Nacional

Circo y deporte… vuelta a la realidad

Por domingo 6 de julio de 2014 Sin Comentarios

Por Alberto Ángel “El Cuervo”*

pag 6 el cuervo1—¡Qué triste… Ya terminó el mundial…!
—¿El mundial…?
—¡El mundial de futbol…!
—Ah… Y ¿Por qué la tristeza…?
—¡Oye, no me digas que no es triste ya no tener la emoción de que jugamos en Brasil en contra de las potencias del mundo, no me digas que no es triste ya no tener la ilusión de que vamos a pasar a la siguiente etapa y que chance y ganemos el mundial!
—¿Jugaste…?
—¿Cómo…?
—Que si jugaste, que si eres futbolista, que si estuviste ahí pateando la pelota pues…
—¡Claro que no, no seas payaso, pero se supone que todos los mexicanos debemos apoyar al país! Por eso digo “jugamos”…
—Apoyar al país…
—Pues sí, cómo te puedes decir buen mexicano si no te pones la verde… No amueles ¡Aquí es cuando se ve el amor a México…!
—Entonces, según tu elevado raciocinio ¿el ponerse una camiseta de futbol que pagas a precio infladísimo en comparación a cualquier otra y cuya ganancia va a ser para los empresarios y sus negocios es tener amor por México?
—No te vayas a los extremos, mano… Para comenzar, gracias al mundial, le quedan a Brasil miles de millones de dólares de ganancia…
—A Brasil…
—Sí, a Brasil…
—A los brasileños, o brasileiros…
—Pues claro que a ellos…
—De los miles de millones de dólares que dejó de ganancia a las empresas el circo del balompié…
—¿Como cuánto les tocará por cabeza a los habitantes de Brasil? Y me refiero al habitante común, al trabajador, al pueblo…
—Pues no sé, mano… No me voy a poner a investigar eso pero claro que les deja ganancias…
—¿Has visto la miseria que contrasta en Río de Janeiro entre las llamadas favelas y las playas y barrios lujosos donde llegan políticos, empresarios y personalidades del Hola y demás revistas de la moda mundial?
—Pues hasta los de las famosas favelas recibieron mucha lana… ¿No viste que hasta se iban a comer en restaurantes de ahí y que ahora es una zona turística?
—Sí, lo vi… Como siempre, los empresarios tienen la capacidad de convertir la miseria en un gran negocio y el drama en folklore…
—Pues dirás misa… Pero según estadísticas el mundial de Brasil dejó más de 4000 millones de dólares de ganancias… ¿Tú sabes todo lo que puede hacer el gobierno de Brasil con esa cantidad de dinero?
—¿4000 millones de dólares para el pueblo brasileño? Bueno, eso sí sería noticia… Pero aún cuando le dejaran todas las ganancias a Brasil lo cual es remoto y más remoto aún que llegue a manos del pueblo brasileño, quedaría un desfalco de más de diez mil millones de dólares debido a que gastaron 14 mil millones y que desde luego quien lo paga es el pueblo…

pag 6 el cuervo2La discusión… O más bien una especie de monólogo eufórico por parte de mi interlocutor, siguió por un buen rato más… Por más que hice el intento, no pude producir un ápice de conciencia en él acerca de la terrible manipulación y obnubilación que significa el circo que los poderosos manejan en estos casos… Muchas preguntas, muchas cuestiones surgen alrededor del circo de la pelota pateada.

Por principio, debemos decir que el deporte como tal, no es lo criticable. Creo firmemente en el adagio: mens sana in corpore sano. De hecho, los deportes que implican un balón y las patadas correspondientes, son muy antiguos y podríamos decir que aparecen en las más diversas y apartadas regiones del mundo. El futbol como lo conocemos en la actualidad tiene sus orígenes en las llamadas islas británicas, lo que es hoy en día Inglaterra o Reino Unido.

Pues fue ahí en la Edad Media donde surgieron actividades lúdicas de equipo conocidas como códigos de futbol, pero alrededor de 1850 se dieron las primeras reglas y unificaciones y de ahí se partió hacia otros deportes como el rugby, futbol americano, futbol australiano y otras variaciones más en las que se utiliza un balón y el impulso del pie.

En otras regiones del mundo, también surgen deportes que tienen que ver con un balón y el impulso del pie y otras partes del cuerpo menos las manos. Justamente en la región guaraní, que hoy en día forma parte de Paraguay, Argentina, Bolivia, y Brasil, se registra por parte de los jesuitas catequizadores un juego con una pelota o balón de goma maciza que rebotaba mucho y que sólo era impulsado con la parte superior del pie desnudo… Ahora bien, el principio de la colonización de estas regiones (1494) es muy cercano cronológicamente al surgimiento del deporte en Inglaterra… ¿Sería posible que entonces fuera llevado el juego de la región guaraní a los ingleses en otro acto pirata?

En fin… En otras regiones mesoamericanas, el juego de pelota también con un balón de hule macizo que rebotaba muchísimo y que se juega con los pies, las piernas y caderas básicamente, fue de importancia muy grande en la cosmogonía de esas culturas…

Claro que, el juego de pelota prehispánico, cuyo testimonio arquitectónico duerme en prácticamente todas las construcciones del antiguo México, tenía una razón de ser que iba más allá de convertirse en estadísticas de los medios de comunicación.

El tlatchtli, juego de pelota náhuatl, se calcula que se practicaba desde hace unos 1500 años A. C. No se jugaba solamente con fines lúdicos cotidianos, sino por razones que van desde el ritual más arcaico y profundo de la cosmogonía de los pueblos mesoamericanos hasta el intentar solucionar conflictos o pleitos por tierras, tributos etc. Hasta la actualidad, se sigue practicando este deporte en algunas regiones de lo que fuera Mesoamérica y generalmente es conocido con el nombre de ulama. Proviene este término, del náhuatl ulamaliztli que significa juego con una pelota de hule.

Como estos casos citados arriba, existen en otras regiones del mundo juegos con un balón que se patea y/o se corretea. Cuando se habla de la tremenda popularidad del futbol en la actualidad, resulta lógico pensar en el vínculo arcaico que en muchas de las culturas de los distintos pueblos de la tierra existen con juegos o deportes similares  desde siempre en su cultura… Pero claro que la o las connotaciones contemporáneas en torno al deporte van mucho más allá del deporte mismo.

pag 6 el cuervo3

En un principio, era la gloria del triunfo por razones de honor y cuyo premio de coronas de laurel brindaba prestigio al atleta como persona íntegra y digna de respeto. Era así un héroe que sublimaba la lucha en la actividad lúdica y corporal del deporte. Pero basta con asomarnos a las motivaciones que un deportista contemporáneo tiene para darnos cuenta que las razones son diametralmente distintas. El deporte hoy, es un gigantesco negocio.

Volvamos a hablar de las ganancias exorbitantes que los famosos mundiales de futbol dejan. Esos 4000 millones de dólares de ganancia en el mundial de Brasil, se divide entre la FIFA, las Federaciones de los distintos países que participaron, los premios a los equipos y deportistas ganadores y una cantidad para el país sede.

En este caso, Brasil, según datos semioficiales que la prensa maneja, recibirá 100 millones de dólares de beneficio contra 14 mil millones que gastaron. De esos 100 millones de dólares claro que un porcentaje mayoritario será para las empresas y el gobierno y finalmente al pueblo que queda endeudado tremendamente, no le toca más que la deuda. Y ¿Por qué se acepta esto sin protesta alguna? Pues porque precisamente se apuesta a la enajenación, a la obnubilación de los pueblos… Juvenal, el poeta romano, escribe 100 años A. C.: “Desde hace tiempo —exactamente desde que no tenemos a quien vender el voto—, este pueblo ha perdido su interés por la política, y si antes concedía mandos, haces, legiones, en fin todo, ahora deja hacer y sólo desea con avidez dos cosas: pan y juegos en el circo”. Ahora, vuelta a la realidad… A darse cuenta que mientras soñaban con que el chicharito metía gol y el piojo mentaba madres argumentando que no era penal, tristemente parafraseado por el mandatario federal, en las cámaras se aprobaban las leyes que el pueblo rechaza, se aprobaba un plan de circulación que el pueblo no quiere y que le fue impuesto para su perjuicio y beneficio de los grandes consorcios automovilísticos, fue aprobada la ley telecom que nos remite a tiempos persecutorios de manera insultante, fueron aprobados incrementos una y otra vez en los artículos de primera necesidad y fue aprobada por los representantes del pueblo en las cámaras, la privatización de nuestros recursos… ¡Qué venda tan enceguecedora puede constituir el circo para mediatizar, para obnubilar las conciencias…! Vuelta a la realidad…

Mientras muchos empeñaron hasta la camisa para soñar con “pasaremos a cuartos de final”, sus héroes ganaron millones en anuncios y los empresarios usufructuaron la emoción que brota del corazón del mexicano quien mientras tenga la esperanza de que el piojo le miente la madre a los extranjeros y Rafita y Oribe junto con super memo les hagan soñar, sigue feliz…

La política, la economía, la represión, la falta de presupuesto a la educación, la cultura y la salud no importan en tanto que el piojo siga dirigiendo heroicamente la selección… Vuelta a la realidad… Termina el sueño, comienza otro que al fin, es de lo que se trata, de no darse cuenta… De no volver a la realidad…

*Cantante, compositor, escritor y pedagogo.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.