Estatal

Despertar la acción nacional, para revertir los efectos adversos del cambio climático

Por domingo 24 de octubre de 2010 Sin Comentarios

Por Javier Avilés Delgadillo*

Entre las luces y sombras de una estrategia nacional contra los efectos adversos del cambio climático en México, se observa todavía débil la esperanza que provocan los continuos intentos del gobierno del Presidente Felipe Calderón Hinojosa, por involucrar a todos los agentes económicos de nuestro país en la lucha por alcanzar un mejor ambiente para todos los mexica­nos. Ejemplo de ello es la constante promoción del Ejecutivo Federal, a través de todos los medios a su alcance, a fin de dar a conocer los impactos desfavorables ocasionados por el cambio climático que ya tie­ne lugar, y afecta la actividad económica en todos los rin­cones del territorio nacional, amenazando hasta más allá de su cuarta generación a la Nación mexicana.

Ahora, más que nunca, se ocupa encontrar las ac­ciones más adecuadas y espectaculares para encon­trar el equilibrio medioam­biental, y revertir así los casi irremediables efec­tos de la contaminación y sus secuelas. Esto es así cuanto que el Presidente Calderón, personalmente se está ocupando de llevar el liderazgo en la promoción y difusión de acciones congruentes para despertar la gran creatividad, ingenio y espíritu de todos los mexicanos. Resulta impres­cindible promover la acción nacional para encontrar las solu­ciones más viables y efectivas en la lucha contra el cambio climático, a fin de evitar que cualquier día se presente aquí un desastre como el que ahora se observa en el espejo lejano del Río Danubio, amenazado por los “lodos rojos” derrama­dos sin control en las riberas de Hungría, en la Europa Central.

Conducir al éxito de las acciones emprendidas por los go­biernos de todos los niveles, conlleva sin duda, involucrar a toda la Nación para que se alcancen los cambios favorables en la cul­tura ambiental de México y Sinaloa, y se generen los procesos adecuados para que los problemas, que actualmente represen­tan la contaminación ambiental y los problemas ocasionados por el cambio climático, se conviertan en una oportunidad para que las empresas produz­can en armonía con su entorno los bienes y servicios más sanos y en equilibrio con la naturaleza. Para lo an­terior, requeriremos de “finanzas verdes”, y la participación del sector privado en los mercados de carbono, así como en el patrocinio de nuevas tecnologías. Hacia allá está señalando la brújula, ha venido a confirmarnos Nick Anstee, el Lord Ma­yor de la City de Londres, en su reciente visita a nues­tro país, para que no quede duda del rumbo que debe tomarse en México.

De esta forma, sólo con acciones nacionales, respon­sablemente dirigidas a lograr el equilibrio con el entorno, promovidas por el actual gobierno de México, se alcanzará en el mediano plazo el cierre definitivo de la actual caja de pando­ra en que se ha convertido la caótica actividad económica en algunas regiones de nuestro país. Enhorabuena.

*Licenciado en Administración Pública/UNAM

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.