Local

“Cuento corto”

Por domingo 2 de febrero de 2014 Sin Comentarios

Por Massiel Rivas*

Cuento-CortoEstá de rodillas, comenzando a rogar.

-No me hagas esto por favor- me dice, obviamente ella no esperaba nada de esto. Yo, trago saliva, y pienso dos veces las cosas antes de decirlas.

-Tú ya no me sirves de nada-

-¡No es cierto! Yo sé muy bien que te puedo servir para muchas cosas aún-

-Alicia, no hables con la boca llena de incertidumbre- ¿qué más le digo? De todos modos la voy a matar.

-¿Qué?- la confundí. Recordé entonces que no leía mucho. Sus finos cabellos que yo había peinado ya estaban hechos un desastre, sus uñas comenzaban a arañar con fuerza su cuero cabelludo. Su fino rostro, echado a perder con todos esos lloriqueos. Ciertamente, sabía muy bien que se iba a poner así cuando le contara todo.

-Dejas muy vacía la historia, Alicia; necesito una buena trama- Intento hablarle dulcemente, pero eso sólo logra que suene más cínica.

-Puedo mejorar, sé que puedo desarrollar algo interesante- -Me encantan tus mentiras, suenan tan… absolutas, creo que es lo único que me gusta de ti-.

-Puedo cambiar- ya casi no entiendo lo que dice, no deja de llorar.

-¡Cálmate! Yo sé de esto, no puedes cambiar-.

-Mira, Massiel; yo sé que al principio puedo parecer poco prometedora pero después te darás cuenta de que…-.

-Estás hueca. Vacía- lo que le digo sólo la está alterando más. Ya sólo pienso en una cosa: “Que no sufra”.

-Adiós, Alicia-

-¡No…!-

…Entonces arranqué la hoja y la arrugué bruscamente, la arrojé al bote de basura, y en la nueva hoja comencé a concentrarme en un nuevo personaje.

*Estudiante de preparatoria UAS, Campus Mocorito.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arte Mudéjar
Siguiente entrada