Editorial

Editorial: Nº 206

Por domingo 4 de mayo de 2014 Sin Comentarios

Hace algunos años, mi estimado “Guicho” Cisneros

La música es uno de los elementos principales en la identidad cultural, he repetido hasta el cansancio esta máxima, porque estoy convencido que así fue y será por los años y años. En las actividades culturales que Fundación Anjor y la Asociación Doctor José Ley Domínguez han implementado en Mocorito en el pasado lustro,  -que tienen como objetivo aportar a la Atenas de Sinaloa, elementos que se sumen a la riqueza artística de la tierra de los Tres grandes-, la canción popular ha ocupado un de los lugares principales. Alberto Ángel “El Cuervo”, Los Panchos, Jesús Monárrez, Benito Castro, “Coty” Burgueño, Efraín Montoya, Luis Cisneros Alvear, “Guicho” Cisneros y sus Dandys tal y tal, han pasado por diferentes escenarios de la Región del Évora, dejando muestras de talento, oficio y buen gusto con su trabajo estético, en momentos especiales e inolvidables para los habitantes del Pueblo Señorial sinaloense que los han llenado de cantos.

El 29 de abril del presente año falleció “Guicho”- Gómez Palacios, Durango 15-IV-1934-, al conocer la noticia cruzaron por la mente un cúmulo de recuerdos, en especial su presencia en el homenaje que Mocorito y la Asociación Doctor Ley, rindieron al trovador local “Michel”. El historial del cantor mocoritense relata que en alguna época fue integrante del trio Los Dandys, agrupación musical que popularizó las canciones de Cisneros y en el que participó como integrante  el creador duranguense durante un buen tiempo.  Cuando se le propuso a Luis su participación en el homenaje, aceptó de buen grado y se trasladó con el trio para brindar el mejor de sus esfuerzos en el evento.

El trio cantó en la Casa de la Cultura Enrique González Martínez y en la casa materna del ingeniero Carlos Antonio Sosa, entre otras obras “Gema”, “Tres regalos”, “Como un duende”, “Alma de cristal”, “Quinceañera “de la autoría del recientemente fallecido; la noche de la Atenas de Sinaloa se llenó de boleros y romanticismo. Al día siguiente en Guamúchil, el oftalmólogo Francisco Díaz de la Vega ofreció una comida en su domicilio a visitantes e invitados, el menú sustancioso ofrecido por el galeno contó entre otros deliciosos platillos con la especialidad gastronómica del anfitrión “manita a la plancha”. El banquete transcurrió entre muestras de amistad, charla sabrosa y música, al llegar el atardecer llegó la despedida y la promesa que en un futuro cercano nos volveríamos a reunir en las costas del Golfo de California. No será posible,  Luis Cisneros Alvear ha muerto y su final es el de un amigo con el que compartimos música, humor y vivencias QEPD.

No podemos olvidarnos en estas fechas del Día Internacional de la Danza- 29 de abril- ; Día del niño- 30 de abril-. Día del trabajo- 1º de mayo- y Día de la libertad de prensa y expresión- 3 de mayo- los celebramos.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.