DestacadosEstatal

20 Años No Es Nada

Por domingo 18 de noviembre de 2012 Sin Comentarios

Por Leticia del Carmen Medina Troncoso*

Era una tarde de otoño de 1991 cuando mi madre me hizo una inusual petición, que le acompañe a un audición de canto. Yo era integrante de un grupo de lectores de los poemas de Sor Juana Inés de la Cruz, acepto que me costaba trabajo entender los textos de la poetiza para transmitir esa emoción tan peculiar que los envuelven, mi clase era una hora más temprano que la audición por tanto mi madre me espero a mi y yo en atención debía esperarla a ella.

El Teatro Ángela Peralta recién remodelado lucía en su esplendor y la galería donde se presentaban cuadros y fotografías alusivas a la remodelación se encontraba repleta de gente que deseaba una oportunidad para hacer historia, ser parte del Coro Ángela Peralta. El nacimiento del Coro se dio a la par con el surgimiento del Teatro, La Escuela de Música, la Escuela de Danza que se impartían en el Centro Municipal Artes.

Uno a uno los aspirantes hicieron su examen de vocalización, algunos con técnica otros sin ella, recuerdo al Maestro Antonio González sentado al piano, dirigiendo, organizando, empezó a señalar quien seguía y en una de esas me señala a mi, yo que solo iba de acompañante fui seleccionada por él y mi madre que iba de aspirante quedo solo en eso una mera intención.

Empezaron los ensayos de repente me envolví en una nube de notas musicales, de partituras sin saber leer, de nuevos amigos, de ensayos exhaustivos, y de presentaciones.

Recuerdo que nuestra primera Opera fue una Opera Infantil de corte navideño “Amahl y los visitantes nocturnos”, los Reyes Magos eran tres jóvenes promesas que el Maestro Antonio conocía de Monterrey, la madre del niño era la hermosa Celia Gómez procedente de Veracruz donde Antonio González también había formado un coro años atrás y el niño era Georgina Valdez, una voz sobresaliente que era la más pequeñita de todos, toda una promesa.

De ahí siguieron la Gala de Zarzuela, de Broadway, la Gala Navideña, Madame Butterfly con montaje prestado por el Palacio de Bellas Artes, la Opera “Elixir de Amor” al estilo sinaloense, participación en los Juegos Florales, recuerdo uno donde cantamos con Fernando de la Mora, muchas presentaciones más gracias al auge que durante el periodo de Gobierno del Lic. Francisco Labastida se dio a la cultura sinaloense, nos trasladaron desde Culiacán hasta Escuinapa, fue una época muy bonita llena de bellos recuerdos y de entrañables amigos: Jesús Medina, Ramón Gómez, Xóchitl Martínez, Porfirio, Martha Hernández, Conchita, Armando Contreras, Fernando Martínez, Tea Unger, Paloma Hubbard, Oscar Gómez, Francisco Tirado, Marta y Clarisa Pamplona, Felipe Cazares, Lupe Espinoza, Enrique Escobar, Jesús Valdez y su hija Georgina, y los desaparecidos Tere Ibarra, Virginia Hubbard y Juan Peraza, la precursora incansable de este movimiento Jane Abreu sin olvidar a Don Ricardo Urquijo, “El Cayo” sencillo, carismático, amante de la Opera y la Zarzuela. Se formó un comité de personalidades mazatlecas, “Los Amigos de la Opera” que se encargaban de conseguir financiamiento y toda una serie de recursos que han sostenido este auge cultural y su plataforma de proyección el Festival Cultural de Mazatlán, durante estos años. Mención aparte Raúl Rico también como director de Codetur, también llego gente nueva los pequeños niños de la Orquesta crecían y se integraron al Coro como: Mary y Radha Murillo, Marisol, Adán y Patricia Pérez, Armando, Lidia, Noel, Luis Enrique, Diego, Daniela, Carlos llegaron otras presentaciones, otras caras, oportunidades para muchos de proyectarse a nivel internacional, de convertirse en maestros de la misma institución.

Mi tiempo en el Coro se suspendió a lo largo de casi una década y me volví una asidua asistente a sus presentaciones, hasta en marzo pasado que a invitación motivo de los 20 años del Coro Ángela Peralta han hecho para celebrar juntas a esas generaciones, tengo entendido que casi dos mil personas han pasado a formar parte del Coro, hoy gracias a que existe en la Escuela de Música un Bachillerato y una Licenciatura en Música y Canto las filas del Coro son casi de 60 personas en promedio.

El día que regrese al Coro fue un 8 de mayo de 2012, con los mismos nervios de hace 20 años, al sentarme pude ver la alegría de mis viejos conocidos, la aceptación de ellos y tener frente a mi al Maestro Antonio 20 años después, la primera presentación después de mi retorno no pudo ser un mejor día: “El Día de la Música”, el 7 de junio, y para ello el programa preparado eran tangos y música de María Grever, entre otras, eso me rememora un tango que en su lirica dice:

“Sentir que es un soplo la vida,
que 20 años no es nada,
que es febril la mirada,
errante en la sombra te busca y te nombra…”,
“…pero el viajero que huye tarde o temprano detiene su andar..
y aunque el olvido que todo destruye
haya matado mi vieja ilusión
guardo escondida una esperanza humilde
que es toda la fortuna de mi corazón”.

¡Felicidades Queridos Amigos!

*Doctora en Administración y gestión escolar. 2o lugar regional y
4o estatal, género relato; 2o lugar regional , genero poesía,
2011, Juegos Florales del Magisterio, Sinaloa.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.