Local

DR. JORGE ANAYA GIL (1923-2007)

Por domingo 20 de enero de 2013 Sin Comentarios

Por Juan Manuel Véliz Fonseca*

Dr-Jorge-Anaya-GilNació en el año de 1923, en la ciudad de Guadalajara. Su carrera de médico la cursó en Universidad de Guadalajara. Arribo a Sinaloa de Leyva el 24 de junio de 1952, venía con la encomienda de suplir al doctor Roberto Lasso y Herrera en la dirección de la Unidad de Servicios Coordinados de Salubridad y Asistencia (hoy dirección del Centro de Salud).

El doctor Anaya, primero llego a la sindicatura de Pericos, Mocorito, Sinaloa donde se casó con la señorita Blanca Cázarez y procreo dos hijos; Héctor y Sara. Era de carácter humanista y filantrópico, ya que por la mañana atendía a los pacientes de las comunidades aledañas y por las tarde a los de Sinaloa de Leyva, a estos últimos lo hacía de manera gratuita y si algún paciente de la mañana era de escasos recursos económicos también lo exoneraba de pago de consulta y le apoyaba con medicina. También del doctor Anaya se pueden escribir varias anécdotas: “Un día llego La Licha, una señora de las Playas muy preocupada y le dijo, hay doctor le dijo, fíjese que me dijeron que usted se había muerto, la miro el doctor y le contesto: cuando te vuelvan a decir eso mándalos a tiznar a su madre. Otra es así: “Un día venían voceando los encargados del cine Estrella su función de cine, hoy por la noche gran doble función “El agente FBUno y como segunda función “El hombre vestía”, así anunciaban, entonces saca la cabeza el doctor por una ventana que daba a la calle y grita a todo pulmón ante las incoherencias de los perifoneadores y rectifica “El agente FBI y El hombre Bestia”, pendejos. Otra anécdota es la que me conto Jesús Antonio Meza Berrelleza quien sirvió de ayudante al doctor Anaya durante 28 años, un día llego un señor al consultorio que traía un problema con el hipo. Me digo, casi votando no se me quita ya anduve por Guasave y Mochis y ningún doctor me lo quita. Luego le informe al doctor que en la sala de espera estaba un señor con hipo y que nadie se lo podía quitar. ¡Pásamelo!, me dijo el doctor, luego se me metió a su recamara y le pregunto ¿con que no se te quita el hipo? Al momento que hizo el brazo hacia atrás y desfundo una pistola calibre 45. Vaya susto que se llevo el paciente al momento que le volvió a preguntar ¿verdad que se te quito el hipo? Verdad que si digo el paciente apresurado, balbuceo ¿cuanto le debo doctor? Nada amigo. Salió el paciente después de 15 días con el hipo.

Dr-Jorge-Anaya-Gil02Nunca se olvido de sus orígenes ya que recibía a diario por correo el periódico “El Occidental” que se publicaba en la ciudad de Guadalajara, con tres o cuatro días de retraso, tarde, pero estaba enterado de lo que ocurría. El doctor Anaya nunca presumió lujos, solía pasearse por el pueblo los domingos por la tarde en su carro LTD. Si bien es cierto no hizo fortuna, vivió modestamente más de cincuenta años de renta, no tuvo propiedades en Sinaloa de Leyva. Con domicilio en la calle Álvaro Obregón, esquina con avenida doctor Luis G. de la Torre, s/n, colonia centro. Al sentirse relativamente enfermo se traslado a su ciudad querida, Guadalajara el 21 de octubre del 2007, donde murió el 19 de diciembre de ese mismo año.

*Profesor de la FCA / UAS. Sinaloa de Leyva.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.