DestacadosEstatal

MANUEL BELTRAN MILLAN: CRONISTA DE TACUICHAMONA

Por viernes 15 de enero de 2016 Sin Comentarios

Por: Eduardo Niebla

Manuel millanNace el día 21 de marzo del año de 1921, en Tacuichamona, municipio de Culiacán, Sinaloa.-Sus padres fueron don Rómulo Beltrán y Doña Santana Millán Siqueiros. Se casó con la Sra. Ramona Valenzuela Melchor y con ella procreo dos hijos: Guadalupe Armando y Jesús Martina, actual regidora del Honorable Ayuntamiento de Culiacán.

Los más antiguos recuerdos que tengo de su persona se remontan a su etapa de “rezador” en los “días santos”. Él, junto con mi tío Aurelio Álvarez, Miguel López, Lino Manjarrez, Andrés Manjarrez, Venancio Rocha y Jesús María Valenzuela acompañaban las procesiones de semana santa durante los “días santos” (miércoles, jueves y viernes de semana santa) -Manuel se caracterizó siempre por ser un lector asiduo de los documentos relativos a la historia de México y, en especial, de Sinaloa.

¿Por qué el cronista de Tacuichamona? Porque así fue reconocido por el titular de la crónica de Culiacán, Adrián García Cortez, hombre valiosísimo para la historia de nuestro municipio. Don Adrián fue muy amigo de Manuel Beltrán, ya que ambos se dedicaban a la misma actividad: la crónica de sus respectivos lugares donde habitaban.

Manuel elaboró varios trabajos narrando las costumbres y celebraciones de su pueblo, y, en especial el relativo a la pastorela, una celebración religiosa que se efectuaba en el mes de diciembre en la que incluye
a todos los personajes del pueblo que intervenían en la misma.

También a solicitud mía realizo un trabajo muy bien narrado sobre las fiestas tradicionales del pueblo el que me entregó en una libreta. Manuel realizó, aparte de sus actividades durante semana santa, otras como: la ceremonia de “los repuestos” que se celebraba en febrero y consistía en la renovación del grupo de las ten anchis; que eran los ten anchis? eran un grupo de personas, mujeres sobre todo, que tenían la responsabilidad de hacerse cargo del resguardo de la iglesia y sus reliquias, así como de la limpieza de la misma, responsabilidad que duraba un año; luego describiremos en qué consistía la ceremonia de transmisión de esta responsabilidad.

Después se celebraba y, se celebra todavía, la “semana santa” que inicia el miércoles santo, es una procesión nocturna, a la que asiste la mayor parte de los pobladores, incluyendo niños, que dan la vuelta a la calle principal, se reúnen en la iglesia y acompañados por la banda de música dan la vuelta ya referida, anteriormente todas las precesiones de semana santa se realizaban con pequeñas velas de cera de colmena, ya que no había energía eléctrica, había un grupo de personas que se encargaban de recabar fondos para los gastos de las actividades religiosas como mandar hacer las velas, las cruces de madera de guácima para las “ 14 estaciones “, así como para otros gastos.

Jueves santo: se efectúan 2 procesiones y el viernes santo3 procesiones. Luego describiremos en que consiste cada una de las procesiones y su significado. Manuel también organizaba el día de San Francisco de Asís, el 4 de octubre de cada año, ya que es todavía tradición su celebración por ser el santo patrono del pueblo.

manuel beltranTambién organizaba las procesiones “del buen temporal” que consistían en convocar al pueblo a reunirse en la iglesia, el segundo domingo de julio, agosto y septiembre y en virtud de que Tacuichamona es un pueblo circular, prehispánico, ya que al llegar los conquistadores españoles, ya existía la gente realizaba una vuelta al pueblo, por su calle principal, que es precisamente circular, una precesión, pidiendo al santo patrono, san Francisco de Asís, que hubiera buenas cosechas, por eso “procesiones del buen temporal”. Esta era la tercera festividad anual del pueblo.

Ya sabemos que los conquistadores fundaron cada pueblo poniéndole el nombre correspondiente, agregándole asimismo el nombre de algún “santo patrono” el que protegería a sus habitantes de situaciones negativas y les daría seguridad a las familias y buenas cosechas cada año, logrando asimismo que se criara ganado de buena calidad, buena crianza de gallinas, chivos, caballos, mulas, burros y demás animales domésticos.

El día de San Francisco de Asís se sigue festejando actualmente con cabalgata en que participan tanto jinetes locales como invitados de otros poblados así como de la ciudad de Culiacán; durante el día van bandas de música sinaloense a amenizar la fiesta y por la noche hay un baile tradicional en “la cancha”. Beltrán fue el primer síndico de Tacuichamona del año 1984 al año 1986. -Impulsó de manera especial la creación de la sindicatura que comprende el pueblo de Tacuichamona, así como el Uvalamito, la Estancia de los García, el Aguaje, la Chilla y las Flores.

Asimismo impulsó la construcción de la carretera de acceso al pueblo desde la carretera internacional México 15, la introducción del agua potable, energía eléctrica, creación del jardín de niños, y participó en la convocatoria de niños y jóvenes que estudiaron con don Pedro Álvarez Martínez (mi abuelo) en la formación de la banda de música que rindió frutos formando músicos de calidad y que trabajan con las mejores bandas de música de Culiacán.

Luego comentaremos como se formó y quienes integraron la banda.-A solicitud mía, mi amigo Manuel realizo un trabajo sobre las fiestas tradicionales del pueblo que de haber oportunidad, posteriormente se los haremos llegar.

tacuichamonaHubo en Tacuichamona un personaje hasta principios del siglo XX que le llamaban “ALGUACIL” y cuya función era la de intervenir en los conflictos que se presentaban por diferentes situaciones entre los habitantes del pueblo, sobre todo entre los varones. Su actividad consistía en que, al ser llamado para dirimir algún “pleito”, acudía al lugar del conflicto, llamaba a los rijosos a la cordura y entre ellos ponía un bastón de ébano (bastónde mando) con empuñadura plateada, al ejecutar aquello los que tenían diferencias dejaban de reñir y se iban a sus casas.

Sin embargo, en una ocasión, a principios del siglo xx cuando intervino el alguacil en una riña para conciliar intereses, uno de los rijosos le dio un machetazo al bastón de mando, cortándole un pequeño tramo de madera y hasta esa ocasión intervino el alguacil. De ahí en adelante ya no volvió a participar para resolver diferencias entre los habitantes del pueblo.

Cuando se estaba construyendo la carretera de acceso de la carretera internacional al pueblo de Tacuichamona, Ramón Félix habitante del pueblo, fue a mi casa de este mismo lugar y me entregó un bastón con empuñadura plateada que, me dijo, “había brincado de la tierra” cuando una maquina estaba trabajando en la construcción de dicha carretera. Le mostré a Manuel Beltrán dicho bastón y me dijo que ese era el bastón de mando del alguacil. Yo conservo dicho objeto.

* Notario, autor y musicólogo

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.