DestacadosNacional

La Revolución y el corrido

Por domingo 17 de noviembre de 2013 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

La-Revolucion-y-el-Corrido1910-1928, etapa de revolución y de corridos, de los primeros días de la lucha armada y rebelde al fin de la Guerra Cristera, el género músico-literario mexicano por excelencia es testimonio, noticia, expresión artística, herramienta de lucha, desafío a los establecido. Si bien es su tercera época (la siguiente tendrá como plataforma de lanzamiento la aparición de las radiodifusoras) es en este periodo que alcanza la cúspide, por eso no concibo a la Revolución Mexicana sin corridos y a los corridos sin revolución y por ello la siguiente antología de fragmentos de corridos revolucionarios. Que los disfruten.

La cucaracha (fragmentos)
La cucaracha, la cucaracha
ya no puede caminar
porque no tiene, porque le falta
mariguana que fumar.

Con las barbas de Carranza
voy a hacer una toquilla
pa’ ponérsela al sombrero
de su padre Pancho Villa.
La cucaracha, la cucaracha,
ya la llevan a enterrar;
entre cuatro zopilotes
y un ratón de sacristán.

Benito Canales (fragmentos)
Año de mil novecientos
en el trece que pasó,
murió Benito Canales,
el gobierno lo mató.
Cuando el gobierno llegó,
todos venían preguntando:
Donde se encuentra Canales
que lo venimos buscando,
Aquí termina el corrido
de Don Benito Canales,
una mujer tapatía
lo entregó a los federales.

Heraclio Bernal (fragmentos)
Caramba yo soy tu rey,
mi caballo es el segundo
ahora se hacen a mi ley,
o los aparto del mundo.
Cuando a la plaza llegó,
se amotinaba la gente,
gritando ¡Viva Bernal!,
¡Vivan los hombres valientes!
Cuando el gobierno llegó,
se le fueron como rayo,
matando a Heraclio Bernal,
y también a su caballo.

La muerte de Madero (fragmentos)
Con lágrimas en los ojos
y el más profundo dolor
vengo a cantar un corrido
por la muerte de un señor.
En mil novecientos diez
en armas se levantó
y por ideales sublimes
con esfuerzos batalló.
Los muerto se siente mucho
cuando son como este buenos,
nos enseñó democracia
y jamás lo olvidaremos.

Triste despedida de Emiliano Zapata (fragmento)
Voy a cantar un corrido
que vale la pura plata,
donde les doy la noticia
de la muerte de Zapata.
Me jugaron una trampa
del que se había sublevado,
y me creí de Guajardo
siendo yo, gallo jugado.
Muerto está ya el guerrillero
que a ninguno respetó.
Pues a Madero y Carranza,
bastante guerra les dio.

*Investigador y autor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.