DestacadosNacional

Álamos: Una Ida y Una Vuelta

Por domingo 2 de junio de 2013 Sin Comentarios

Por Juan Diego González*

Alamos02Estuve en Álamos en un viaje de estudios de la prepa Tecmilenio, el último viernes de abril. Después de la comida, me habló Meztli Estrada, joven poeta y artista plástica. Quería reunirse conmigo para platicar sobre una serie de talleres por parte de Escritores de Cajeme. Así lo hicimos y quedamos de vernos otra vez para afinar detalles, pero ahora en Ciudad Obregón. La nueva reunión se hizo un miércoles, cuando tenemos el taller de escritura creativa (en el que apoyo a Juan Manz en la coordinación). Lo maravilloso en el mundo del arte es como todo se vuelve un flujo de ideas. Llegamos al acuerdo de visitar Álamos el Día Internacional del Museo con una serie de eventos literarios.

Resulta que Metzli es hija del escultor Tony Estrada, actual director del Museo Costumbrista de Álamos y tenía la encomienda de organizar algo especial para el 18 y 19 de mayo, en el marco de la celebración ya mencionada. Ya estaba en agenda la presentación del libro “De Efe” de Carlos Sánchez para el sábado 18. Como parte del taller literario se propuso la presentación del poemario “Pupila desatada” de Sandra Mortis, a cargo de Claudia G. Chávez (enamoradamente mi mujer) y Camila Serrano. Esto quedó apuntado para el domingo a mediodía.

Para tener abierto el espacio infantil se invitó a la teatrera Lolita Retes (alumna también del taller literario) con “Despertar el cuerpo jugando”, sesión de iniciación al teatro para adolescentes y un cuentocuentos de mi parte, además de presentar el libro infantil doble “Fer y el misterioso ladrón de los dientes de leche/Katy y el hada que vivía en la cajita de colores”. (Este libro y “Pupila desatada” son ediciones de bolsillo de la Asociación para las Bellas Artes-Apalba). Ambas presentaciones quedaron para la mañana del domingo.

Nos organizamos. Rentamos una casa. Escritores de Cajeme nos apoyó con parte de la gasolina. El Museo Costumbrista de Álamos nos invitó la cena del sábado (que terminó en convivió en la casa de Tony Estrada) y la comida del domingo. Nos arrancamos el sábado después de las tres de la tarde. Nos acomodamos en mi carrito verde, un chevy monza aguantador y correoso; y en el stratus azul de Claudia, mi mujer. Junto con nuestra hija Katy, el grupo de aventureros creció porque se nos unieron los artistas plásticos Eda Chávez y Ángel Luzanilla. Ellos aprovecharon para reunirse con Tony, porque tienen en puerta la inauguración de una exposición colectiva allá en el museo. De última hora, nuestra amiga Eloísa, se subió a la caravana y ahí te vamos.

Alamos01Carlos Sánchez y su novia Lupita se fueron temprano. Así que allá nos esperaban. Después de una vueltecita por Navojoa y una comida frustrada. Llegamos justo para comer algo en el restorán de doña Lupita, adelantito del Palacio Municipal de Álamos. Barridos (algunas mujeres se cambiaron en el baño del restorán) pero contentos, alcanzamos la presentación de Carlos Sánchez y su libro, a cargo de Lupita y Meztli. La inauguración estuvo a cargo de Tony Estrada (un abrazo, caro amigo y mis respetos, porque a pesar de estar convaleciente de una operación, estuviste al pie del cañón). “Sean bienvenidos al Día Internacional del Museo en voz de los escritores. Álamos los recibe como visitantes distinguidos y el Museo los aprecia como amigos entrañables”.

Al terminar la presentación, nos fuimos a instalar. La casa era grande, pero estaba descuidada. Por ser extranjeros, nunca supimos de los graves problemas del agua que sufre el pueblo mágico de Álamos. Y se agravó cuando nos enteramos que el tinaco estaba vacío. (Lolita se lastimó una costilla encaramada en el techo). Esa noche fue fiesta y decidimos tomarla como venía. (Tony, invítanos otra vez). Lectores vayan a Álamos, lo van a disfrutar. En la mañana del domingo nos las ingeniamos para bañarnos a cubetazo limpio. Mil gracias a los vecinos alamenses, gente solidaria y con el corazón tan tierno como el pan, que nos donaron agua.

Lolita y yo tuvimos nuestras presentaciones. La verdad me encanta trabajar con niños, son muy receptivos. Pero esta vez tuve hasta jóvenes y personas mayores. Nos divertimos con el cuentacuentos. Al filo de las 12, se hizo la presentación de “Pupila desatada”. Claudia, mi mujer, se estrenó como presentadora. Los nervios la tenían bien seria, pero a decir de los compañeros, lo hizo muy bien. Igual Camila hizo lo propio. Sandra Mortis leyó varios de sus poemas y explicó un poco el origen de cada uno. La poeta agradeció a Irma Arana, presidenta de Apalba por la edición del poemario.

Tony, como buen anfitrión, nos invitó a comer. Pero antes nos explicó algunos detalles del Museo y nos expresó su deseo de que volvamos. Dejamos libros a consignación para la venta. Abrazamos (con cuidado por la operación) a Tony. Ahora, la comida fue en el restorán de Reina, a un ladito del hotel “Casa de los Tesoros”. Platicamos más asuntos de arte y literatura. Álamos es mágico y despierta tus sentidos a otro nivel.

Parada obligatoria en el Oxxo, dulces, galletas, paletas de nieve y líquidos, “pa´la calor” diría mi abuela Consuelo. Como a las tres de la tarde nos enfilamos rumbo a Navojoa. Contentos, satisfechos, emocionados, sorprendidos. Definitivamente regresaremos. Álamos nos conquistó.

*Escritor y docente sonorense.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.