Local

Del centenario hotel Inzunza a Misión de Mocorito

Por domingo 9 de enero de 2011 Sin Comentarios

Por Juan Salvador Avilés Ochoa*

En una de las ediciones de febrero de 1908 del periódico Voz del Norte que editaba en Mocorito el profesor, poe­ta y periodista José Sabás de la Mora, se anunciaba que el magnífico edificio para hotel que en ese tiempo construía Pe­dro Inzunza quedaría terminado para entrar en funcionamien­to para las fiestas de marzo que se realizarían del 25 de marzo al 4 de abril, lo que proporcionaría un importante servicio a los visitantes con sus amplias y cómodas habitaciones.

Dicha construcción estaba ubicada por la calle Francisco Cañedo, hoy Francisco I. Madero, llevaría el nombre de Hotel Inzunza y fue amueblado elegantemente.

El viernes 20 de marzo de 1908, aún sin concluir, fue pues­to al servicio del público bajo la administración del telegrafis­ta Basilio Martínez y de inmediato se instalaron en el hotel 21 huéspedes. Se decía que la inauguración formal sería después.

A partir de su puesta en marcha el hotel fue sede de las más variadas e importantes reuniones en la villa.

El día 28 dentro del marco de las fiestas de marzo se llevó a cabo en las instalaciones de la nueva edificación una gran kermesse.

El día 4 de abril del mismo año se instaló en el Hotel Inzunza el club político Francisco Cañedo para lanzar la candidatura del general Francisco Cañedo para una nueva reelección, en esta ocasión para el período 1908-1912, quedando el dueño de di­cho inmueble como presidente del mencionado club.

A continuación se describe una breve reseña de la vida de don José Pedro Inzunza Gaxiola, nombre completo del funda­dor del centenario Hotel Inzunza.

Pedro Inzunza fue bautizado en la iglesia de la Inmaculada Concepción de Mocorito el 19 de enero de 1862.

Contrajo matrimonio con Teresa McKay Ávila procreando doce hijos. Uno de ellos: Pedro Inzunza McKay fue diplomá­tico en Berlín, Los Ángeles, Managua, Copenhague, La Haba­na, Buenos Aires y Montevideo.

Pedro Inzunza fue prefecto político en el distrito de Mocori­to, al igual que su padre Juan Bautista de Jesús Inzunza Castro y su hermano el coronel Manuel Inzunza, además fungió como diputado local suplente en tres ocasiones. El desempeño de es­tas actividades le permitió ser uno de los protagonistas del de­sarrollo del antiguo distrito de Mocorito durante el porfiriato.

Además, de la actividad política, junto con sus hermanos Manuel y Ramón fundaron la hacienda Tres Hermanos convir­tiéndola en una de las más importantes del estado.

El empresario fundador del Hotel Inzunza también fue banquero, mayorista, distribuidor de maquinaria alemana para minería y socio de la casa comercial Inzunza Sucesores una de las más importantes negociaciones comerciales del legendario distrito de Mocorito.

Participó en la minería en sociedad con William Wilkins y Perry Fuller, fue exportador de azúcar con concesión para una gran parte del país. Así como afiliado y apoderado de las empresas mercantiles Wholer Bartning, Melchers, Heymann y Goldschmit, todas ellas ubicadas en el puerto de Mazatlán.

Don Pedro Inzunza Gaxiola murió a los 66 años el día 7 de septiembre de 1928 en la ciudad de Los Ángeles, California.

Actualmente, esta añeja construcción -por muchos años fue propiedad de Reyes Inzunza, quien construyó la segunda planta en 1963-, ahora propiedad del empresario mocoriten­se Carlos Antonio Sosa Valencia, reabrió el servicio del hotel, bajo el nombre de Misión de Mocorito.

A finales de 2010, esta majestuosa construcción de dos plantas, ubicada en el centro histórico de la Atenas de Sina­loa, se puso al servicio de la sociedad sinaloense, en particular de la región del évora, y vendrá a consolidar a Mocorito como un destino turístico cultural, proporcionándole bases sólidas al proyecto de hacer de esta ciudad, -la mariposa del vergel sinaloense como le llamará el historiador Víctor A. Miguel Velez- un pueblo mágico, que permita no sólo el mejoramiento de su mancha urbana sino que sea el detonador del ansiado desarrollo económico local y regional, tal y como se lo impri­mió en su tiempo la construcción y puesta en marcha del his­tórico hotel.

*Cronista de Mocorito.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.