Nacional

Los puentes del Mineral de Bustamante

Por domingo 7 de agosto de 2011 Sin Comentarios

Por J. León Rodríguez Zúñiga*

Cuando los caminos reales del Real de los Ynfantes entre los años de 1749 a 1810, los podíamos encontrar por las siguientes salidas:

Para comunicarte a Tula, no tenías mas que tomar el camino que te llevaba por el arroyo colorado, pasando por las faldas del cerro del “diablo”, continuan­do por las huertas cercanas al paraje “El Gavilán”, sin olvidar que pasarías tam­bién por las casas de los indios pizones ubicados al principio de sus tierras co­nocidas ahora como los “indios”, ahí te­nían su residencia con iglesia, panteón y agua de manantial, según las noticias de los visitadores Tienda de Cuervo y Osorio y Llamas, agregando las voces de los pobladores de generación en generación, es el caso del señor Julio Hernández Barrón quien en vida me co­mentó: “ Hay por donde tiene la tierra Juan Verber Nava, del ejido Bustamante estaban las casas de las Ignacias, unos decían que eran indias, otros que po­bladores antiguos llamados indio, pero esa parte es conocida todavía como las casas de las Ignacias”.

El camino continuaba rumbo a las pozas, el valle de San Miguel de Waldo, Calabacillas el Sichú, para adentrarse hasta la colonial Tula.

Si querías viajar a Palmillas, fun­dada después de 1749, la Palmillas actual, donde están reconstruyendo la parroquia, que fácilmente tiene 260 años desde que empezó como capi­lla de piedra y lodo y ya como templo en forma, no debe tener mas de unos 230 ó quizás 240 años de acuerdo a los documentos oficiales de los padres franciscanos pertenecientes a Río Ver­de San Luis Potosí y las investigaciones recientes y muy completas del padre Carlos González Salas, relacionadas con la “Misiones Franciscanas”. Pero esa in­vestigación pertenece a historiadores serios y responsables. Retomando el camino real de Real de los Ynfantes a Palmillas, salías de la villa, tomando el camino que va todavía por los potreros comunales, llegabas al entronque del camino del Gavilán hacia San Rafael y si querías continuabas de frente hasta las pozas y de ahí tomabas la falda del cerro para salir a la “Tapona” o bien del entronque gavilán San Rafael, seguías a San Rafael y de ahí a la cuesta de Fray Juan, retomando el caminos que te lle­varía a los arrieros y posteriormente lle­gabas a Palmillas.

Otro camino real que te llevaba a Jaumave, salía de la villa rumbo a don­de el sol sale, pasando por la carrera, la cuesta de San Isidro, la Joya de San José, después Joya de palos Blancos y ahora Ejido Bustamante, par proseguir por la Joya Quemada, Altamira entroncando en el camino real de Tula-Jaumave, en ese punto tu decidías si le dabas para Palmillas o continuabas para la tierra janambre.

Las otras dos salidas de Real de los Ynfantes las encontrabas, una con rum­bo al Valle de la Miquihuana, pasando por Santa Ifigenia y la otra de Real de los Ynfantes rumbo al poniente, pasando por la Joya de los Herrera, rumbo a Mier y Noriega, Matehuala, Guadalcazar, San Luis y otras ciudades de importancia.

Pero diría usted apreciable lector: Pero dónde están los puentes de mineral de Bustamante: Claro que no había en ese tiempo, pero ahora le diré que en el arroyo colorado a la salida de Bustaman­te, se tenían tantos problemas cuando llovía, a los camiones tenían que ponerle cadenas a las llantas para que se agarra­ran, la gente puchaba a los automóviles y decía; hay aunque sea para las cocas, era un decir nadamas,… Las cosas han cambiado gracias al puente cavazista, digo Cavacizta por­que cuando fue gobernador de Tamau­lipas el Lic. Manuel Cavazos Lerma presi­dente municipal por segunda ocasión el C. Juan Verber Nava se construyó la ca­rretera Capulín – Bustamante y se hizo la bóveda del puente del arroyo colorado antes de entrar al pueblo. Otro puente de regular importancia que comunica el campo deportivo, fue realizado en la administración municipal 2008-2010 del profesor José Antero Medina Cruz y puesto a prueba con el paso de vehícu­los pesados en la reciente visita del 26 de mayo 2011 realizada por el actual go­bernador Ing. Egidio Torre Cantú.

De la misma manera que se hicie­ron esos dos puentes en épocas recien­tes: Debe gestionarse y construirse el puente de la calle Hidalgo, al final de la calle del oeste a este o mejor dicho cerca del solar de Teodoso Llamas aho­ra del comerciante C. Guillermo Rodrí­guez Ríos, cerca del solar de Pompeyo Herrera ahora Felícitas Correa Herrera, en la entrada del pueblo llegando de los ejidos Lic. Gabino Vázquez y Busta­mante, pues en tiempos de lluvias fuer­tes el responsable de obras públicas y los trabajadores se cansan de limpiar­lo, para que vehículos, cuadrúpedos y transeúntes pasen sin ningún proble­ma, creo que se esmeran demasiado en limpiarlo, usted puede constatarlo.

Por esta razón y muchas más, la actual administración debe gestionar la realización de un puente, para evitar molestias ciudadanas y los arroyos del Pantanito y Rincón Santo, ya no hagan destrozos, golpe a golpe en el vado. Res non verba.

*Cronista del Mineral de Bustamante, Tamaulipas.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.