Nacional

Carlos Olmos Morgan, dramaturgo chiapaneco (1947-2003)

Por domingo 15 de junio de 2014 Sin Comentarios

Por Sofía Mireles Gavito*

pag 11 sofia mireles gavito1El 8 de diciembre de 1947 nace en Tapachula, Chiapas, Carlos Olmos Morgan, que con el tiempo se convertiría en uno de los dramaturgos más importantes de México. Inicio su carrera en teatro, en su tierra natal, donde fundó el grupo Debutantes 15 (1964-1968), el cuál en 1967 obtuvo el Premio Juan Ruíz de Alarcón.

Deja Tapachula, y emigra a la Ciudad de México para buscar oportunidad de presentar sus textos y llevarlos a escena; aquí estudió actuación y composición dramática en la Escuela de Arte Teatral del INBA. Consiguió la ayuda de Salvador Novo para impulsar su carrera. Fue becario del Centro Mexicano de escritores en dos ocasiones: 1971 y 1975. También fue becario del FNCA (beca del Sistema Nacional de Creadores) en 1996.

OBRAS:
Escribió obras para teatro, radio y televisión, de las que sobresalen: su primera obra Juegos Fatuos (1971), Lenguas Muertas, Las Ruinas de Babilonia, El Presente Perfecto, La Pasión de Isabela, CUNA DE LOBOS (1986) y en coautoría, el Extraño Retorno de Diana Salazar. Además es autor de El Eclipse, La Rosa de Oro (1982), El Brillo de Ausencia (1983), El final de Viernes  (1994), El Dandy del Hotel Savoy (1995), Atardecer en el Trópico (1996); y Juegos Profanos, Juegos Impuros, que junto con Fuegos Fatuos forman el “Tríptico de Juegos”. Su última obra fue: “Después del terremoto” (estrenada a fines del 2002), la cual evoca la tragedia del terremoto del 19 de septiembre de 1985.

PREMIOS:
pag 11 sofia mireles gavito21971, recibió el premio Máscaras a la mejor obra mexicana por “Juegos Fatuos”.
1973-1976, Premio a la mejor Radionovela por San Martín de la Piedra.
1979, ganó el Premio Excelencia en los Medios que se otorga en Washington por la telenovela didáctica “Caminemos”.
1982, gana el Premio Juan Ruíz de Alarcón que otorga la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro por La Rosa de Oro.
1982, Premio Heraldo de México a la mejor obra del año, por La Rosa de Oro.
1988, Medalla Juan Rulfo como homenaje y reconocimiento a su trayectoria literaria.
1990, Premio Juan Ruíz de Alarcón por la obra El Eclipse.
1991, Premio Sor Juana Inés de la Cruz.
1991, ganó el Premio Chiapas en Artes.
1992, Premio de la Asociación de Críticos de Nueva York a la mejor telenovela por la obra “El Eclipse”.
1994, Premio Estrella de Plata por Final de Viernes.

Como dramaturgo fue asistente de Hugo Argüelles, trabajó con Miguel Sabido. También trabajó con Carlos Téllez, y ambos realizan la obra “La Pasión de Isabela”. Téllez lo impulsó a crear la telenovela Cuna de Lobos, que fue el melodrama de mayor éxito en la historia de la televisión mexicana.

Su obra El Eclipse tuvo tal éxito, que llegó hasta La Habana y Nueva York; y se convirtió en un clásico de la dramaturgia nacional; como una extraña coincidencia al año siguiente se produce un eclipse y la obra demuestra autenticidad y vigencia.

Con estas obras, Olmos se convirtió en el mejor escritor de televisión y en el dramaturgo de moda. Algunos críticos sostienen que su obra oscila entre el realismo mágico y el realismo psicológico. Así tenemos que “Atardecer en el Trópico” es una metáfora de las lluvias torrenciales de su natal Tapachula, nos ambienta en esta ciudad fronteriza con Centroamérica en la década  de 1950, representando el ambiente familiar de la provincia en aquella época. Esta obra y el Eclipse son los recuerdos, del autor, de su niñez y su adolescencia en aquella tierra tropical.

Carlos Olmos muere el 13 de octubre del 2003 a causa de un paro respiratorio en la Cd. de México.

*Cronista de Tonlá, Chiapas.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.