Nacional

LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN MÉXICO Y LA REELECCIÓN EN EL SISTEMA DE GOBIERNO EN LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE SINALOA DESDE LA PERSPECTIVA DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Por martes 31 de enero de 2017 Sin Comentarios

la educacion superior 2

Por: José Manuel Cebreros Delgado

¿La reelección del Rector?: respuesta a una exigencia social.
“Toda persona tiene el derecho humano a aspirar a dirigir, en función de los méritos respectivos.”

Es importante precisar que el presente siglo está marcado por un régimen autoritario que han impuesto los grupos del poder económico a la educación superior. Por ello se debe tener claro el por qué la universidad pública es el último bastión del Derecho Social, derecho que a un persiste en el presente, ese derecho social y humano que tuvo a la universidad como su aliado aun antes de las reformas en materia de derechos humanos y como un medio natural para enaltecer al ser humano, de manera particular a los sectores más desprotegidos de la sociedad. De ahí que se menciona la esencia crítica de la universidad pública en cuanto a los derechos humanos y sociales de acceder a la educación como una herramienta de cambio.

Señalaremos que la Universidad vive hoy nuevos tiempos, son tiempos de cambios que se consideran necesarios, pero hay voces en contra.

El Congreso del Estado de Sinaloa aprueba la reelección de rector por una sola vez, reformando los artículos 30, 33, 34, 36, de la Ley Orgánica de nuestra Alma Mater, la Universidad Autónoma de Sinaloa. Sin duda, era una asignatura pendiente que la universidad tenía con la comunidad universitaria y la sociedad, atrás quedan las concepciones decimonónicas que apostaban por un desgaste de nuestras autoridades, hoy con esta reforma, los órganos que gobiernan nuestra institución se fortalecen dando certidumbre y gobernabilidad estructural al rector en turno, con ello alcanzando un viejo anhelo de esta centenaria casa de estudios, que al igual que otras universidades públicasha estado avocada a su función de generar conocimientos, promoviendo procesos de aprendizaje y enseñanza innovadores con arraigo social; cuyo propósito central, es producir nuevos profesionales con reconocimiento social que ha conquistado ahora.

La Universidad Autónoma de Sinaloa, como otras instituciones del país y del extranjero, tiene dentro de su forma de gobierno una esencia educadora y formadora de cuadros profesionales y técnicos, a sus funciones de investigación y extensión, sumó su vocación crítica y su compromiso social aportando a la situación económica, social, política y cultural de su entorno estatal y regional. Su rostro progresista y democrático influyó en la vida social y política de Sinaloa.

Esta reforma emplaza más a nuestras autoridades a responder con transparencia, en donde cada uno de sus departamentos puedan ser auditados para dejar cuentas claras contra la duda y la marrullerí de aquellos que hacen de la crítica visceral a su función sustantiva. Con este cambio a la ley orgánica, accedemos a una autoridad más probada, con órganos de gobierno más confiables y que estos respondan de manera responsable a procesos de certificación que abonen al desarrollo de nuestra universidad.

Esta reforma permite consolidar logros obtenidos y con ello responder a esa demanda social que el estado nos exige, con un compromiso más serio, y sabiendo los retos que nuestra sociedad nos demanda, respondiendo de manera puntual a las necesidades de nuestra sociedad, generando proyectos que impacten y dinamicen los estratos más necesitados de nuestra población, este es y ha sido el compromiso de nuestra universidad y con estos cambios a la ley orgánica se harán más factibles, posibilitando al rector, si es que hace las cosas bien, otorgarle un periodo más largo para consolidar los proyectos, sin distractores electoreros, teniendo más tiempo para madurar y consolidar proyectos con resultados objetivos, respondiendo con su gestión prolongada a la confianza de los sinaloenses y sobre todo que el rector se dedique de tiempo completo a gestionar y a proyectar metas y alcanzarlas. Sabemos del gran compromiso de nuestra función, esta responsabilidad que el estado encarga con la reelección no es una aventura, la universidad está respondiendo con hechos de que las cosas se han realizado bien, hoy más que nunca con la reforma se dará continuidad a lo ya alcanzado eso es la gran responsabilidad que la reelección demanda.

En conclusión: de acuerdo al análisis de los artículos reformados el H. Consejo Universitario podrá resolver en los casos de reelección siempre y cuando el rector lo solicite y cumpla con los siguientes aspectos:

I. L a importancia y trascendencia de los logros obtenidos durante su cargo; y
II. L a necesidad de dar seguimiento, para su concreción y consolidación de los programas y proyectos en
curso.
Aspectos que el actual rector el Dr. Juan Eulogio Guerra Liera, reúne de acuerdo al plan 2017.

Con la intervención del H. Consejo Universitario y la no aplicación de los cuatro meses en el caso de la reelección, se evitará un vacío en el gobierno de la institución y se garantizará la continuidad de las funciones institucionales que no tendrán que interrumpirse.

En resumen, se trata de responderle a la sociedad y apalancar la inteligencia académica para preservar diligentemente a la UAS como el tesoro cultural, que siempre estará orientada al progreso de Sinaloa y del país.

* Maestro en estudios Parlamentarios, candidato a Dr.
,Académico de la UAS y Consejero de la CEDHS

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.