Montando al alazán pajarero, de estero prieto al zarzal

Entre el tupido mezquite, el salitre y el cenizo madresal,

Vi nacer en Cabeza de Toro, bajo las manos de tía Piedad

Capeando mucho niño y niña, pues fue partera de verdad.

Soy trigueño de buen ver, con los ojos verde mar

Y me gusta cabalgar en las tardes, bajo el verde palmar.

Dicen que soy mujeriego, pero hombre de carta cabal

A todas las muchachas en camino, las floreo por igual.

Me paseo de Medio Monte a la Barrita

Enamorando a las muchachas más bonitas.

(…) Ya me voy y me despido muy contento y despacito Pues el vaquero que se va, bien puede ser de muchos: ¡su abuelito!

* Cronista de Tonalá, Chiapas

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.