Editorial

Editorial: N° 22

Por domingo 24 de octubre de 2010 Sin Comentarios

México cuenta con un patrimonio cultural integrado por una gran riqueza arqueológica prehispá­nica y por su legado monumental pos­terior a la conquista. Tiene veintinueve sitios considerados patrimonio cultural y que son reconocidos por la UNESCO; treinta mil zonas arqueológicas, más de 110 mil monumentos históricos, regis­trados y protegidos legalmente, de los cuales más de cuatro mil se consideran aprovechables desde el punto de vista turístico. Además, cuenta con sesenta y dos etnias.

Esas distinciones, permiten a nuestra nación ubicarse en el primer lugar de Amé­rica Latina y en el séptimo a nivel mundial como receptor de turistas culturales.

De acuerdo con la OCDE, en 2007 más de sesenta millones de turistas nacionales y extranjeros visitaron en el país destinos relacionados con esta actividad. En 2009 la inversión en proyectos de infraestruc­tura para turismo cultural fue de mil seis­cientos millones de pesos. Esta importan­te riqueza patrimonial aporta a la econo­mía del país ingresos cercanos a los cinco mil millones de dólares anuales.

A pesar de ello los programas de apo­yo al turismo cultural en México son aún incipientes y la falta de coordinación operativa de los organismos federales, estatales y municipales encargados de la promoción turística representa un se­rio obstáculo para el diseño e implanta­ción de estrategias y programas eficaces para el fomento del turismo cultural.

Ante estas perspectivas, se debe tra­bajar en el diseño de ofertas turísticas adecuadas a las necesidades y tipologías de sus visitantes, así como en su promo­ción e implantación a través de planes estratégicos efectivos y eficientemente coordinados en todos los niveles de la gestión pública y privada.

Mientras esto sucede, La Voz del Nor­te sigue, semana tras semana, a través de Rutas de Sinaloa, promoviendo los prin­cipales sitios turísticos de nuestro estado con la intención de generar condiciones favorables para los visitantes, y al mismo tiempo, que se establezcan mejores esce­narios de vida para sus habitantes.

¡Visita Sinaloa, un lugar para vivirlo!

Otras entradas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.