Nacional

Óscar Chávez El Llanero Solitario de la canción mexicana

Por domingo 10 de noviembre de 2013 Sin Comentarios

Es una especie de leyenda, siempre vestido de negro, que sigue convocando a miles. En Tijuana es aplaudido con la misma entrega de hace 3 décadas.

Por Jaime Cháidez Bonilla*
Imágenes: Alfonso Lorenzana

Oscar-Chavez1Lo mismo se puede ver a una persona consumiendo un vino fino de Valle de Guadalupe que a un niño comiendo churros y una señora masticando elotes y una pareja degustando tostadas de pulpo. Es la noche fresca de octubre, mientras el hombre de negro, una especie de leyenda llamada Óscar Chávez, canta en comunión con su público:

Si tu sabes que te quiero, con todo el corazón, con todo el corazón, con todo el corazón. Que tú eres el anhelo, de mi única ilusión, de mi única ilusión, de mi única ilusión…”

De pie, en sillas o en el suelo, la gente mira y escucha a Óscar con su inseparable trío Los Morales. Es una noche de ronda. Toda la Bola está rodeada de oferta gastronómica. La música y la buena comida conviven gracias a una feliz coincidencia, el Baja Culinary Fest y el concierto de clausura de aniversario 31 del Cecut, con Óscar Chávez.

Vestidos de negro, fiel tradición, Óscar y Los Morales hacen un recorrido por canciones de rescate histórico y otras de rigor. Juegan con el ambiente de fiesta, “me quisiera comer un panecillo de azúcar y canela muy caliente, me quisiera arrancar hasta los dientes”. Y luego hacen cantar a los presentes con juegos de palabras: “porque yo sé la química, retórica-botánica, botánica-retórica y sistema decimal”.

Lacónico, charlando simplemente lo necesario, Óscar Chávez luce protegido con una chamarra negra, se escucha cansado. Son ya 78 años de edad, de ser el Caifán mayor, el Estilos, un lobo estepario de la canción histórica mexicana, de andar y andar los caminos en distintos festivales, bares, auditorios y el teatro de las Bellas Artes en la ciudad de México.

Antes del concierto se le recuerda su primera presentación en el Festival de la Raza en el estadio del CREA en Tijuana. Octubre de 1984. Coincidieron Tania Libertad, Amparo Ochoa, Gabino Palomares… Entre el público caminaba Carlos Monsiváis.

-“Sí, cómo no, fueron varios años y en distintas ciudades del norte de México. Era muy buena idea, no sé porqué ya no volvieron a hacerlo”.

En uno de esos Festivales de la Raza, en Ciudad Juárez, el cineasta tijuanense Isaac Artestein lo buscó y le propuso ser el protagonista de la película “Rompe el Alba” (Break of Dawn, 1988). Óscar aceptó interpretar la vida de Pedro J. González, un personaje real que vivió en Los Angeles, California y Tijuana.

Y esta noche de octubre, precisamente, se reencuentran Óscar e Isaac, 25 años después de la filmación y llegan a un acuerdo. Invitar a María Rojo, la otra actriz protagonista, para una presentación conmemorativa de la película en la Cineteca Tijuana, a fines de noviembre.

Calificado como un hombre huraño, esta noche Óscar Chávez se nota contento. Mira la explanada del Cecut, hay miles de cabezas expectantes.

Oscar-Chavez2

-¿Qué te significa, Óscar, que en 30 años de conciertos en Tijuana, la gente siempre te venga a ver por miles?

-“Magnífico, siempre me ha ido muy bien en la frontera. Aunque no soy muy conocido, por muchas razones… Vamos, sí me conocen pero son minorías, no los públicos grandotes porque como no me visto ni de charro ni de china poblana, es más difícil para uno. Pero en Tijuana siempre nos ha ido muy bien”.

-Óscar ¿eres una especie de Llanero Solitario?

-“Nooo, lo que pasa es que soy más viejo que otros ¿no? Ja,ja,ja”.

El concierto de Óscar Chávez dura exactamente hora y media, después de haber regresado tras la ovación. Al final, mucha gente no se va, se quedan disfrutando la noche, la explanada del Cecut, el fin de semana. Es como estar en el jardín central del pueblo, junto al kiosco, la charla con los amigos. Una buena idea que debiera de repetirse cada semana.

*Periodista cultural.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Siguiente entrada