Editorial

Editorial: N° 115

Por domingo 5 de agosto de 2012 Sin Comentarios

“El veintisiete de julio de 2012, inicio de la gran fiesta Olímpica”

El viernes veintisiete de julio, en el Estadio Olímpico de la capital de Inglaterra, se celebró la Inauguración de la Olimpiada 2012. La fastuosa ceremonia contó con la dirección artística del director de cine, Danny Boyle y durante casi cuatro horas envolvió con música, literatura, danza, teatro, magia, tecnología, luces, y juegos artificiales, a la Reina Isabel II, 130 gobernantes y jefes de estado invitados especiales a la fiesta; a ochenta mil asistentes en el estadio y a más de mil millones de telespectadores que fueron receptores de una experiencia inolvidable, donde el arte fue la señal de: “en sus marcas” con el que dio inicio la Olimpiada XXX de los tiempos modernos.

Canciones tradicionales escocesas, irlandesas, inglesas y galesas en voces infantiles amenizaron el principio de la celebración. “La Tempestad” de W. Shakespeare sirvió de impulso inicial a Boyle; quien en el resultado sonoro -uno de los ejes de la fiesta- incluyó obras de: the Beatles, Rolling Stones, David Bowie, Who, Queen, Kinks, Sex Pistols, The Jam, Amy Winehouse, Duran Duran, Eurytmichs, tal y tal, y en el momento culminante Paul McCartney con “Hey Jude”. Los personajes de la fantasía británica: Peter Pan, Harry Potter, Cruela de Vil, Mary Poppins bajo el conjuro de la frase: “No tengas miedo, la isla está llena de ruidos” de W. Shakespeare en la voz de Kenneth Branagh, asistieron con su embrujo literario a la inauguración. La ceremonia fue un viaje imponente presidido por Sir Charles Chaplin, también fueron las gracias a Tim Berner Lee por ser el creador de las páginas web, un recorrido por la campiña inglesa y la Revolución Industrial, la reafirmación de los símbolos que dan identidad al Reino Unido, desde luego fue el ensamble perfecto entre la cultura y el deporte como tenía que ser el inicio de la gran Fiesta Olímpica Londres 2102.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.